Errare humanum est. Pero es más fácil cagarla con internet

Porque imagino que esta entrada es una metedura de pata.

Me decía mi jovencísimo sobrino que recuerda cosas que le he mostrado. Cosas sobre dinosaurios, o física, o las mates y el número pi:

3.141592653589793238462643383279502884197169399375105820974944592307816406286208998628034825342117067982148086513282306647093844609550582231725359408128481117450284102701938521105559644622948954930381964428810975665933446128475648233786783165271201909145648566923460348610454326648213393607260249141273724587006606315588174881520920962829254091715364367892590360011330530548820466521384146951941511609…

Tanto le sorprendió descubrir que pi pitiene infinitos decimales… Nunca se acaban. Y más aún le sorprendió saber que como pi es infinito, contiene, en código, todos los libros que se han escrito. Y los que se escribirán. Y todas las pelis.

Y contiene todo lo que mi sobrino ha respondido en un examen. Y todo lo que responderá,

Simplemente, porque al ser infinito, lo contiene todo.

Más aún, le dije: hay quien piensa que pi contiene un mensaje de Dios, escondido a partir del chorrocientosmilbillonésimo decimal.

Así lo pensaban los egipcios, que se esforzaron por calcular decimales de pi, buscando el mensaje. Y así lo sigue pensando el Vaticano, en cuya cúpula de no se que catedral importantísima, están representados los decimales de pi, hasta donde ellos pudieron calcular en el pasado.

¿Hay un mensaje de Dios, escondido en los decimales de pi?

Quizás. Pero probablemente no.

Yo tiendo a pensar que si Dios existe, el mensaje nos lo ha dejado en nuestros genes, en nuestro ADN (ácido desoxirribonucleico) la molécula que contiene las instrucciones, inmensas, de como se construye a mi sobrino. O a mí. O a cualquier otro ser humano.

El ADN, que contiene más información que la biblioteca más grande del mundo, que está en cada una de nuestras células, que tiramos a la basura cada vez que nos rascamos y caen escamas de piel, cada vez que tenemos un orgasmo o una regla, cada vez que sangramos o lloramos o sudamos…ése ADN, podría contener un mensaje…

Todo esto le llamó la atención a mi sobrino.

Luego a solas pensé en los niños que tiramos a la basura. Y es que aquí es dónde voy a meter la pata para algunos.

Por supuesto no le hablé de estas cosas a mi sobrino.

Un feto, incluso a las dos semanas, no es “una colección amorfa de células”, como me enseñaron a mi en el insti los profes progres.

Un óvulo fecundado, se convierte muy muy rapidamente, en un ser viviente, humano, reconocible como tal. Descuartizarlo dentro del útero, vivo y sintiente, en nombre de una supuesta “libertad”, no es tal libertad. Es un asesinato.

El video, aunque sea una animación, es desagradable.

Yo ya se que  hay quien no creerá que esto es verdad y es así de feo. Lo curioso es que yo descubrí la verdad cuando una persona me dijo eso de “es solo una colección amorfa de células, míralo tú mismo”.

Yo también creía eso de que es una colección de células blablabla. Es lo que me enseñaron.

Pero ya puestos, decidí realmente investigarlo.

Y una vez más, lo que me enseñaron los “progres”,  no es cierto.

Esta entrada fue publicada en "Progresismo". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s