Cae la EPA

imageedit_1_4505851533

Cuesta creerlo, pero parece que va a ocurrir. La administración Trump tiene previsto aplicarle a la hasta ahora todopoderosa y fraudulenta Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA) un fuerte correctivo. Según informa The Hill:


El equipo de transición de la administración Trump para la Agencia de Protección Ambiental (EPA) está planeando importantes recortes presupuestarios, así como revisiones reglamentarias y científicas en la agencia, según un nuevo informe.

El plan del equipo para la EPA identificó más de 800 millones de dólares en recortes presupuestarios planeados, incluyendo subsidios estatales y tribales, programas climáticos y programas ambientales y de admnistración (…).


Parece ser que es un informe orientativo acerca de las acciones a tomar. No es nada firme aún. Pero lo que aún no tiene de firme, lo tiene de claro. El informe no ahorra críticas a la EPA, las mismísimas críticas que muchos han hecho desde hace años y que desde hace años incluimos en este mismo cuaderno también.

Dice el informe orientativo:

“La EPA no utiliza la ciencia para orientar la política reguladora sino que utiliza la política reguladora para dirigir la ciencia. Este es un viejo problema en la EPA. En 1992, un panel de asesores científicos destacados de la EPA  indicó que la ciencia no debería ajustarse a las políticas. Pero en lugar de prestar atención a este consejo, la EPA ha aumentado mucho su manipulación de la ciencia.”

Y claro, leyendo eso (con júbilo), vienen a la memoria las sabias palabras de Michael Crichton (doctor en medicina y summa cum laude en antropología por la Universidad de Harvard, autor de varios best-sellers incluyendo “Parque Jurásico”) en su conferencia del 2003, Los extraterrestres causan el calentamiento global:

“En 1993 la EPA anunció que el consumo pasivo de tabaco era “responsable de aproximadamente 300.000 cánceres anuales en adultos no fumadores”, y que “perjudica la salud respiratoria de cientos de miles de personas”. En un panfleto de 1994, la EPA dijo que los once estudios en los que había basado su decisión no eran en sí mismos concluyentes, y que colectivamente entre ellos le habían asignado al consumo pasivo de tabaco un factor de riesgo de 1,19 (como referencia, un factor de riesgo inferior a 3.0 es demasiado pequeño para que la EPA tome alguna acción, o para ser publicado en el New England Journal of Medicine, por ejemplo). Más todavía, dado que no había ninguna asociación estadística en los límites del 95% de confianza, la EPA redujo los límites al 90%. Entonces, gracias a esta maniobra burocrática, clasificaron al consumo pasivo de tabaco como un cancerígeno Grupo A.
 
Esto era abiertamente un fraude científico, pero formó las bases para las prohibiciones de fumar en restaurantes, oficinas y aeropuertos. California prohibió fumar en público en 1995. Muy pronto, ningún reclamo fue demasiado extremo. Para 1998, el Christian Science Monitor estaba diciendo que “el consumo pasivo de tabaco es la tercera causa de muerte prevenible en la nación”. La American Cancer Society anunció que 53.000 fumadores pasivos morían cada año por ello. La evidencia para estas afirmaciones es inexistente.”
En 1998, un juez federal sostuvo que la EPA había actuado de manera impropia, que había “llegado a una conclusión antes de que la investigación hubiese comenzado” y que había “desechado información y realizado descubrimientos sobre información selectiva”. La reacción de Carol Browner, jefa de la EPA, fue: “Apoyamos nuestra ciencia… existe un amplio acuerdo. El pueblo Americano ciertamente reconoce que la exposición al humo de segunda mano trae… un completa serie de problemas de salud”. Nuevamente, nótese la manera en que el señuelo del consenso trampea a la ciencia. En este caso, ¡ni siquiera es un consenso de científicos el que invoca Browner! Es el consenso del pueblo de Estados Unidos.

Mientras tanto, estudios cada vez más grandes fracasaban en confirmar cualquier asociación. Un gran estudio de la Organización Mundial de la Salud, hecho en siete países en 1998, no encontró asociación ninguna. Como tampoco lo han hecho subsecuentes estudios bien controlados, según mi conocimiento. Y sin embargo leemos ahora, por ejemplo, que la inhalación pasiva de humo de tabaco causa cáncer de mama. Llegado a este punto, usted puede decir lo que se le ocurra sobre el fumador pasivo.


No cabe duda que la administración Trump es de la misma opinión que el doctor Crichton e innumerables otros, cuyas voces fueron acalladas por lo “políticamente correcto”, por el Nuevo Orden Mundial impuesto por los políticos “progresistas”: la EPA es una organización fraudulenta, al servicio de la política y no de la Ciencia. Y el fraude del “fumador pasivo”, es solo una de las múltiples manipulaciones de esa agencia.

La administración Trump está dispuesta a terminar con los fraudes y en su documento indica que la EPA no ha de financiar las investigaciones científicas (para evitar resultados manipulados) y que toda la ciencia que se use con fines regulatorios, debe ser hecha pública. Recomienda además una revisión completa del panel de asesores científicos.

