Demandado por acoso sexual

Vaya, vaya, vaya, nuestro viejo “amigo” tabacófobo…

 

Os hablámos de él en “Un par de empujones más“:

“…principal gurú mundial de la ideología antitabaco, el “doctor” Stanton Glantz (Universidad de California).”

“…cabeza visible de la ideología antitabaco que nos acosa. Si queréis un responsable del odio actual hacia el tabaco y los fumadores, un odio basado en mentiras descaradas, Glantz es vuestro hombre. Es el que vendió como cierto el “milagro de Helena“, el falso estudio desacreditado mil veces, en el que se basa la “teoría del fumador pasivo”.

Es este señor tan simpático:

fat-glantz

Más:

“A instancias suyas y con el dinero que roba a los fumadores, California subió en abril de este año el precio de la cajetilla a $9.00. Y dice este señor que la medida ha sido tan “bien acogida” que:

“Este es un gran efecto”, dijo el Dr. Stanton Glantz, investigador de la Universidad de California, en el Centro de Investigación y Educación sobre el Control del Tabaco de San Francisco. “He sentido durante mucho tiempo que estamos llegando al punto en California donde el tabaquismo es tan bajo que un par de buenos empujones como este, y podría librarse de él.”

Sin duda, dado que con esta subida, Glantz se embolsará una parte de los 1.300 millones de dólares más que se robarán a los fumadores. Y parte de ese dinero, irá destinado a nuevas campañas para acabar con el tabaco y quienes lo fuman.

Se ha hecho inmensamente rico robando y p*teando a los fumadores. Y ha extendido su modelo de negocio a casi todos los países, España incluidísima. Y recordad que España hará lo que haga la “progre” California, pero más a lo bestia todavía. Iremos cayendo uno a uno…”

 

 

Bueno, pues ahora resulta que le acusan de “comentarios sexuales inapropiados” con mujeres, dentro de su exitosa y multimillonaria organización antitabaco. También se le acusa de “mirar escotes lascivamente“. Más aún, también se le acusa de “doble rasero con mujeres de raza negra” y de “comentarios despectivos hacia los nativoamericanos.”

 

Vaya, vaya, doctor. Veremos qué pruebas van saliendo. Pero desde aquí recordaremos siempre que usted nos condenó a los que fumamos tabaco falsificando pruebas y mintiendo descaradamente. E hizo que el mundo nos condenase, acosase y marginase.

 

Decidirán los tribunales cuál es su destino, “doctor” Glantz. Si mienten o exageran o dicen la verdad quienes le acusan. Pero aquí siempre supimos lo que es usted.

 

 

“Glantz” se pronuncia casi exactamente igual que “glans” (“glande”, en español). Y un insulto común en inglés es dickhead (cabeza de p*lla). 

18425119_10213799743966788_1427333474757504473_n

dick·head

(dĭk′hĕd′)

n. Vulgar Slang

An inept, foolish, or contemptible person.

n. Jerga vulgar. Persona inepta, estúpida o despreciable.

 

El que a hierro mata, hdlgp.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, Intolerancia antitabaco. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Demandado por acoso sexual

  1. Aeneas dijo:

    Voy a hacer un poco de abogado del diablo.

    Lo de las demandas por acoso sexual o racial u homófobo o contra alguna de las modas actuales son un recurso muy típico para muchas cosas y, sobre todo, para ir contra alguien. Ya sabéis como está el patio en el tema de las “minorías”. Lo curioso es que en este tipo de leyes (y que nos trajo a España nuestro “querido” ZP) se hace lo que se llama la “inversión de la carga de la prueba” o como se conoce en el mundo del derecho: la “Probatio diabolica” (o prueba del diablo como se diría en nuestra lengua) y es el acusado el que tiene demostrar su inocencia. Es decir, hemos vuelto a tácticas inquisitoriales y típicas práxis de regímenes nada tolerantes con las libertades. Así que amigo Stonto Glande, espero que te comas la demanda con papas.

    ¿Es inocente este desalmado? Ni lo sé, ni me importa. Sólo que estoy disfrutando de ver como una de las políticas del “progresismo” le está devorando a una persona que obviamente si no las apoyado, ha vivido muy bien gracias a ella. Sólo le deseo que sufra la intolerancia que él ha destilado contra todo los fumadores. Sé que disfruto de forma rastrera, pero aun en el peor de los casos, sólamente me estoy poniendo a su nivel de rastrero.

    Tanta paz lleves como dejas Stanton Glande.

    Le gusta a 1 persona

    • Kaw-djer dijo:

      Describes en tu comentario exactamente el tono y filosofia de la entrada, Aeneas. No sabemos si es culpable o no. Pero le atacan en la misma forma q él nos atacó (“probatio diabolica”).

      No pasa nada pq nos bajemos a su nivel rastrero. No solemos ser asi. Pero todo tiene un limite y este señor lo traspaso hace tp, con nosotros.

      Me gusta tu frase: “Tanta paz lleves como dejas Stanton Glande.”

