Cuadrarse ante el honor

El presidente de los EEUU está obligado a cuadrarse ante quien porte tal condecoración.

 

Voy a abusar un poco más. Total, todo puede borrarse mañana.

La Medalla de Honor, es la más alta condecoración que un militar puede recibir en EEUU. Es tan raro y especial que una persona la reciba, que en general suele entregarse de forma póstuma.

Antes de que el NOM, el marxismo cultural, lo “políticamente correcto”, demoliese(n) cada buena serie de tv que existió, se podían encontrar ciertos momentos que recordaban la importancia de un soldado extraordinario.

Puedo escuchar a Deckard comentarme que le aburren un poco mis entradas sobre guerras. Lo entiendo. Y tiene razón.

Y puedo escuchar a algunos oficiales de España, importantes hombres de importante carrera militar que sospecho leen a veces este cuaderno, decir: “qué sabrás tú lo que es el honor de un soldado”. Y tienen razón, pues creo que ni si quiera conozco las palabras adecuadas para contar las historias que quiero contar.

En la Historia de los EEUU, que yo sepa, solo un presidente no ha cumplido la tradición de saludar militarmente al humilde soldado que porta la condecoración máxima. Ya os imagináis quien fue.

Esta escena de NCIS, tan difícil de encontrar que es cutre en sonido y en video y hasta tiene subtítulos en no se qué idioma, cuenta bien las cosas.

Y luego NCIS, se vendió al NOM.

Pero la escena permanece en la memoria de los que la vimos.

Todo el mundo, todos, se cuadrarán ante la visión de la Medalla de Honor y del veterano que la mereció. Todos. Incluyendo el presidente de los EEUU.

El criterio para su entrega es “valentía e intrepidez con riesgo de la propia vida, más allá de la llamada del deber, estando en combate contra un enemigo de los Estados Unidos”. (Wikipedia)

Es un delito en EEUU falsificarla. O teniendo una original, fingir ser quien la recibió.

Mi escena favorita de NCIS, antes de que dejase de ver la serie:

El honor del viejo soldado de la IIGM.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, Historia, II Guerra Mundial, Lo militar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s