LAMERSE LAS HERIDAS Juan Ignacio Salafranca Álvarez. Coronel de Infantería (R.)

General Dávila

Monte Arruit tras la reconquista

Parece una constante entre quienes, con más o menos profundidad, escriben de Historia resaltar los hechos adversos y quitar importancia a los favorables, en una actitud que recuerda a los perros apaleados cuando se lamen las heridas.

Reflexiónese, si no, en los ríos de tinta dedicados al desastre de Annual, al que más propiamente habría que llamar de Monte Arruit y lo poco que se ha escrito de las operaciones que inmediatamente antes se desarrollaban con éxito en Yebala y Gomara y las que reconquistaron después el territorio perdido de la Comandancia General de Melilla.

Ramón de Bonifaz

Por otra parte, existe un afán de generalizar con expresiones como “olvidamos a nuestros héroes” o envidiar a otras Naciones diciendo “con esto en Estados Unidos habrían hechoveinte películas” y otras por el estilo, autoincluyéndose, quien lo afirma, entre los que olvidan…

Ver la entrada original 285 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s