Y el chorizo, peor

…todo esto según la Organización Mundial de la Salud. Os lo contábamos en…

Bacon Bad

bacon bad

Ya lo sabéis todos a estas alturas: la OMS dice que el bacon es tan “cancerígeno” como el tabaco. Y yo no pienso llevarles la contraria. También las salchichas y toda la carne procesada en general son “cancerígenos”. La charcutería vende veneno, según la OMS. No contentos con eso, clasifican a la carne roja sin procesar como “probablemente cancerígena”.

Hay más: un estudio de la Universidad de Michigan dice que el queso es tan adictivo como las drogas (Cheese is as addictive as drugs, study finds).

Bien, como dije, no pienso llevarles la contraria. Creo en efecto que el bacon es tan cancerígeno como el tabaco, es decir, nada cancerígeno. Y creo que el queso es tan adictivo como el tabaco mismo, es decir, nada adictivo.

La cuestión es…y ahora qué?. Por supuesto inmediatamente miles de empresas y trabajadores se van a ver afectados negativamente por esta “sentencia”. Que digo miles, millones.

Pero además de eso, qué pasará? Dejará la gente de comer bacon y salchichas? Vendrá el jamón ibérico con “advertencias sanitarias” y fotos trucadas desagradables? Se envalentonarán los anticarne hasta volverse abusivos e intolerantes como los antitabaco? Dónde acabará toda esta obsesión, que tiene tantísimo parecido con el antiguo puritanismo?

Creo que la reacción inicial de casi todos es reirse y cabrearse, a partes más o menos iguales. Uno podría pensar que la OMS no va a conseguir que nadie le haga caso en esta enésima tontería. Es más, no seria descabellado pensar que esta patochada anticarne, socava todo lo que la OMS dice del tabaco y lo hace parecer otra patochada más.

Sin embargo, debe uno tener en cuenta cómo comenzó la OMS su campaña antitabaco y la reacción incial de tabaqueras y consumidores. Aunque cueste creerlo, fue la misma que estamos teniendo ahora con la carne.

Los consumidores de tabaco se rieron de tamaña payasada. “El tabaco cancerígeno, qué tonterias hay que oir!” Y las tabaqueras, salieron a defenderse, esgrimiendo sus estudios que indicaban cero relación entre tabaco y cáncer.  A la OMS le había salido lo mismo en su primer estudio, cero relación, pero lo taparon y encargaron rápidamente otro estudio que dijera lo que ellos querian oir. Hubo estudios y contraestudios, la OMS prosiguió con su campaña de acoso, derribo y propaganda a todas horas y…poco a poco la OMS venció. Les llevó décadas, pero vencieron.

El tabaco es ahora “cancerigeno”, “adictivo” y la raiz de todos los males, de la impotencia a la calvicie, del bajo coeficiente intelectual de un recién nacido, al asma. Casi nadie lo discute, casi nadie se rie. Es dogma. Y las tabaqueras se han rendido. No pueden abrir la boca ni hacer publicidad ni defenderse en lo más mínimo. El tabaco ha sido prohibido en la hostelería y está bien visto acosar y discriminar a los que fuman.

Todo esto y más, lo ha conseguido la OMS con paciencia y tesón, con juego sucio y oscuras reuniones de maletín. Podrán hacer lo mismo con la carne? Está condenado el sandwich de jamón y queso? Quizás. El público parece dispuesto a aceptar lo que dicen estos “expertos” sin cuestionarse mucho las cosas.

También cabe preguntarse quién está detrás de todo esto. Quién sale ganando cuando se hacen estas ridículas afirmaciones, esgrimiendo siempre al “coco” que asusta a todos (cáncer, cáncer, cáncer)?

Desde mi punto de vista hay múltiples explicaciones:

  1. Guerras comerciales. Si se vende menos de X, se venderá más de Y. Veánse los inútiles parches de nicotina y otros inventos.
  2. Extorsión a las multinacionales. Impuesto tras impuesto porque su producto es “peligroso” (pecaminoso?) Por supuesto la multinacional pasa al cliente el coste de los impuestos y listo. Al final pagamos los de siempre.
  3. Lucro personal. Todo el que consigue hacerse importante en la industria “anti”, va a lucrarse de lo lindo “salvando” a la gente. Estará muy ocupado inventando nuevas maneras de acosar y molestar y justificará asi su enorme sueldo.
  4. Puritanismo sin más. Hay gente que no quiere que los demás tengan placeres. Les molesta. Ellos no los tienen asi que los demás tampoco, por las buenas o por las malas, generalmente por las malas.

Y hay más, tampoco nos vamos a extender. Claramente hay intereses creados y lo que la OMS esgrime como “ciencia” no lo es. Son mentiras y  hay que decirlo directamente. Y son mentiras porque la humanidad no hubiese sobrevivido si todo fuese tan mortal como ellos dicen. Además, el ser humano es principalmente carnívoro aunque pueda comer de todo. Es absurdo afirmar que la carne es cancerígena. Absurdo y ridículo.

Y es que sí, yo creo que esta vez se les ha ido la mano. Están tan crecidos en su éxito contra el tabaco, que se han pasado de listos. Intentando convertir a la humanidad al vegetarianismo, usando el miedo, lo que creo que conseguirán es que mucha más gente desconfíe de todo lo que han estado diciendo estos años sobre el tabaco. Porque lo que la OMS dice sobre el tabaco, es tan falso como lo que ahora dice sobre la carne.

Ayer me comentaban  que  mucha gente estará pensando ya que el bacon es malísimo… o que el tabaco no lo es tanto. Estoy de acuerdo.

Apuesto a que los segundos serán más que los primeros. Pero de no ser asi, prepárense, porque la OMS no va a parar hasta que estemos todos comiendo solo hierba y bebiendo solo agua del tiempo. Y puede que ni entonces paren.

Escepticismo. Rebelión. Libertad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en "Progresismo", Cáncer, la palabra mágica, Contra la ley antitabaco, Decadencia de Occidente, El Nuevo Orden Mundial. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Y el chorizo, peor

  1. Mirentxu dijo:

    No, no pararán. Están haciendo una “prueba” de alcance consecuencias todavía inimaginables.
    A todos los argumentos que exibes (muy certeros), hay que añadir otros, como son el aislamiento de todos aquellos que no son fácilmente manipulables, el poder seguir infectando con venenos terribles (radiaciones, pesticidas, químicos realmente perjudiciales), que traen como ventaja la producción masiva a bajo coste de ciertos productos, y que no se retirarán, porque la culpa de sus resultados en nuestra salud se oculta echando la culpa a otros productos inofensivos consumidos desde siempre…..y una larga lista de otros argumentos.
    Y todavía peor es lo que se me ocurre que puede estar “en preparación”: Empezar a prohibir otras cosas que no son productos alimenticios, si no actitudes y formas de vida. Convertirnos en robots obedientes y pasivos. Todos iguales. Todos esclavos.
    Están viendo hasta donde se puede llegar y en cuanto tiempo.
    Yo tengo mucho miedo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s