Con esa mala leche un salón de té (II)

imageedit_3_2663685165

El presidente de Starbucks ha tenido que dimitir al final. Su idea de meterse en política por enésima vez, anunciando que contrataría a 10.000 “refugiados” de los países vetados por Donald Trump, no ha sido bien acogida por clientes y accionistas.

Howard Schultz tiene a sus espaldas una larga tradición “progresista” como presidente de Starbucks. Entre las ideas que le vinieron a la mente, estuvo la de prohibir fumar incluso en las terrazas de los locales Starbucks en EEUU.  Una decisión que, dicho sea de paso, se respeta en este cuaderno, dado que es la decisión del presidente de una empresa privada y no una imposición gubernamental. Se respeta, sí. Pero se rechaza.

Y no hay mejor manera de rechazar una idea de Starbucks que no comprarle sus sobrevalorados cafés…

Eso debieron pensar muchos, tras varias de las ideas “progresistas” de Howard, dado que la percepción positiva de la marca Starbucks ha caído un 75% entre los consumidores desde enero. Y las ventas han seguido el mismo camino. Para evitar mayores males, Howard, que se ve a sí mismo como un campeón de las “causas sociales”, ha dimitido.

No se va lejos, no creáis. Seguirá estando en el consejo de dirección. Y para maquillar las cosas y quedar bien, la compañía ha emitido un comunicado defendiéndose de las críticas recibidas por no contratar, por ejemplo, más veteranos militares en lugar de “refugiados”:

“Respetamos el debate honesto y la libertad de expresión. Muchos de nosotros servimos en el ejército para proteger ese mismo derecho. Algunos de nuestros hermanos y hermanas murieron protegiéndolo. Pero para aquellos que sugieren que Starbucks no está comprometida con la contratación de veteranos, estamos aquí para decir: compruebe sus hechos, Starbucks ya lo ha hecho”.

No se si colará la “explicación” y subirán las ventas. A estas alturas el público ya tiene la vista más aguda y el maquillaje no tapa tanto “progresismo” acumulado con los años.

Veremos. Pero desde aquí decir que el comunicado no nos cambia en nada la opinión que tenemos de la compañía.  A Starbucks no le caen bien los fumadores, así que a nosotros no nos cae bien Starbucks…

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Con esa mala leche un salón de té (II)

  1. kach dijo:

    Eso de anunciar las intenciones de contratar refugiados no fue bien acogido,Licroix,y eso significa perdida de dinero, cuando eso sucede los ideales pasan al segundo plano.Por cierto me gusta ese nuevo avatar.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Así se lo han indicado a la empresa clientes y accionistas, si. Veremos cual es la nueva politica de Starbucks, pero imagino q sera mas de lo mismo, pero algo mas disfrazado…

      Gracias 🙂 Encaja muy bien en el espacio disponible y queda como mas “limpio”. Además representa mejor lo q habitualmente se dice aqui y familiariza al visitante con un signo q volvera a estar presente en España. A mi tb me gusta, si 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s