Los pueblos que mueren

Y bien sabémos quién los mata.

Dadme una oportunidad. Leed el artículo, sin pensar en política. Y luego pensad en cómo estamos desapareciendo. Con leyes, regulaciones y políticos injustos, cuando no corruptos.

La población de Mieres retrocede un siglo

Luego ya me reñís si queréis. Y me dáis un rapapolvo, si queréis. Vale hasta llamarme “rojo” o “facha”. Vale todo.

Pero yo se cual es la solución para poner a España a la cabeza del mundo.

Y primero empezamos por reabrir las minas de carbón. Con la mejor tecnología que proteja al minero. No importa la pasta. El carbón pagará bien por todo, como siempre lo hizo, si dejan libre a la minería y la respetan. El carbón es riqueza inmensa. Inmensa. Vale más que los diamantes o el oro. Inmensamente más. No se puede fabricar electricidad con diamantes. No se enciende una cocina con diamantes. No se calienta una casa con diamantes.

 

Y después plantaremos tabaco, hasta aburrir. Y bajaremos sus impuestos. Y lo venderemos a todo el planeta, a precios justos. Exactamente como lo hizo España, primera nación que comercializó el producto y se hizo inmensamente rica con ello.

Y después dejaremos que cada región vuelva a producir lo que producía. En leche, en carne, en verduras… Y dirémos adiós a la estúpida imposición de productos innecesariamente lejanos de las grandes superficies alemanas o francesas.

¿Quieres leche de Francia? Muy bien. Es justo que esté disponible. Pero no a costa de matar nuestra producción.

 

Podría seguir, pero tan solo con eso, ya seremos ricos. O al menos, menos pobres que ahora. O tan “ricos” como antes.

 

 

No podemos permitir que los pueblos mueran. No podemos permitir que venza la ciudad, tan ignorante, burócrata, consentida.

No podemos consentir que se olvide que en los pueblos, aún en los pueblos más “de izquierdas”, se respeta la Navidad. O las iglesias. O la imagen de una virgen o del Niño Jesús. Mientras que en la ciudad solo se ve el “Felices Fiestas”.

No debemos olvidar que el pueblo lo produce todo. El pueblo del campo y el pueblo del mar. Y que la ciudad es en realidad un parásito burócrata, que se cree más educado, mas “cosmopolita”, mas “avanzado”.

No olvidemos que los pueblos no deben morir. Son la base de todo.

Quisiera que al ver este video, que podría ser cualquier otro, pensáseis tan solo en de dónde viene todo.

Como me dijeron ayer, la leche no crece en un tetrabrick. Ni la carne en una vitrina.

Me gusta añadir que la energía eléctrica, no crece en los enchufes. Viene, venía, de la mina de carbón.

Antes, cuando aún la podíamos pagar.

Aún diré una cosa más. Y que cada lado la interprete como quiera: al pueblo minero del carbón, lo mató el PSOE.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, El que resiste, gana, Expulsado del mundo. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los pueblos que mueren

  1. Agustin Sanz dijo:

    ¡Estoy contigo!
    Pero ¿Qué les importa a nuestros gobernantes el bienestar público?
    Además, hundir los pueblos y traer a la gente a las ciudades es un principio de masificación que les conviene.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      A los de españa creo q solo les importa el cargo y el sueldo, agustin…

      Y si, atraer gente a las ciudades ayuda a masificar y comer el tarro, pero claro…alguien tiene q producir la comida no?

      Ah, es verdad, se me olvidaba..la comida viene ya de otros sitios tb, con lo cual la desconexion de la realidad productiva, es aun mayor…

      Le gusta a 1 persona

  2. kach dijo:

    Lecroix,cuando el carbón de otro país es mas rentable que el de casa,entonces el egoísmo esta dispuesto a sacrificar lo propio,cuando se puede tener un exceso de algo mas económico no importa a cuantos dejas en la desolación.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Y seria aceptable si hablamos de galletas, kach. Pero no lo es cuando hablamos de carbon dado q la energia tiene una importancia estrategica esencial para el pais. depender energeticamente de otros es hacer vulnerable al pais. ya no es solo la desolacion terrible (y la q falta por llegar cuando se agoten las prejubilaciones y todos los pueblos mineros mueran definitivamente), es tb un tema de seguridad nacional…

      Me gusta

  3. kach dijo:

    Totalmente de acuerdo,Lecroix,no estamos hablando de galletas,¿pero tu crees honestamente que eso a los que tienen la sartén por el mando les importa algo? solo tienes que mirar lo que paso en Inglaterra,especialmente en el norte, los pueblos mineros en esas zonas quedaron muertos,al igual que muchas familias enfrentadas ¿por? simplemente no eran rentables,osea lo que te quiero decir es que no importa como lo veamos nosotros,el que tiene la sartén por el mando decide nos guste o no.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Si, eso es así kach. Por eso necesitamos politicos mas inteligentes y sobre todo mas honestos. y mas conectados con la realidad. en fin, no pedimos ná… 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s