Primer aviso para la OMS

Leyes que perjudican seriamente la salud de la industria del tabaco

POR SERGIO SAIZMADRID

Actualizado: 22/01/201723:25 horas

España lleva meses de retraso en la transposición de la directiva europea sobre el tabaco y tampoco se ha adaptado a la última resolución del TJUE en materia impositiva, generando incertidumbre en el sector.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la guerra a la industria del tabaco. No es algo nuevo. Y ni siquiera sería original si no fuera porque su postura se ha radicalizado ante el escaso interés que han despertado en los diferentes países algunas de sus propuestas, como la creación de leyes para que las tabacaleras se hagan cargo de los gastos sanitarios por enfermedades relacionadas con el consumo de sus productos.

Ante esta situación, durante la última reunión del Convenio Marco para el Control del Tabaco, la OMS insistió en que “los ordenamientos jurídicos deban adaptarse con el propósito de que se puedan emprender acciones contra la industria tabacalera”.

En una redacción en la que cabe un amplio margen a la interpretación, el sector teme que se esté “eliminando un principio tan básico como es la igualdad ante la ley“, según apunta Juan Páramo, presidente de la Mesa del Tabaco en España. Aun así, confían en que estas medidas tan extremas, que incluso animan a que no se escuche la voz de las empresas, no lleguen a aplicarse en Europa, pues, si algo sobra en este sector es, a juicio de la industria, regulación.

No hay que olvidar que este mercado genera en España 61.000 empleos y aporta más de 9.000 millones a las arcas públicas, además de su incidencia en otros sectores económicos, como el de la agricultura. Extremadura, por ejemplo, es el tercer productor de Europa de hoja de tabaco.

Páramo recuerda que nuestro país “está a la cabeza en regulación”. Salvo en los estancos, no se permite la publicidad ni el márketing; la red de ventas exige una fuerte protección para evitar el acceso del menor; y está prohibido el consumo en lugares públicos cerrados, puestos de trabajo y entornos infantiles.

Aun así, en España está pendiente todavía la transposición de la nueva directiva de productos del tabaco, que lleva un retraso de casi un año. Su impacto es relevante, pues influye en el empaquetado de las cajetillas. Ante el vacío legal, la mayoría de las empresas ha optado por ajustarse a las pautas europeas, pero la incertidumbre de cómo se concretará en España pesa a la hora de planificar inversiones.

Además, esa transposición cubriría el 90% de los cambios, pero hay otros que necesitan una modificación con rango de ley al estar incluidas en otras normas, como la publicidad del cigarro electrónico.

Sistema impositivo

Por si no fuera suficiente, esos no son los únicos aspectos regulatorios que están en el tintero. El Tribunal Europeo de Justicia anuló el sistema impositivo de doble mínimo, que entre otros países utiliza España para evitar que la recaudación caiga si las compañías rebajan demasiado el precio de venta. También toca revisar la directiva fiscal de productos del tabaco, que se actualiza cada cuatro años, a lo que se suma el incremento que anunció en diciembre el Gobierno para tabaco, alcohol y refrescos.

Desde el sector, lo que se reclama es seguridad jurídica y cumplir con las directivas, pero sin excesos. “Ir más allá sería ir a la hiperregulación”, considera el presidente de la Mesa del Tabaco. En el horizonte planea el fantasma del empaquetado genérico, es decir, sin rastro de la marca comercial. Australia, Reino Unido o Francia ya se han decantado por esta alternativa, que desde el sector se considera “una expropiación del derecho legítimo de las marcas”.

Los jueces parecen avalar estas políticas (aunque todavía hay varios frentes judiciales abiertos); los datos, no tanto. En Australia, “ha aumentado el consumo de tabaco entre menores”, señala Páramo. La explicación es sencilla: el cigarro se comoditiza y sólo se compite en precio, por lo que aumenta el contrabando, donde no existen controles de venta. Desde la Mesa del Tabaco reclaman que, antes de adoptar cualquier política, se tengan en cuenta los datos y las evidencias científicas. Al fin y al cabo, eso es seguridad jurídica.

La opinión de los protagonistas:

“La caída de ventas se traduce en pérdida de empleo”

ROCÍO INGELMO Directora de asuntos corporativos y legales de Altadis

“De las últimas modificaciones regulatorias, posiblemente la que mayor incidencia ha tenido en el negocio, no sólo en el del tabaco sino también en el de la hostelería, ha sido la prohibición de fumar en todos los lugares públicos cerrados. Se trata de una normativa que ha cambiado los hábitos sociales de consumo al evitar muchos momentos para fumar. Ello ha provocado un descenso en el consumo del número diario de cigarrillos. También la crisis, las subidas de impuestos y el incremento del comercio ilícito han hecho que las ventas hayan descendido un 45% en los últimos cinco años. Eso ha provocado una pérdida considerable de empleo.

