La excepción que confirma la regla

bucker125

“…y, sobre todo, que no se aprendan tu nombre.” (consejo final del soldado veterano al recluta novato)

El título se refiere a la excepción de una regla mía, poco importante y muy modesta, por la razón de que servidor es poco importante y… humilde.

Image result for cabritosAunque más de un cabrito lo de humilde me lo discuta; en lo de “poco importante” sí que estamos de acuerdo, que  para eso son unos cabritos, los muy ca**ones. 

Image result for ten commandments movie castY, ¿Cuál es esa regla, norma, o mandamiento, tan poco importante?. Antes de contestar, debo aclarar que soy muy malo para las caras y los nombres, o sea, para lo que la gente entiende por “ponerle nombre a una cara, o  cara a un nombre”. Por ejemplo, si me dicen que “a Genaro le ha tocado la lotería”, me cuesta bastante ubicar una cara al Genaro; o si alguien, que de momento no reconozco, me saluda en el mercado, por algún misterioso
Image result for mercado de santa catalinamotivo me encuentro con mucha gente “teóricamente conocida” en el mercado, y la…

Ver la entrada original 637 palabras más

Esta entrada fue publicada en Compartido de otros blogs. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La excepción que confirma la regla

  1. Querido Lecroix.
    Lo primero darte toda la razón y me adhiero a la felicitación que dedicas al presidente de Filipinas. Si hubiera mas gente independiente, como él, el Poder que nos domina tendría un poquito mas de cuidado, por que a uno (quizá a él le toque), pueden hundirlo, pero sería mas difícil hundir al 80% o el 50% o incluso al 20% de los presidentes y líderes del Mundo.
    Y paso a comentarte que me identifico TOTAL Y PLENAMENTE con esa regla tuya de los nombres y las caras. Yo tampoco soy capaz de poner cara a un nombre ni nombre a una cara, lo que me ha traído y me sigue trayendo muchísimas complicaciones, vergüenzas e incluso sustos.
    Me ha pasado, cuando mis hijos eran pequeños, tropezarme en la calle con señoras que me saludaban con todo afecto y me preguntaban por ellos y que yo suponía eran madres de compañeros suyos de colegio. ¡Ni idea de quien eran!.^Para hacerme la simpática le pregunté a una por sus niños también y, con cara de asombro, me dijo ¡Pero si soy soltera! ¿No te acuerdas de mi?.
    En otra ocasión dí recuerdos para sus padres a otra señora (para mi desconocida, pero que me sonaba de que yo conocía a sus padres de algo). Con una cara muy rara me contestó que yo ya sabía que su padre acababa de morir tras larga enfermedad, de la que (por lo visto) yo estaba al tanto. ¡Ni idea de quien era ni de quien era su padre!
    Hace poco saludé en una presentación literaria a un sacerdote que yo sabía que había de asistir, diciéndole que mucho agradecía su presencia. ¡Era otro! Este, cuando intentó contestarme casi no pudo, pues era un pobre señor que había sido operado de cáncer de laringe. Yo no le conocía de nada.
    El caso es que estas cosas me pasan por querer ser amable. Mejor no decir nada, no saludar, una sonrisita y punto. Pero me puede el deseo de satisfacer a los demás. Una tontería.
    También, desde luego, me ha ocurrido con frecuencia pasar de largo sin decir nada a gente que me conoce y está segura de que les recuerdo. Esto, sobre todo en pueblos, puede dar muy mala prensa.
    Y también decirte que yo pasé en Filipinas dos años, de niña, acompañando a mis padres. Mi padre estuvo allí en una misión diplomática. Me ha hecho gracia que tu también hubieras estado.
    Pues eso. Y un abrazo de “hermandad”

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Buenos días Elena. En este caso he compartido la entrada!😀 No soy yo el autor. Pero la he compartido pq estoy totalmente de acuerdo con el autor. Y me alegra un monton q tu tb, pues esa es mi otra razon para compartir: q os guste, q sintais q mas gente opina como vosotros.

      Ah, cuanto te comprendo en lo de los nombres y las caras, y en lo de querer ser amable y satisfacer a los demas. En mas de un aprieto me ha puesto a mi tb. Podria contarte anecdotas como las tuyas o peores. Cosas q nos pasan🙂 Un abrazo, Elena.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s