Una de conspiracionismo (I)

08_0

Aunque en realidad todo lo que os vamos a contar es real…

Se preguntaba ayer Deckard si la red es el nuevo opio del pueblo. Y la verdad es que lo es. Es el opio, el ocio, el cotilleo, lo intelectual y lo profesional. Y es también el Gran Hermano hecho realidad voluntariamente, por nuestra propia mano. Todos nos hemos metido en esta encerrona, cada vez que quisimos el queso de la ratonera.

Hablemos pues de la ratonera. Serán una entradas algo largas así que he aquí un índice por si preferís ir a partes concretas (o a ninguna 😉 ):

  1. Facebook y nosotros.
  2. Google, nosotros y nuestro móvil.
  3. Wikileaks y la CIA.
    1. Las TVs inteligentes.
    2. Los móviles inteligentes.
    3. Los coches inteligentes.
  4. Pirateos (“hacks”) famosos.
    1. Las centrifugadoras nucleares de Irán.
    2. El marcapasos mortal.
    3. Apagón.
  5. ¿Qué podemos hacer para protegernos?
    1. Navegador Tor.
    2. Proxy UltraSurf.
    3. Buscador Duckduckgo.
    4. Vuelta al pasado.
    5. Mecánica simple.

Hoy trataremos solo los puntos 1 y 2. En la siguiente entrada trataremos el 3 y el 4. El punto 5 será la última entrada de la serie.

1. FACEBOOK Y NOSOTROS.

Facebook sabe demasiadas cosas de nosotros. Vamos a tomar prestadas unas imágenes de este interesante artículo Nuestra vida ya no nos pertenece: Facebook, el Estado 2.0 que lo controla todo. –Sott.net para contarlas:

¿Y cómo sabe tanto?

En efecto, Facebook nos espía aunque no estemos en Facebook. Facebook espía todas las páginas que visitamos, intentando conocer nuestros intereses para así vendernos productos. Desgraciadamente la información acumulada va más allá de lo que tiene un uso comercial y se adentra en lo personal. No sabemos qué hace (o hará) Facebook con esa información, pero sabemos que la tiene. Una bomba de relojería instalada en la privacidad de todos los usuarios que se puede hacer estallar a conveniencia de Facebook o de quien pague lo suficiente por la información.

Facebook además tiene la mala costumbre de sugerir nuestras amistades a otras amistades. Y de mostrar nuestros gustos a nuestras amistades también. El potencial para el desastre que tiene esto es evidente, al quedar interrelacionadas nuestra vida familiar con la vida laboral y la vida privada.

Y todo esto suponiendo que publicamos “en cerrado” solo para nuestras amistades. Y que nunca ponemos un “me gusta” o comentamos en nada que sea público, porque si interactuamos “en abierto” cualquiera puede seguir nuestro rastro de miguitas de información.

Por cierto, de nada sirve publicar el cartelito de que tenemos los derechos de autor de nuestras fotos, videos y textos originales y no permitimos a Facebook hacer uso de ellos sin nuestro permiso. Facebook ya tiene nuestro permiso. Se lo damos al aceptar las condiciones de uso de sus servicios y abrir una cuenta.

Y una cosa más:  Facebook guarda en sus servidores todas nuestras conversaciones con otros usuarios. Habrás observado que cuando hay muchas líneas de texto en una conversación, resulta difícil acceder a las antiguas. El navegador se “atraganta” cuanto más atrás en el pasado de la conversación intentamos adentrarnos. Y así, con el tiempo olvidamos lo escrito. Pero los ordenadores de Facebook no lo olvidan…

2.  GOOGLE, NOSOTROS Y NUESTRO MÓVIL.

Google es peor aún que Facebook y todavía más sesgado políticamente.

  • Google practica la censura dando mayor relevancia a los resultados que Google prefiere que veas.
  • Google hace propaganda de ideas “progresistas” o globalistas en su buscador (Día sin tabaco, Día de la Tierra, Día del “orgullo” X, Y o Z, etc.)
  • Google chantajea a empresas, medios de comunicación o personas. Si no cumplen con las exigencias ideológicas de Google, Google los amenaza con disminuir su relevancia en las búsquedas. O con borrarlos directamente de los resultados de búsqueda. El caso más reciente es el de Natural News, un sitio de red dedicado a temas de salud y alimentación desde una perspectiva no común. Google eliminó de su índice de resultados unas 140.000 páginas de Natural News, sin mayor explicación. Al destaparse el asunto, Google informó que eliminaron de su índice esas páginas porque no cumplían con el código de prácticas de Webmasters que Google exige. Recientemente Google y Natural News han llegado a un acuerdo y las páginas vuelven a estar listadas.
  • Google nos espía en toda actividad que realicemos en Google Chrome. Pero además espía también nuestros desplazamientos físicos, usando la cuenta de gmail asociada a nuestro móvil. Si vas a “Mi actividad” en tu cuenta de Google, encontrarás todos los desplazamientos geográficos que has hecho con tu móvil. Google sabe cuándo y dónde fuimos al trabajo, al bar o a casa de una amiga. Con precisión de centímetros. Dependiendo de los sitios que visitemos, nos ofrecerá publicidad relacionada. Si vamos al dentista, no es casualidad que Google nos muestre luego publicidad de clínicas. El problema por supuesto está en que Google sabe lo que hacemos y se lo puede contar a cualquiera. Y peor aún o parecido, cualquiera que piratee nuestra cuenta, también lo sabrá.