En el sector del tabaco sufrimos una fuerte y excesiva presión regulatoria desde hace años. Éste es uno de los principales factores, junto al comercio ilícito, que ha influido de manera decisiva en el acusado descenso de las ventas de cigarrillos en nuestro país. Al final, queramos o no, eso se traduce en pérdida de empleo en el sector, no sólo en estancos que se ven obligados a cerrar, sino en instalaciones productivas, como es el caso de nuestra fábrica de cigarrillos de Logroño, que cesó su actividad el 31 de diciembre”.

“Se necesita estabilidad”

MIGUEL LUENGO Vicepresidente de asuntos corporativos y comunicación de Japan Tobacco International (JTI)

“La inseguridad jurídica es el peor de los males para cualquier negocio y, especialmente, si hablamos de sectores sobrerregulados, como es el caso del tabaco.

Por tanto, está claro que la viabilidad a largo plazo de nuestro sector y lo que representamos en España, pasa por garantizar un marco regulatorio estable, proporcionado y basado en evidencias científicas, que busque el equilibrio entre la protección de la salud y la estabilidad de un sector cuya aportación al erario público es hoy por hoy no sólo relevante, sino imposible de sustituir.

Al mismo tiempo, en materia de imposición fiscal sobre el tabaco, el Gobierno necesita aplicar una fórmula equilibrada que permita el crecimiento de la recaudación y garantice, a su vez, la estabilidad del mercado de tabaco”.

“Hay que adaptar las políticas”

JAVIER FIGAREDO Director de asuntos corporativos de Philip Morris Spain

“Es necesario que las políticas del tabaco contemplen los avances en el desarrollo de nuevos productos de potencial riesgo reducido y que el marco regulatorio se adapte a las peculiaridades y el perfil de riesgo de dichos productos. Un número considerable de expertos en salud pública cree que facilitar el acceso de estos fumadores adultos a alternativas menos dañinas puede suponer un importante beneficio de salud pública. Para conseguir reducir el daño provocado por el tabaco, es imprescindible que estos productos alternativos demuestren que generan un riesgo sustancialmente menor que el cigarrillo y que sean aceptados por los fumadores como sustitutivos de los cigarrillos”.

“El sector del tabaco es un mercado hiperregulado”

GEMA HIDALGO Responsable de asuntos corporativos de Tabacalera

“El sector del tabaco es un mercado hiperregulado y en los últimos años se han implementado normativas que afectan no sólo al empaquetado sino también al producto. Tabacalera está a favor de la regulación del sector, pero ésta ha de ser proporcionada y posibilista.

De todas las modificaciones regulatorias, la más relevante será la transposición de la nueva directiva de productos del tabaco que entró en vigor el pasado 20 de mayo en Europa, y que España aún no ha incorporado a su derecho nacional, por su incidencia en el etiquetado de los productos del tabaco”.

“La falta de transposición añade inseguridad jurídica”

PEDRO FERNÁNDEZ Director de asuntos jurídicos de British American Tobacco para España y Portugal

“La entrada en vigor de la nueva directiva es la regulación que está teniendo un mayor impacto en el negocio. Además, está pendiente de transposición en España, lo que añade mucha inseguridad jurídica. Bruselas regula nuevos procedimientos de reporte de ingredientes y emisiones de los productos, nuevo etiquetado y envasado, nuevos y más restrictivos sistemas de trazabilidad y seguridad, etcétera. Estos cambios suponen una importante transformación de los procesos y obligan a tomar decisiones anticipadas para evitar posibles incumplimientos”.

http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2017/01/22/58825dc6468aeb584a8b462f.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, Intolerancia antitabaco. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Primer aviso para la OMS

  1. Agustin Sanz dijo:

    Según el derecho a la igualdad, no se pueden hacer leyes distintas para problemas iguales, por ejemplo el de la salud.
    Está mas que probado científicamente que la inmensa mayoría de las enfermedades de trasmisión sexual ocurren en el entorno de las relaciones homosexuales, que además afectan a personas heterosexuales, al ser muchos homosexuales a la vez bisexuales y tener relaciones tanto con personas del mismo sexo como del otro. ¿Por qué no se obliga a la GLTB a hacerse cargo de los costes en la seguridad social de estas enfermedades?
    ¿Porqué las tabacaleras no reclaman esta igualdad?. Tienen todos los datos ´de estudios científicos de su parte. ¿Podríamos preguntarlo?

