Satchmo y Heisenberg

Ya no es hora de contar nada, que ya todos andáis con lo que debe andarse en el año que termina.

Pero quizás me toca la vena sentimental esta entrada.

Oh, no, no creo en namastés. Ni en nada especialmente espiritual. Soy un descreído.

Una lástima.

Pero ayer anoté que el pensamiento más elevado, no es del descreído. La fe, no esta por encima de la falta de fe. Ni la falta de fe, es superior a la fe.

El retorcido círculo de la razón y la fe, se cierra al final cuando el hombre que confía en la razón, admite la importancia de la fe.

Y no hay otra forma “razonable” ver las cosas.

La fe, lo espiritual, lo inexplicable…necesariamente han de tener un sitio en la mente de las personas.

El determinismo, la fuerza de la razón, salieron por la ventana cuando se formuló el Principio de Incertidumbre de Heisenberg.

Principio de indeterminación de Heisenberg. W.Heisenberg ( Premio Nobel de Física 1932) enunció el llamado principio de incertidumbre o principio de indeterminación, según el cual es imposible medir simultáneamente, y con precisión absoluta, el valor de la posición y la cantidad de movimiento de una partícula.

Dijo Einstein, cuando se formuló tal principio que “Dios no juega a los dados”.

La respuesta de Heisenberg fue rápida, feroz, certera y verdadera:

“Dios no solo juega a los dados, sino que a veces los esconde”

Y de momento, va ganando Heisenberg. El Universo no es enteramente entendible y nunca lo será. Así lo demostró Heisenberg.

Pero eso no quita que podamos apreciar su valor, el del Universo y el de nuestras vidas.

Sin fórmulas, sin mates, a veces los artistas, nos recuerdan que vivimos en un mundo maravilloso y en ocasiones indescifrable. A pesar de los pesares.

Es nuestra obligación buscar explicaciones y respuestas. Descubrir.

Pero también lo es admitir que, de momento y matemáticamente, no es posible saberlo todo.

Satchmo, que nació en mi ciudad, os lo puede contar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Satchmo y Heisenberg

  1. Pingback: Satchmo y Heisenberg | Paola Contreras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s