      Q asi sea. Y añado, rastrero, lo se, que “ahora te j*des, Stanton Glande”.

      Me gusta

      • Kaw-djer dijo:

        Ah y recordemos q nosotros le estamos dando el BENEFICIO DE LA DUDA cosa q él nunca nos dió. Quizás no sabemos ser tan rastreros como él.

        Me gusta

  2. Elena Sanz-Orrio dijo:

    Lo malo es que el Sr. Glanz no es solo el Sr. Glanz. Como tal Sr. Glanz no habría llegado en su maldad a ninguna parte.
    Es uno de los eslabones de la cadena del Sistema que no parará hasta reducirnos a muñecos de plastilina para acomodarnos a todo lo que le plazca.
    No sé que podemos hacer. Es una enorme masa que nos aplasta.
    Pero la cosa va tan de prisa (en todos los aspectos, no solo el del tabaco) que puede que colapse por si sola. Pero no será sin un enorme sufrimiento para todos.

    Le gusta a 1 persona

    • Kaw-djer dijo:

      Asi lo veo yo tb, Elena. Esto acelera, va cada vez mas deprisa. Se acerca el colapso y sera como dices, con enorme sufrimiento para (casi) todos.

      Y si, por supuesto Glantz es solo un peon visible.

      Me gusta

  3. Deckard dijo:

    A mí también me da igual que este señor sea culpable o no, y si es culpable se merece lo que le caiga, pero me choca mucho el tipo de acusaciones que le hacen: ¿qué es eso de “mirar lascivamente el escote de una mujer”? ¿quién dice lo que es lascivo o no, o el grado de lascivia que puede tener una mirada y el que no? eso me recuerda a los crímenes de pensamiento, o a los “precrímenes” de P.K. Dick, o esa frase que he oído en alguna película de EEUU, que mirar más de 5 segundos seguidos a una mujer ya es acoso(lo dicen medio en broma medio en serio). Si eso es todo lo que tienen contra él, no me gustaría que lo condenasen, aunque me caiga pésimamente mal y nos haya hecho a los fumadores lo que nos ha hecho, pero un error no se corrige con otro.

    Le gusta a 1 persona

    • Aeneas dijo:

      Estoy totalmente de acuerdo con tu conclusión y mi comentario iba en ese sentido. ¿dónde está el límite entre mirar y faltar el respeto? Yo cuando veo una chica guapa por la calle, la miro, con todo el disimulo posible, pero nunca le faltaría el respeto diciéndole cosas, babeando detrás de ella o incluso acosarla. Quizás para una de esas fanáticas feminazis yo sea un machista en potencia que merece la castración.

      El caso de Glande me recuerda al de López Aguilar, el impulsor de la ley Viogen que ha condenado a miles de hombres inocentes a perder la custodia de sus hijos, a divorcios ruinosos, a fines de semana en el calabozo e incluso a la cárcel sólo por la palabra de una mujer. Pues López Aguilar (que fue ministro de justicia con ZP e impulsó esa infame ley) fue acusado con su misma ley. Tuvo que salir en todos los medios (cosa que la gente común no podemos) casi llorando gritando a los 4 vientos que era inocente y que sólo se trataba de una disputa doméstica. Aunque es algo desagradable, en cierta manera sentí satisfacción.

      A mí me recuerda más al libro de Mary Shelley, Frankenstein, donde el doctor Viktor Frankenstein (la gente cree que Frankestein es “la cosa”) crea a una criatura que finalmente será su perdición y su ruina. La moraleja del libro es que no podemos jugar a ser dioses y tratar de jugar con cosas que no podemos controlar; en este caso, la ingeniería social la cual siempre he sostenido que es muy peligrosa, puede dar resultados inesperados e incluso volverse en contra de uno.

      En el caso de Glande espero al menos que reflexione sobre lo que ha hecho a los fumadores porque le están haciendo lo mismo a él.

      Le gusta a 1 persona

      • Deckard dijo:

        De acuerdo contigo, Aeneas, todo el mundo mira (hombres y mujeres) a otros hombres y/o mujeres atractivos más o menos disimuladamente, pero pienso que al que no lo haga, no puede ser un delito no mirar disimuladamente, en todo caso sería una falta de respeto, igual que quedarse mirando fijamente para alguien, aunque sea sin lascivia, es una falta de educación, pero no un delito.
        En cuanto a decirle cosas, Aeneas, es verdad que ya nadie le dice nada a una mujer por la calle, yo tampoco lo hago ahora, por supuesto, ni lo hacía de adolescente, cuando entonces sí se llevaba lo de decir piropos a las mujeres (en los años 80 no era raro oir por la calle a alguien diciéndole ¡guapa! a una mujer). También los piropos se han perdido, haciendo que se vean como acoso aunque sean respetuosos y con intención de halagar.

        Le gusta a 1 persona

  4. ramrock dijo:

    Reblogueó esto en Ramrock's Blog.

    Me gusta

  5. Pingback: Demandado por acoso sexual (otra vez) | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s