    Me gusta

    • Lecroix dijo:

      Bueno la verdad es q estamos hablando de empresas, no de individuos, Agustin. Podria una preguntarse entonces pq no se obliga a los fabricantes de bebidas alcoholicas a costear gastos sanitarios. O a los de preservativos. O a los de coches. O a los de gasolina. O a los de refrescos. O a los de pizza. O galletas…etc etc. Tienen toda la razon cuando dicen q se esta tratando de forma diferente al tabaco y eso no es de ley. Por otra parte no creo q pudiese nunca nadie probar cientificamente q una enfermedad ha sido causada por el tabaco. Aunq a inventar cosas no le gana nadie a la OMS.

      Me gusta

  2. Aeneas dijo:

    Obviamente la industria del tabaco tiene razones de sobra para quejarse de la hiperregulación. No hay nada que no hayamos hablado aquí. La mesa del tabaco argumenta que otros productos no están tan regulados como el suyo aun siendo tan dañinos (y a eso hay que sumarle el ataque esquizofrénico que le ha entrado a la OMS).

    Sin embargo, aun teniendo razón, el problema no va a ser que los políticos rebajen la regulación sobre el tabaco, sino que podrán el resto de productos con la misma regulación. Obviamente no será por la salud, aunque sí será la excusa perfecta y con un pueblo que pide a gritos perder libertades y se arrodillan como perros obedientes ante papá estado, sino que con el déficit que tenemos les vendrá muy bien para aumentar la recaudación. Acaban de comenzar con las bebidas “azucaradas” (lo pongo entre comillas porque el impuestos es para las carbonatadas, el azúcar y la salud, excusas) y ningún partido ha puesto en grito en el cielo. Así que antes de ver como rebajan la “regulación” extenderán esas regulaciones al resto.

    Ya me lo estoy imaginando: nuevas subidas al “azúcar”, impuestos a las grasas saturadas, a las carnes rojas. Me atrevería a decir que veremos advertencias en las botellas de alcohol, ¿incluso embotellado genérico? Ya me espero cualquier cosa.

    Nunca unos gobernantes habían tenido un pueblo tan deseoso de perder libertades. Sólo hay que ver los hilos y discusiones sobre las nuevas regulaciones que la DGT y aseguradoras (la última la RACE) presionan para hacer: impuesto de circulación a las bicicletas, seguro obligatorio, matrícula, obligatoriedad del casco… ¿y qué dice la gente? Pues no protesta, al revés, dice: “como yo lo pago en mi coche, que se jodan los de las bicicletas”. Así es. Y mal me pese, tengo que darle la razón a Pérez-Reverte: “el cainismo y la envidia de los españoles acabará con su libertad”.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      También yo te doy la razon a Reverte y a ti, Aeneas. Esta claro q la divisiones entre la gente, por cualquier cosa, son fuertes y abundantisimas. Y claro, asi no hay manera de ponerse de acuerdo para combatir nada. Te pones a combatir la ley del tabaco y en un momento ya puede haber cabreo y diferencias por el resto de temas. El incipiente grupo se fragmenta. La rebelion ha terminado antes de nacer. Y quien dice la ley del tabaco, dice cualquier otra ley injusta.

      Sospecho, sé, q esas divisiones no son fruto de la casualidad. El Estado ha fomentado el divide y venceras. Y ha vencido, como bien indicas. Nos esperan muchas mas perdidas de libertad (lo de la bici lo llevo temiendo hace años ya).

      Habra q hablar de esto de las divisiones por todo en una entrada. Y dejar claro en esa entrada q es necesario olvidar diferencias para triunfar.

      Me gusta

  3. Agustin Sanz dijo:

    La LGTB no será una empresa, pero tiene dinero a chorros (¿quien se lo da?). Por eso puede organizar manifas mundiales como la llamada “de las mujeres”.
    Y ellos son los que presionan para que cada vez haya mas homosexuales, imponiendo por ley educativa en escuelas y colegios la propaganda para animar a cada quisque a que pruebe las maravillas de esas tendencias. Y esas tendencias traen muchisimas enfermedades, como está probado (y publicado) científica mente, con grave peligro para las personas heterosexuales que se relacionan con ellos.
    Y para mas “inri”, si un homosexual desea salir de su problema y acudir a un tratamiento psicológico (que es el único que necesita), la Seguridad Social, nuestra Seguridad Social, se lo niega. Eso es algo indignante.
    En cambio paga todos los tratamientos de cambio de sexo, tanto quirúrgico como sicológico para reinsertar a esas personas, que se encuentran totalmente fuera de contexto con sigo mismas.
    ¡Y no hay reacción!. Solo y simplemente porque no es políticamente correcto.

    Me gusta

    • Lecroix dijo:

      Según wikileaks, la financiación de esos grupos y otros proviene de George Soros. Es un tema de politica, la politica del NOM. A pesar del daño q puedan hacer las ideas de Soros, no veo facil q le exijan compensaciones economicas o q sea juzgado por nada…

      Me gusta

  4. ramrock dijo:

    Reblogueó esto en Ramrock's Blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s