Rebelión en la Gala (I)

El pasado martes se produjo un extraño acontecimiento en la Met Gala de Nueva York.

Vamos a tomar las palabras de la famosa revista Vogue para describirlo:

vogue news

© SNAPCHAT

DAKOTA JOHNSON EN EL BAÑO DE LA GALA MET 2017.

Bailar, fumar y beber en el baño del Met, por Dakota Johnson

Las fotos y vídeos de la actriz y otras tantas ‘celebrities’ en los servicios del museo han confirmado lo que ya sospechábamos: la verdadera fiesta sucedió allí

3 de mayo de 2017

María Mérida Se da por sentado que la Gala Met es la madre de todas las fiestas pero si tenemos en cuenta que algunos de los invitados más célebres decidieron trasladarse al baño del Museo Metropolitan durante el mencionado evento, quizá deberíamos cuestionar dicha afirmación. Y es que al final la verdadera magia de una fiesta surge en los lugares más inesperados, ya sea el baño del local o la puerta de entrada, y casi nunca donde se espera que aparezca.

Más allá de la interminable galería de looks que desfilaron por la alfombra roja de la Gala Met 2017 lo que posiblemente recordaremos de la misma serán estas imágenes: Dakota Johnson fumando y bailando en el baño, Bella Hadid y Lara Stone sentadas en el suelo del mismo compartiendo un cigarrillo, Maggie Gyllenhaal y Stella McCartney hablando de lo divino y lo humano (también en el baño), Behati Prinsloo y Taylor Hill haciéndose selfies (también en el baño y también fumando).

Las redes lo gritaron de todas las formas posibles: la sala vip del Met fue el baño. Ni las mesas más cercanas Anna Wintour ni las sillas colocadas al lado de Rihanna. Lo que antes era un lujo ha perdido su razón de ser, fundamentalmente porque los invitados más célebres han decidido acometer las actividades de siempre en un lugar a priori inapropiado.

 

Bueno, inapropiado hasta cierto punto, porque el baño ha sido siempre el lugar de las confidencias, el lugar donde romper ciertas reglas de forma discreta. Es decir, no nos sorprende en absoluto que en el baño del museo Metropolitan se produjeran encuentros y conversaciones mucho más interesantes que las que nacieron en el seno de las mesas, pero lo que sí es un tanto chocante es que en una fiesta de tal calibre y con semejante lista de invitados, al final todos se trasladaran al baño, como hacemos el común de los mortales.

View image on Twitter

¿Significa esto que el Met es entonces como cualquier otra fiesta? Lo mejor de todo es que puede que sí lo sea y que poco o nada importa que Kendall Jenner, A$ap Rocky, Dakota Johnson y compañía estén presentes, porque la historia se termina desarrollando de la misma manera…




 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, El que resiste, gana, Internet, redes sociales, privacidad. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Rebelión en la Gala (I)

  1. Mirentxu dijo:

    Muy sencillo. La gente va al “baño” porque es ahí donde puede fumar. No es que esté permitido, pero ya se sabe que se hace. Lo mismo en el aeropuerto.
    Y en una fiesta, donde lo que se quiere es pasarlo bien y tomarse sus Whiskys etc. las visitas al baño son mucho mas frecuentes. Y allí te reúnes con otros que ya están hartos de beber “a secas” y se pasan el “qué dirán” por donde les place,
    A ver si al fin se dan cuenta que no se va a dejar de fumar y que un día, el día que nos unamos, se les va a caer el tinglado de forma estrepitosa.

    Le gusta a 1 persona

  2. Miguel dijo:

    A mí, uno de los aspectos de La Prohibición que más me indignan es que estos liberticidas transformaron de un plumazo a los hosteleros en guardias jurados, sin sueldo y sin porra, que deben hacer cumplir una ley a la que se oponen y cuya pena, en caso de que alguien la incumpla, deben pagar ellos mismos.
    Por eso no me gusta rebelarme en los bares, porque las consecuencias las pagan a los que más afectó esta injusticia. Sin embargo, sí me declaro insumiso en la puerta de los hospitales por ejemplo, en los que te obligan a alejarte 200 metros de un lugar al aire libre. Ahí es cuando la ley pasa a ser una humillación.
    Gracias a Dios que en mi pueblo conozco bares que cierran la persiana pronto (como con la Ley Seca) y podemos disfrutar de nuestro tiempo de ocio libremente, de otra manera sería para no salir a la calle.
    En fin, esta ley carece de sentido alguno, porque aunque alegasen motivos de seguridad e higiene en el trabajo del personal, está más que demostrado (y en este cuaderno he leído varios artículos al respecto) que el porcentaje de monóxido de carbono inhalado por un una persona que no está fumando en un local en el que sí es ínfimo (le doy tantas vueltas porque me niego a usar el término “fumador pasivo”, sería incoherente por mi parte).
    No hay que olvidar el motivo principal para tumbar esta ley, que es la libertad. La libertad de elegir lo que se hace en casa de uno: en Casa Manolo, en Casa Bartolo… en España hace mucho tiempo que se le perdió el respeto a la propiedad privada.

    Le gusta a 2 personas

    • Miguel dijo:

      Perdón, corrijo: “las hacen pagar a quienes más afectó esta injusticia.”

