El loco de la colina

Y un día, lo voy a ser para vosotros.

Pero, tenemos un problema nada más empezar. No importa que algunos recuerden a un tal Jesús Quintero y a su programa. Este programa:

Y no importa, porque Jesús Quintero bebía de los vientos originales, que son estos:

Y por supuesto, estos:

Tenemos un problema. Me gusta la sintonía del programa, me gustaba su madrugada. Y yo quiero mi programa de radio, para vosotros.

Lo que pasa, amigo Deckard, es que mi yo anglófilo se volvió muy contrario a lo anglo. Mucho. Ísimo. Sabéis cómo ocurrió. Os lo he contado.

Y por tanto yo quiero que mi radio empiece con algo no anglo. Algo español, por ejemplo.

Llegamos al segundo problema: no quiero.

A pesar de mi visión actual de las cosas, yo sigo enamorado de la melodía. Y si aún estáis leyendo, os diré por qué.

Radio Luxemburgo: en la Sierra de la Bovia, Asturias, en la frontera con Galicia. Esta Sierra:

Fotografía de un servidor, allá por 2009.

Sobre 1985 o algo así yo había acampado en esta sierra. Antes era más salvaje y no había carretera. Y no estaba prohibido acampar. Es una larga historia que conté en otro idioma, pero no he contado aquí, creo.

El caso es que de madrugada, en la más absoluta oscuridad, tanta que ni mis manos podía ver, sonaba la radio. En la onda corta. Es un tipo de onda que por su frecuencia rebota en la atmósfera y así alcanza larguísimas distancias, con bien poca energía.

Y así, esa noche sonaba Radio Luxemburgo en la montaña. La onda iba y venía, a medida que los vientos cambiaban el rebote a varios kilómetros de altura. A veces se oía muy bien. Y a veces había silencio. Y miedo.

Se pasa algo de miedo cuando tienes 16 años y has acampado en una sierra remota llena de lobos y osos, para ver las lunas de Júpiter con tu telescopio. También se siente júbilo. Y además, la memoria es para siempre.

Por lo tanto y a pesar de mis cavilaciones y muchas tribulaciones, mi programa de radio, nuestro programa de radio, comenzará con Pink Floyd y su Shine on you….

No puede ser de otra manera.

Y que sea pronto.

Te quiero, Deva.

Esta entrada fue publicada en Expulsado del mundo, La Física es un placer, Las máquinas, Youtube. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El loco de la colina

  1. Pingback: El loco de la colina — Contra la ley “antitabaco” – El Noticiero de Alvarez Galloso

Escribe aquí tu comentario. Si eres nuevo en el cuaderno, tu comentario puede tardar unos minutos en ser aprobado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s