La ingratitud europea y el eterno incomprendido (III)

Hoy nos toca el Gobernador de Luisiana, Don Bernardo de Gálvez, granaíno de Granada, España, él. Con el que por cierto, el Congreso de los EEUU tenía contraída una importante deuda, que ha satisfecho, por fin recientemente (2014), con “apenas” 231 años de retraso…

bernardo_de_galvez

Bernardo de Gálvez (1746-1786), 49º virrey de la Nueva España y Gobernador de la Luisiana

Y dirán algunos, los de siempre: bueno vale, gobernó Luisiana cuando era española y luego por lo que sea se perdió la Luisiana porque los españoles siempre perdemos contra los ingleses, eso lo sabe todo el mundo, ¿qué tiene que ver este señor con EEUU?  EEUU es un país anglo, “racista” hacia los mejicanos que vienen del sur.

¿No es esa la idea que escucháis siempre?

Solo que de nuevo, la historia no fue así.

Estamos en 1776. Acaba de firmarse la Declaración de la Independencia de los EEUU, contra Inglaterra. Ya sabéis, la de Thomas Jefferson, con sus coleguis Benjamin Franklin, John Adams…en fin, toda la tropa anglo, en guerra ahora contra los anglos ingleses y su rey, desde hacía un año aprox.

Nos cuentan eso y todo suena como un asunto privado entre los nuevos estadounidenses y los viejos ingleses. Es más, uno se imagina al actual inmenso territorio de EEUU, unido y en lucha contra los inglis.

Ni de coña.

Son sólo 13 ridículas colonias. Ahí las tenéis, en rojo. Eso es todo “EEUU”  cuando entran en guerra con los ingleses y declaran su independencia.

506px-map_of_territorial_growth_1775-svg Los ingleses dicen que la parte “rosa” es también suya, pero ni de coña. Está en disputa con…básicamente todo cristo. Incluida España. Y las tribus indias claro. Y los Franceses, que andan también a ver si se pueden llevar un trozo de la enorme tarta americana.Todo el resto, la parte en naranja hasta el Pacífico, pertenece firmemente a España.  Y también la Florida, lo que pasa es que hay unos follones del copón porque los ingleses andan invade que te invade, a ver si por casualidad se lo pueden quedar todo.

Y entonces van los enanos y les crecen a los ingleses, en ese momento de 1775. Las 13 colonias dicen que tururú, que ya valió de pagar impuestos y encima no poder decir ni mú (mira, igual que lo que nos pasa a los que fumamos tabaco en España ahora, que nos masacran a impuestos y encima no tenemos derecho ni a un puñetero bar en el que fumar en paz).

La realidad es que las 13 colonias, lo llevan crudo. No nos vamos a meter en todo detalle, que estamos hablando de Don Bernardo y no de los ingleses, pero no pinta bien para los colonos. Los ingleses se los van a comer con chips (mira, otra cosa que los españoles trajeron de las américas para toda Europa, y van los cachondos WASP (white anglo saxon protestans), que oye, claro que los hay, y las llaman french fries . Esto de la leyenda negra anglo contra España, es que no tiene final, oiga).

Pero divago… Que sí, que los inglis se van a comer a los colonos porque la verdad es que en ese momento están atrapados entre la mar, de donde vienen los inglis, los indios y los españoles (que por cierto, se llevan bastante mejor con los indios que los inglis, pese a lo que, de nuevo, que pesaos, diga la leyenda negra de los inglis).

Y es aquí (uno más de varios, hay que ser honesto), dónde llega nuestro héroe, Don Bernardo de Gálvez, Gobernador de la Luisiana española y tan española en ese momento.

Y piensa Don Bernardo…oye, estos ingleses mucho tocan los webs en Florida y en todos los sitios que pueden…mmm ¿no sería buena idea ayudar a las 13 colonias contra los ingleses y de paso echarlos de Florida de una vez?

Siendo gobernador de la Luisiana, llevó a cabo una serie de afortunadas incursiones contra los británicos (1779-1781) que le permitieron expulsarlos de la Florida occidental. En su carrera contó con el importante apoyo de su poderoso tío, el ministro de Indias José de Gálvez y Gallardo. En 1784, se le concedió el título de conde.  (Wikipedia,)

Ah pero Don Bernardo, no se va a detener ahí, porque lógicamente le caen mucho más gordos los ingleses que los colonos (que también habían dado la lata, no crean, 30 años antes, ayudando a los ingleses contra nuestro gran héroe, Don Blas de Lezo. Lean si tienen tiempo y ganas, bien me gustaría, mi entrada llamada ¡Que Dios te maldiga, Lezo!).

Asi que Don Bernardo, ya puestos, decide que va a ayudar (decisivamente) a los colonos de las 13 colonias, contra los ingleses.

Durante los tres primeros años de la guerra de Independencia de los Estados Unidos, España se mantuvo neutral, si bien favoreció a los rebeldes.87 Incluso antes de la declaración de independencia de las colonias, que se proclamó el 4 de julio de 1776, las autoridades españolas de Luisiana habían entregado pertrechos a los rebeldes, representados en Nueva Orleans por Oliver Pollock.88 En marzo de 1778, De Gálvez reiteró la neutralidad española en el conflicto, al tiempo que ayudaba encubiertamente a los estadounidenses. Las repetidas quejas británicas por las acciones de De Gálvez fueron estériles. (Wikipedia)

A joderse, con perdón. Qué cuco, este Gálvez.