      Le gusta a 1 persona

      • Lecroix dijo:

        Se entendió 😀 Dices grandes verdades. Fue una injusticia convertir al barero en policia. Y fue una injusticia separarlo a él y a sus clientes, pues el dueño (en muchos casos) querria dejar fumar pero no puede, y el cliente no quiere saltarse la ley por no causar problemas a su amigo barero de toda la vida. Divide y venceras…

        La persiana bajada es un gran metodo, como otros q hay. Durante la Ley Seca, tb se agudizó el ingenio. Al final acabó siendo un cachondeo todo, donde hasta el poli se iba a tomar un trago. Me llegan ya historias de casos similares con la ley “·antitabaco” en España.

        Me encanta oir vuestras historias personales de rebelion.

        Me gusta

        • Miguel dijo:

          De vuelta hoy en el autobús, se me ocurrió que podría ser divertido contar nuestras experiencias. Así conocería mejor a los parroquianos de este cuaderno y ¡Te me has adelantado! XD.

          La primera que recuerdo, fue la única vez que me declaré insumiso en un bar, lo cierto es que fue en un bar de la capital a cuyos dueños ni conocía, y ocurrió pocas semanas después de que entrase en vigor la infame Ley. Estuve fumando varios cigarrillos a cada cual le decía al camarero que era el último y que me dejase acabarlo (me puso hasta cenicero). Me fumé el último de verdad cuando me dijo que tendría problemas con el jefe porque a éste último le harían pagar la multa. Comprendí entonces lo que he expuesto arriba y no he fumado sin permiso del dueño en un bar desde entonces.

          En la puerta de los hospitales lo hago cada vez que algún familiar o amigo está ingresado, puesto que bastante preocupación tiene uno como para que encima le humillen de esta forma. Cuando se acerca el guarda jurado siempre digo lo mismo, haga usted lo que tenga que hacer. Pero no son la autoridad, no pueden hacer que me identifique y para cuando la conversación se pone tensa, ya he terminado el pitillo y me marcho. Alguna vez me han llamado hasta sinvergüenza y han amenazado con llamar a las autoridades, pero nunca lo han terminado haciendo en mi caso.

          En relación con mi comentario de antes, conozco una canción que termina diciendo “que el gobierno se meta en sus asuntos y me deje llevar los míos por mi cuenta”. Aquí os la dejo:

          Le gusta a 1 persona

          • Lecroix dijo:

            hay alguna historia en los comentarios del cuaderno, creo recordar. y bueno claro, todos tenemos muchas q conocemos. es una buena idea contarlas y lo iremos haciendo. “The smokers revolt files” es una seccion que tienen en una pagina en ingles q sigo mucho https://www.facebook.com/groups/111253694071/
            (Ciudadanos de NY contra el acoso a los fumadores) Es una página q lleva la ex-oficial de policia neoyorkina Audrey Silk. Una persona admirable.

            Me gusta

  3. Deckard dijo:

    Como dirían ellos mismos (los pijos americanos): ¡genial!. Buenísima entrada y buenísima noticia, estas son las noticias que hacen que piense, cada vez más, que esto va a cambiar algún día. Si hasta los actores guays de NY se rebelan de esta manera, ellos que siempre han sido políticamente correctos, eso significa que la cosa se está moviendo.
    Pero, como dice Lecroix ¿por qué ahora?, yo comparto su opinión: porque están hartos. No creo que sea una simple pose, una minimoda contra la moda antitabaco imperante, tampoco creo que haya sido algo espontáneo 100%, es decir, es espontáneo, pero antes de atreverse a hacer eso ese día, pienso que hubo muchos días anteriores en los que ellos hablaron del tema, supongo que habría intentos, gente de acuerdo y gente que no, son personas igual que los demás, unos fuman y otros no, unos estarán a favor de la libertad de fumar y otros no, pero hay que reconocer que son en su mayoría carne de modas y bastante gregarios: al que opina diferente se le hace el vacío.

    No, se nota que no están posando, se nota que están retando, que están hasta los h… y ya era hora de que lo demostraran. Quizás estén influyendo en su nueva actitud blogs como éste, en todo el mundo, en los que no se sigue la borrega opinión (sin reflexión) de la mayoría.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Sí, yo tb creo q no ha sido espontáneo, Deckard. Estoy encantada, por supuesto, pero me pregunto eso, por que ahora.

      Es cierto q hay blogs influyentes en ingles q hablan contra la prohibicion. y personalidades influyentes. quizas en efecto eso haya influido a estas celebridades..

      Me gusta

  4. Miguel dijo:

    Acabo de releer un artículo de Antonio Escohotado que se titula “Los fumadores, entre el atraco y la estafa” en el que, al final, propone que los fumadores deberíamos actuar. Desde manifestándonos pacíficamente a organizar un día y una hora en el que todos nosotros encendamos un cigarrillo. No se, me resultó interesante aunque algunos puntos de su discurso se prestan a discusión. En fin os dejo el enlace por si a alguno le apetece echarle un vistazo:

    http://www.escohotado.com/articles/losfumadoresentreelatracoylaestafa.htm

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: David Lynch: más rebelde que nunca | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s