No lo permitas

No puedes. No, no puedes, no debes, permitir que esto termine aquí. Despierta, deja los Pokemon, la telebasura y los selfies. Aprende. Hay un mundo al que tienes derecho por herencia. Y al que debes defender.

Despierta. Tu mundo está muriendo.

Ve a Covadonga, aunque no seas creyente. Pregúntate quién eres. Por qué estas aquí. Pregúntate algo, que hasta el eco de tus pasos en la cueva tendrá respuestas. Medita unos minutos ante la Santina. No hables. Piensa. Apaga el maldito teléfono. Piensa.

¿Amas a alquien? ¿Qué cosas te duelen? ¿Por qué te duele tanto?

¿Puedes oler los montes verdes? ¿Oír el sonido de la cascada? ¿Sientes la Historia sagrada de cada piedra?

Son mil trescientos años de Historia, guardados en sudor sangre y coraje.

Te pertenecen. Los has heredado. No permitas que desaparezcan.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El que resiste, gana, Historia, Historia de España. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No lo permitas

  1. Mirentxu dijo:

    ¿Y que podemos hacer?
    Estamos separados.
    Aislados unos de otros.
    Sin apoyo……¡¡Solos!!

    Me gusta

  2. Pingback: La paciencia que se acabó | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s