El Salvaje Oeste de la Salud Pública

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El salvaje oeste de la salud pública

Dick Puddlecote. Jueves, 2 Febrero 2017

A los antitabaco les encantan las frases pegadizas. Si alguna vez has leído un artículo de cualquiera de ellos sabes que por lo general te puedes saltar el primer párrafo de cualquier cosa que escriban, porque será frasecita tras frasecita que ya habrás leído antes, muchas veces.

Cuando los cigarrillos electrónicos empezaron a amenazar la cómoda existencia de algunos de los más extremos antitabaco, una de sus frasecitas favoritas -repetida regularmente- fue que el vapeo no estaba regulado (no es cierto) y que el mercado del vapeo era “como el ¡Salvaje oeste!”.

Estoy seguro de que retratarse a sí mismos como valientes Davids luchando contra los Goliats de la industria (y también contra las personas los intoxicadores que protestan) ayuda a aliviar sus conciencias, pero es todo un camelo,  la verdad.  Mientras restringen las libertades, brutalizan a las comunidades e intimidan a las personas que toman decisiones libres para consumir productos legales, pueden engañarse a sí mismos creyendo que no son unos completos bastardos simplemente acusando a otros de no estar regulados.

La verdad es completamente diferente. ¿Quién, por ejemplo, los regula eficazmente a ellos?

Pongámos Salud Pública Inglaterra, por ejemplo. Acaban de publicar un informe sobre el alcohol que es un insulto a la ciencia, la “salud pública” y el contribuyente. No se disculpan por haber manipulado la investigación, mentido por omisión, ignorado evidencia que no está de acuerdo con sus conclusiones predeterminadas o por haber priorizado su agenda prohibicionista sobre la salud pública.

Sabemos que están mintiendo; Saben que están mintiendo. Pero lo hacen de todos modos. ¿Quién los regula a ellos? ¿A quién podemos quejarnos cuando lo hacen? ¿Quién los mete en un despacho y los somete al tercer grado por haber engañado al público, promoviendo políticas que están equivocadas y carecen de pruebas, tomando decisiones que son demostrablemente malas para la salud pública y abusando flagrantemente de los impuestos que son canalizados para producir sus sinsentidos?

No es sólo aquí, este es un problema global. Australia exhibió hoy exactamente la misma ideología idiota y dañina al reforzar una prohibición de la nicotina en cigarrillos electrónicos, criminalizando efectivamente a las personas que vapean en lugar de fumar. Lo hicieron ignorando completamente cualquier estudio que no estuviera de acuerdo con su mentalidad prohibicionista y citando a pies juntillas las chorradas desacreditadas de los extremistas profesionales de Estados Unidos llenas de conflictos de intereses tan extensos como el Túnel del Canal de la Mancha.

Del mismo modo en Nueva Zelanda hoy, la tecnología de “calentar y no quemar” se ha juzgado como ilegal sin siquiera una mirada superficial a las posibles consecuencias no deseadas y con apenas cortesía a la ciencia.

Grupos como ASH (Acción sobre el Fumar y la Salud), PHE (Salud Pública Inglaterra), Acción sobre el Azúcar, Preocupación por el Alcohol, Alianza por la Salud Alcohol, Stadia Saludable, BMA (Asociación Médica Británica), y muchos más están mintiendo literalmente todos los días. El único control sobre sus cuentos de falsa ciencia  es la revisión por parte otras autoridades lo cual carece de significado teniendo en cuenta la regularidad de ametralladora con la que producen falsedades demostradas.

Sin embargo nadie los cuestiona nunca. Sueltan por esa boca, mienten de manera habitual, sabiendo que no habrá castigo ni amenaza cuando rutinariamente se les pille esparciendo mentiras y falsedades. Cuando a las empresas se las pilla mintiendo son multadas o sus ejecutivos son encausados.

Sin embargo, ¿dónde está el Sheriff en el Salvaje Oeste de la “salud pública” y la industria de la propaganda antitabaco que los meta en la cárcel donde pertenecen y disuada a otros en su profesión de hacer lo mismo?

(…)

Ellos gritan que la industria no es transparente, pero teniendo en cuenta que los grupos como ASH han recibido fondos de los contribuyentes por más de 40 años, ¿por qué están excluidos de la legislación sobre libertad de información? Al ver que cogen miles de millones de nuestros impuestos y juegan  con la verdad regularmente, ¿quién regula su producción? ¿Por qué no podemos pedir actas de sus reuniones? ¿A quién podemos quejarnos cuando mienten? (…)¿quién vigila si sus declaraciones son verdaderamente correctas y no el vendaval habitual de medias verdades y mendacidades astutamente escritas?

(…)

En resumen, todo el movimiento de “salud pública”, tanto a nivel nacional como mundial, es un tremenda, engañosa y chupa-impuestos merienda de negros. Emiten deliberadamente investigaciones, informes y estudios a capricho; Sin rendir cuentas a nadie. Sin ninguna regulación.

Acusan a la industria de mentir cuando ellos mismos lo hacen a diario (…)

Ridiculizan, insultan y, en última instancia, ignoran al público cuando el público cuestiona o se opone a su dogma; Si intentas enfrentarte a ellos en los medios sociales te bloquean; Si intentas contactar por correo electrónico no responden; Y ninguno de ellos es despedido nunca porque a nadie rinden cuentas. Eso es lo que yo llamaría el Oeste Salvaje, eso es la definición misma de lo no regulado.

Cuando la ‘salud pública’ habla despectivamente de cómo la industria está ‘sin regulación’ o no está suficientemente regulada, deberían mirarse en el p*to espejo.

 

Artículo original: The Wild West of Public Health.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, Intolerancia antitabaco. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Salvaje Oeste de la Salud Pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s