Nota:  No es esta una lista exhaustiva de todas las actividades y peligros potenciales de Facebook y Google. Seguramente conoceréis otros problemas de seguridad, privacidad o sesgo de estas empresas que se podrían añadir. Compartiendo vuestros conocimientos ayudáis a mejorar la seguridad de todos en la red. Nunca está de más explicar un poco estas cosas a nuestros padres o nuestros abuelos. Y es esencial que los niños tengan una educación sobre los beneficios y riesgos de la red.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, Dictadura de las redes sociales, Internet, redes sociales, privacidad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una de conspiracionismo (I)

  1. mirentxu dijo:

    Si. google y Facebook y twitter y LinkedIn y todas. Y los teléfonos (móviles o no) y Skype.
    Estamos totalmente controlados. Solo me tranquiliza pensar, que siendo tantos los vigilados, poco, interés van a tener en mi.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      En realidad la defensa de esconderse en la multitud no sirve contra los ordenadores, mirentxu. Si por la razon que sea se desease tu informacion, no hay mas q preguntarle a la maquina y la encontrara en milesimas de segundo entre cientos de millones de usuarios. Puede hacerse ademas una busqueda por perfiles y cruzando datos. “Que personas corresponden a estas caracteristicas, estas otras y estas otras?” y el ordenador respondera con un listado de personas, de nuevo en milesimas de segundo. La unica defensa seria carecer de todo interes para todos los q busquen. Y como demuestra el spam, todos tenemos de poco a mucho interes para muchos.

      Me gusta

  2. Deckard dijo:

    Esos peligros son muy ciertos, y supongo que los que sabéis de informática lo tenéis más presente que los que sólo somos usuarios, pero yo veo otros peligros que no vienen de la tecnología en sí, sino de la manera en que la red nos hace enfrentarnos al mundo.
    Me explico: en internet todo es demasiado fácil, no requiere mucho esfuerzo encontrar o publicar algo, antes para publicar un libro un autor tenía que documentarse durante meses, reflexionar mucho, elegir las palabras y estructurar la historia que iba a contar, cuando el libro salía, la gente le daba o no su aprobación y el autor aumentaba o no su prestigio (en cuanto a los libros, esto no ha cambiado), pero en la red parece que cualquiera tiene derecho a soltar las estupideces que se le pasan por la cabeza, y las sueltan porque siempre hay un público más estúpido que ellos que les sigue, me estoy refiriendo fundamentalmente a twitter, pero también otras redes, incluso blogs, no éste, por supuesto:). Luego están los yutuberos (youtubers) que viven literalmente de subir chorradas que graban a la red (chorradas que a veces rozan el delito)
    Esta tendencia comenzó en tv con programas como Gran Hermano, en el que se premia a una persona básicamente por ser “ella misma”, como si a mí me interesara cómo un ser anónimo y anodino se lava los dientes, se peina o duerme, no me interesaría ni aunque fuera Einstein el concursante, pero parece que eso tiene todavía su público.
    De acuerdo que se pueden encontrar muchas cosas interesantes en internet, bien escritas, contraste de informaciones, etc., esa es la parte buena, pero me refiero a que la red potencia la cultura del mínimo esfuerzo, de que cualquiera puede ganar dinero siendo “él mismo”, sin esforzarse.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      En principio no me opongo a que en la red se digan todo tipo de cosas, estupidas o no, Deckard. En realidad es lo mismo q haciamos en el bar cuando aún se podía ir, solo q ahora las opiniones quedan registradas (en forma de texto audio o video) y no se las lleva el viento. Es parte de la libertad de expresion.

      Ahora bien, cuando ciertas cosas incorrectas o deliberadamente falsas se convierten en tendencia, reconozco q me parece algo dañino. No se, en cierto modo me lo tomo un poco como una tv a la carta. Solo veo lo q me apetece ver, cuando me apetece verlo. En general no visito cosas q me desagradan o con las q estoy en desacuerdo salvo q necesite informacion y quiera aprender algo mas sobre esas cosas.

      El otro dia me enseñaron a uno de esos youtubers y la verdad es q me quede muy preocupado. En teoria era un vlog sobre matematicas para niños, pero en realidad lo q se pretendia era aleccionar a los niños sobre las nuevas tendencias de “cambio de sexo”. Sigue estando amparado todo ello bajo la libertad de expresion, pero me parecio preocupante, manipulador y sobre todo injusto. Mucho cuidado hay q tener con lo q los niños pueden llegar a ver en youtube.

      En cuanto a este blog bueno, como hay opiniones para todos los gustos habra quien tb lo considere estupido, pero lo q sí te puedo decir es q se pone el mayor esfuerzo en lo q se dice tenga buenos cimientos, q sea honesto y este razonablemente investigado. Por ponerte un ejemplo, a la hora de poner citas de personajes suele investigarse si esa cita esta realmente considerada como autentica. Si hay un elemento de duda en una afirmacion, se incluye esa duda. En fin, cosas asi. Se trata de seguir el verdadero metodo cientifico, q sp incluye sp el grado de incertidumbre de lo q se afirma.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s