Con carácter inmediato, se ha ordenado además la SUSPENSION DE TODAS LAS ACTIVIDADES DE LA AGENCIA. Las páginas en internet de la EPA, que normalmente actualizan contenido varias veces al día, no han registrado actividad alguna desde el viernes pasado.

Bien, hasta aquí lo que es una de las mejores noticias de las últimas décadas. Pero cabe preguntarse lo que ocurrirá respecto al tabaco. ¿Se dará marcha atrás en el grave daño causado por la EPA en ese tema? ¿Se obligará a la agencia a retractarse y a admitir el fraude?

En 2015, el gobierno de los EEUU dejó oficialmente de considerar el colesterol como algo “malo”:

“La evidencia disponible no muestra una relación apreciable entre el consumo de colesterol en la dieta y el colesterol en sangre. El colesterol no es un nutriente que pueda preocupar por su consumo excesivo”.

Y nadie se enteróLos médicos en España, siguen “vigilando” el colesterol de sus pacientes y siguen recomendando que no coman grasas. La gente sigue con el “tengo el colesterol un poco alto”. Nadie se ha enterado de que oficialmente ya no es malo. El colesterol sigue siendo el “ogro” que “mata a tropecientos millones al año”.

¿Pasará lo mismo con el tabaco?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la "teoría" del "calentamiento global", Contra la ley antitabaco, EEUU. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Cae la EPA

  1. Elena Sanz-Orrio dijo:

    En efecto, se pulicaron varios estudios (recuerdo muy bien haberlos leído) diciendo que el humo pasivo era completamente inocuo, que hacía falta (según pruebas hechas con ratones), unas concentraciones imposibles de crear fuera del laboratorio, y una exposición a ellas de varias semanas, para que se produjera algún daño a la salud. Eso lo recuerdo muy bien. De golpe dejaron de publicarse y salieron las otras, las que tu dices, que han apoyado las medidas restrictivas de fumar “en todas partes”. A ello se suma el gravísimo daño ocasionado a los fumadores ensus ambientes familiares y de amistad, pues ya o nos atrevemos a encender un cigarrillo en casa de nadie, ni el la propia si hay huéspedes, y no digamos si estos son niños.
    Necesitaríamos un buen abogado que trabajase para nosotros y cobrase millones de las indemnizaciones que podríamos pedir si se ganara el proceso. Es lo que han hecho muchas personas acusando a las tabacaleras de “no advertir suficientemente” el posible daño cancerígeno de los cigarrillos. Si hubiera un abogado valiente y trabajador, que quisiera hacerse rico, sería cuestión de que, sobre todo hostelería, lo contratara.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Frank Davis considera q un dia los responsables seran juzgados por crimenes contra la humanidad. Al principio de esta lucha, hace años, pense q era un tanto exagerado. No lo veo asi hoy en dia. Pienso igual q Frank. Y quizas un dia esos abogados valientes de los q hablas, se encarguen de hacer justicia.

      Me gusta

      • Deckard dijo:

        Quizás no sea sólo cuestión de valentía, sino también de probabilidades, en el momento que haya alguna posibilidad de ganar un juicio contra los antis, quizás entonces algún abogado, o despacho de abogados que además sientan que están luchando por algo justo, se atrevan a meterse con el tema, lo difícil es abrir la lata.

        Le gusta a 1 persona

  2. Deckard dijo:

    Lecroix, si me permites la corrección, puesto que no entiendo de medicina, pero según lo que pones en letra roja, lo que dice que ya no es malo es comer cosas con colesterol, las grasas, vaya, pero el colesterol en sangre sigue siendo malo, es decir, lo que dicen es que porque tú comas colesterol tu cuerpo no va a producir colesterol con eso que comes, pero si tienes colesterol en los vasos sanguíneos eso es malo de por sí, porque obstruye “las cañerías”, el porqué el cuerpo produce el colesterol es otro tema.
    En cuanto a nuestro tema la verdad es que son muchos años de mentiras y adoctrinamiento contra el tabaco, y como no va a haber dinero por parte de Trump (casi seguro) para contrarrestar esa propaganda, los cambios serán lentos, pero estoy de acuerdo con F Davis en el último artículo que compartes, creo que los habrá.
    Espero, al menos, que Trump permita a las tabacaleras que se defiendan más y mejor de lo que les han permitido hasta ahora, y espero que lo hagan basándose en la libertad individual y de empresa.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Es un buen matiz, Deckard. Pero se sigue instiendo en no comer grasas “pq te sube el colesterol”, q es a lo q yo me referia. Insiste el medico e insiste todo el mundo: grasas=colesterol, “si tengo el colesterol alto, no debo comer grasas. Este tipo de falsa asociacion, tan dificil de erradicar una vez estampada en la mente del publico, se uso tb contra el tabaco y se sigue usando.

      La frase en rojo viene del Departamento de Agricultura de los EEUU y su Comité Científico Asesor sobre Guías Nutricionales.

      Me gusta

  3. Pingback: Trump mueve (por fin) ficha con el tabaco | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s