La senda del tiempo o el trisquel

downloadHabla Silvia  (qué nombre tan precioso, que me trae tantos buenos recuerdos) en su simpático y alegre blog, de la música celta.

Por supuesto, ¡cómo no!, no seguiré su alegría o su simpatía. Mi mundo es otro…

No tengo conocimientos profundos sobre lo que es realmente “música celta”. Pero crecí escuchándola, pues mi región de origen era y es celta. Hasta Nemo tiene un origen..

Más aún, habiendo vivido en el sur de EEUU, sur de EEUU que es mi piel misma y lo digo así de cursi, pude ver que también allí estaba la música celta.

Transformada. Pero estaba. Y está. Y estará.

El pu*o tío del banjo y el violín, la fiesta del granero de la América profunda, tan insultada, denostada y odiada por el “progresismo”, tan cristiana y valiente, que ha entregado a tantos de sus hijos a morir por la libertad, en tantas guerras, sobrevive.

No pensaréis que la música del granero, con los agricultores, los ganaderos, los vaqueros y las lindas muchachas del Sur, es un invento de EEUU, ¿verdad?

Claro que no. Viene de Europa. De esa parte de Europa que se siente celta.

Es por eso que a veces protesto cuando dicen que España es “mediterránea”. Perdóneme usted señor, pero España mediterránea, será la suya.

250px-bromptoncross

Cruz celta

La mía no lo es. Mi España es Atlántica, celta y del Norte…

Y luego, cruzando  un océano en una nave voladora de aluminio llegué a vivir en un sitio que fue español. Y que recuerda con orgullo haberlo sido: Nueva Orleans, estado de La Luisiana española, actual EEUU.

Oh yes, y allí está mi música también.  Los “progres” de EEUU dicen que es música de pueblerinos, de incultos.

En palabras del actual presidente de los EEUU, Barack Hussein Obama:

“son gente resentida y amargada que se aferra a sus armas y a su biblia”

That we do, Mr. President. Eso hacemos, señor presidente. Y mire usted que en mi casa no hay ni armas, ni biblias. Pero pienso defender ambas cosas, tanto como defiendo el derecho a fumar tabaco. El derecho a ser libre. Libre de los estadistas, neocomunistas reconvertidos, que consideran que el individuo debe ser aplastado, por el bien del colectivo, del “pueblo”.

Ignoro si de nuevo vencerá el colectivismo que vende Hillary Clinton, cuando voten en América. Lo que sí se, es que los “resentidos amargados que se aferran a sus armas y su biblia”, no van a ser derrotados.

En peores plazas han toreado, Mr. President, mucho antes siquiera de que existiesen los EEUU.

Esta entrada fue publicada en "Progresismo", Asturies, Contra la ley antitabaco, EEUU y España o viceversa, Expulsado del mundo, Las Américas, Música. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La senda del tiempo o el trisquel

  1. Que estupenda entrada !!! Para mi también mi España es mucho más que Mediterránea🙂 muchas gracias por la excelente entrada y tu cariño, BESOS Y ABRAZOS ENORMES.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Muchas gracias, Silvia. Cariño lo tienes, de todos tus lectores. Porque eres simpática y humilde y, me parece a mi, no vas de nada🙂

      Me gusta muchisimo que compartas la realidad de que España, es mucho mas que mediterranea.

      Besos y abrazos tb para ti🙂

      Me gusta

  2. La España de pandereta tampoco es la mia

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Cuánto me gusta lo que dices, Agustín. Hay otras Españas. Valientes todas. Unicas todas. La pandereta pa Almodóvar y sus compinches, que eso es lo que venden.

      Hay otras Españas.

      Me gusta

  3. Pingback: La premonición celta | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s