La primera vez

La primera vez que te besé, fue robando

Qué remedio me quedaba, con lo tímida que eras tú

y lo tímido que era yo.

Me hice el fuerte, quizás lo soy.

Y te robé.

Quedaste tan pequeña en mi abrazo,

como un paxarín diminuto…

Luego pensé que encajabas en mi abrazo

como encaja un río en su lecho.

Mía, eres mía.

Sentí, pensé,viví…eres mía.

Tonta, cuánto te quiero.

Pero aún no podía decírtelo,

no quería asustarte

y que me salieses volando, como un paxarín.

Y como un paxarín, te quedaste en mi abrazo,

calentina, cómoda, protegida.

Yo ya no podía asustarte.

Soy el oso, el oso bueno,

grandote, bruto, estúpido,

pero bueno.

Y lento, oh tan lento, tan lento, ante tu sonrisa…

Tu sonrisa, que podría matarme,

si me la quitas.

Pero no te lo dije, porque yo…

…soy el oso. La bestia..tan simple.

¿Morirás, de verdad, de tristeza, si me voy?

Esta entrada fue publicada en Me alegro de haberte conocido. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s