El General Lee

Va a tener que ser así, al menos de momento. Para poder continuar con el cuaderno, necesito hablar de ciertas cosas.

Pero prometo que todo esta relacionado con el tema que nos ocupa. ¡Lo está!

El “General Lee” es un heredero directo del contrabandismo. 

Este tipo de coches, trucados hasta lo inverosímil, hiper llenos de caballos de potencia, fueron creados para contrabandear güisqui ilegal sin impuestos (moonshine)  entre los estados de la unión. Los contrabandistas necesitaban coches potentes y veloces con los que dejar atrás a los coches normales de la policía.

El arte de trucar estos coches, comenzó durante la Ley Seca, la Prohibición. Fue tal su éxito burlando a los polis y sus coches patrulla, que algunos conductores contrabandistas se convirtieron en leyenda. Y dieron lugar, ellos y sus trucados coches, a lo que hoy en día se llaman carreras NASCAR. Y si me apuráis, sentaron las bases para Le Mans o la Fórmula 1.

Se tiene conocimiento de que los traficantes de alcohol en Estados Unidos, durante la época de las prohibiciones y altos impuestos, utilizaban a expertos conductores que modificaban automóviles comunes para soportar gran peso en sus maleteros. Estos conductores tuvieron que desarrollar destreza en la conducción para evadir a la policía, sobre todo cuando sus automóviles iban totalmente cargados.
Los conductores y mecánicos de estos automóviles comenzaron a reunirse en óvalos de terracería y así mostraban su destreza compitiendo contra otros pilotos. Pronto estas competiciones atrajeron la atención de más gente y la popularidad subió.
Esto fue una base para las carreras que vendrían sucediendo al sur de los EEUU especialmente en Daytona Beach hasta que Bill France con otros pilotos y organizadores sentaran las bases de la actual NASCAR. Esta serie es de las mejores actualmente en el mundo automovilístico. -Wikipedia-

El “General Lee”, un Dodge Charger de 1969 modificado, es un coche mítico, de una serie de tv de los 70 que retrataba a los EEUU del sur profundos, religiosos, valientes, ingeniosos, bebedores, fumadores y rebeldes. Y contrabandistas.

Había mucho dinero que ganar burlando las leyes y los impuestos sobre el güisqui. Y la vida se abrió camino.

Comete hoy en día el viejo General Lee un segundo pecado políticamente incorrecto: lleva sobre su techo la Bandera del Sur, que es esta:

confederate_rebel_flag-svg

Bandera que representa la Cruz de San Andrés y es la misma casi que esta otra, la que portaban los hombres españoles que conquistaron esas tierras:

download

Y la cosa es que la administración Obama, en nombre del “progresismo”, ha prohibido la bandera del Sur.

Técnicamente, hoy en día en EEUU está prohibido mostrar a este coche y su bandera. Las ventas de juguetes basados en el popularísimo coche, están prohibidas también.

Pero por supuesto, no todos en el Sur hacen caso. El viejo General Lee, nacido del contrabandismo y la libertad, sigue desafiando a su perseguidor.

Porque como dicen en Luisiana…the South will rise again. El Sur se levantará de nuevo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, EEUU, EEUU y España o viceversa, El Nuevo Orden Mundial, El que resiste, gana, Las máquinas, Tiempos más civilizados, TV. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s