Frío como la piedra

En alguna ocasión he comentado que, en los días complicados, termino o aquí:

 

O termino aquí:

 

 

Si termino escuchando la música de Jesse Stone, hasta que me puede el sueño, como a él,  he perdido. Me alejo del mundo. Pero aún hablamos de un mundo semi-real, al que aferrarse. Y de todas formas es una derrota.. Realista.

Si por el contrario acabo escuchando la música de Blade Runner, significa que escogido un mundo aún más falso. Pero más realistamente falso. Blade Runner es simplemente, falso. En nada se parece a mi vida.

El problema es que Jesse, sí se parece a mi vida.

Y hoy, será Jesse de nuevo. Cosas que pasan.

 

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s