Lo que comes sin darte cuenta

What If I Tell You Thai Eat Grasshopper, Crickets And Silk Worms Just ...

Hoy es uno de esos días en que la red quiere contarnos una historia…

En un foro de no se qué restaurante de comida rápida, una chica se queja de que le olió a tabaco cuando le entregaron su pedido a través de la ventanilla. Y que luego cuando abrió los envases, la comida olía y sabía a humo de cigarrillos. Increíble.

La respuesta del encargado: no se permite fumar en nuestros locales y todos los empleados tienen la obligación de lavarse las manos después si han salido a fumar. Es tan obligatorio como lavarse las manos tras ir al baño.

Hombre, lo de lavarse tras ir la baño tiene toda lógica.

¿Pero lavarse las manos tras fumar?  Quizás se hace porque el empleado al salir ha ido tocando cosas (puertas, ropa). Eso tiene sentido. De hecho lo razonable sería lavarse las manos siempre que se salga de la cocina, antes de volver a manipular alimentos.

Y por supuesto sabéis que eso no se cumple casi nunca. Ni en la tasca de la esquina ni en la panadería. Es mejor no pensar en lo que se hace ahí detras. Total, nunca suele pasar nada así que para qué pensarlo. Es imposible evitar todos los riesgos.

Pero esta chica, es capaz de detectar “humo de tabaco” en sus patatas fritas aunque nadie haya fumado en el local. Asombroso. ¿Podrá detectar también los mucho más voluminosos gases de los fogones? ¿Le huele su hamburguesa al tubo de escape del coche que pasó antes por ventanilla?

La histeria se ha apoderado de algunos.

Me parece que nos han contagiado un alarmismo que no se corresponde con la realidad. En lo del tabaco y en todo lo demás.

Así que con gran sentido del humor, os pongo algunos datos reales sobre lo que comemos. No los leáis si sois escrupulosos 😀 .

Niveles de acción sobre defectos en los alimentos: Niveles de defectos naturales o inevitables en los alimentos, según el Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la FDA (Food and Drug Administration) de los EEUU:

Se detallan los niveles aceptables de contaminación alimentaria procedente de gusanos, tisanópteros, fragmentos de insectos, “materia extraña”, hongos, pelos de roedores, heces de insectos o mamíferos.

Se detallan los orígenes del defecto (infección anterior a la recolección, infestación durante el procesado, contaminación durante el procesado, etc) y su importancia (estética, como riesgo potencial para la salud, riesgo de daño en la dentición, etc).

Nota: los fragmentos de insectos se clasifican como problema estético, ya que no suponen ningún riesgo para la salud.

Algunos ejemplos, solo sobre insectos:

Producto Tipo de insecto Nivel de acción
Maíz dulce en lata Larvas de gusano elótero o larvas del taladro del maíz A partir de 2 o más larvas de 3mm o superior, 2 o más mudas, 2 o más fragmentos de piel o mudas. La longitud total de insectos o partes de insectos excede los 12mm por cada 12kg
Zumos de cítricos en conserva Insectos y huevos de insectos 5 o más huevos de Drosophila y otras moscas por 250 ml o 1 o más gusanos por cada 250 ml
Albaricoques en conserva Desperdicios de insectos Cuando más del 2% ha sido dañado o infectado por insectos.
Chocolate y licor de chocolate Desperdicios de insectos Cuando hay más de 60 fragmentos de insecto por cada 100 gramos.
Mantequilla de cacahuete Desperdicios de insectos Cuando hay más de 30 fragmentos por cada 100 gramos.
Harina de trigo Desperdicios de insectos Cuando hay más de 150 fragmentos por cada 100 gramos.
Brócoli congelado Insectos y ácaros Cuando hay más de 60 pulgones y/o tisanópteros y/o ácaros por cada 100 gramos
Lúpulo Desperdicios de insectos Cuando hay más de 2.500 pulgones por cada 10 gramos.
Tomillo molido Desperdicios de insectos A partir de 925 fragmentos de insectos por cada 10 gramos
Nuez moscada molida Desperdicios de insectos A partir de 100 fragmentos de insectos por cada 10 gramos
Canela molida Desperdicios de insectos A partir de 400 fragmentos de insectos por cada 10 gramos
Zanahorias ralladas Desperdicios de insectos A partir de 800 fragmentos de insectos por cada 10 gramos.

Y luego claro estarían las heces y pelos de ratones, los insecticidas, los fertilizantes…. 😀

Todo eso nos comemos habitualmente.

Pero ya sabemos que lo importante es que no se fume, faltaría más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, Intolerancia antitabaco. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Lo que comes sin darte cuenta

  1. Mirentxu dijo:

    A esa chica hay que contratarla para la Interpol. Puede substituir con gran ventaja a los perros rastreadores, que les das a oler un trozo de camiseta y encuentran al propietario entre una multitud.
    A esta la han adiestrado (o se ha autoadiestrado) para localizar fumadores. el enemigo publico Nº1

    Le gusta a 1 persona

  2. Thank you Lecroix! I had seen references to this idea before but don’t think I ever saw a nice, compact, official listing like that!

    🙂
    MJM

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s