A pesar del reforzamiento militar de la provincia (Luisiana) en los años anteriores, cuando estalló la contienda aún no contaba con soldados suficientes para garantizar la defensa. A pesar del informe pesimista sobre la situación militar de los jefes militares, De Gálvez —nombrado ya gobernador en propiedad—, sabedor de la intención británica de atacar su provincia, decidió adelantarse y acometer al enemigo. (Wikipedia)

Cuco no, lo siguiente. Como que se iba a dejar engañar por los ingleses.

Incluso tras un intenso huracán que asoló la zona, el 27 de agosto partió en campaña, dejando Nueva Orleans defendida únicamente con las milicias. Con apenas seiscientos sesenta y siete hombres, blancos, negros y mulatos, marchó contra el débil puesto avanzado británico en Manchac, al este del Misisipí, al suroeste de Baton Rouge.
De camino, reclutó otros seiscientos sesenta y siete y ciento sesenta indios.
El objetivo era obtener una victoria fácil para sus bisoñas tropas y avanzar hacia Baton Rouge para desbaratar la concentración de fuerzas británicas contra la Luisiana.
Tras una lenta y dura marcha por terreno pantanoso y palúdico, alcanzó Manchac por sorpresa el días 6 de septiembre y tomó la posición enemiga al día siguiente. Sin bajas en ninguno de los dos bandos, la victoria de De Gálvez sirvió para que sus fuerzas ganasen en experiencia y en ánimo. Marchó seguidamente contra Baton Rouge, con fuerzas bastante equilibradas, que bombardeó hasta que capituló, el 22 de septiembre. La toma de la ciudad conllevó además la rendición del estratégico fuerte de Panmure, doscientos kilómetros aguas arriba del Misisipí y que controlaba una amplia región de la orilla izquierda del río.
En conjunto, el gobernador se apoderó de esta región, desbarató a las fuerzas británicas que podían haberse dirigido contra Luisiana, mejoró la situación de los estadounidenses en Georgia y Carolina del Sur y abrió la navegación del río a estos.

Ah, ¿qué no os lo habían contado así? ¿Que se supone que los españoles eran malos málísimos con los indios y todo eso? De nuevo ya véis que no. Los indios se unen a Gálvez contra los ingleses. Todo es criticable y España no fue perfecta, como nadie lo es. Pero creedme esta verdad, que pocos os cuentan pero sospecháis: puestos a escoger, los indios preferían mil veces a los españoles que a los ingleses.

En fin, no nos vamos a meter batalla por batalla. Bastará este resumen de la Wiki:

España apoyó desde el principio la guerra de Independencia de los Estados Unidos mediante Bernardo de Gálvez, que negoció directamente con Thomas Jefferson, Patrick Henry, Oliver Pollock y Charles Henry Lee. Gálvez bloqueó el puerto de Nueva Orleans para que los navíos británicos no pudiesen utilizar el río Misisipi y también facilitó el tránsito de los rebeldes americanos a través de todo el territorio al sur de la zona de guerra, ayudando al envío de armas y municiones destinadas a las tropas americanas de George Washington y George Rogers Clark.
En 1781, aprovechando la mayor velocidad de los correos marítimos españoles, es informado de un nuevo comienzo de hostilidades entre España e Inglaterra. Toma las plazas de Mobila y Panzacola. Poco tiempo después, Gálvez se apoderó de la isla Nueva Providencia en las Bahamas, abortando el último plan británico de resistencia, con lo que mantuvo el dominio español sobre el Caribe y aceleró el triunfo de las armas norteamericanas.

Toma ya….qué tío.

Para que luego nos quieran convencer de que EEUU es un país anglo, su indepencia cosa de anglos y blablabla.

Por supuesto, Don Bernardo no es el único.

Me estoy alargando muchísimo, pero vayámos a la deuda del Congreso de EEUU, con Don Bernardo de Gálvez:

En 1783, el Congreso de los EEUU acordó colgar el retrato de Don Bernardo de Gálvez en las paredes del propio Congreso, junto a los retratos de los otros héroes de la patria, para honrar la ayuda del español a los EEUU. 

Tardaron 231 años, ahí es ná, pero en 2014, por fin lo hicieron:

El Congreso honra al héroe de la Batalla de Pensacola, Gálvez.

Congress honors Battle of Pensacola hero, Gálvez

Un par de vídeos más, si aún tenéis la paciencia y habéis llegado hasta aquí.

Nueva Orleans, la que considero mi ciudad, fue española mucho tiempo, como parte de Luisiana.

En la Plaza de España de Nueva Orleans, están los escudos de todos nosotros, de todas nuestras provincias. Con los nombres de verdad. Es un video gracioso, donde el americano (probablemente él también con sangre india, española y quizás hasta inglesa)  se empapiza con algunos nombres.

Pero ahí estamos, todos nosotros. En EEUU, como siempre fue, nos mienta quien nos mienta, sean los anglos de la leyenda negra o los propios españoles antiespañoles.

 

Y uno más, ya se que soy pesao, pero habría tanto que decir…

A Hollywood siempre le gustó más mostrar un EEUU anglo. Poco a poco eso va cambiando, porque era inevitable que así fuese.

En la Historia de la construcción de EEUU, creo que no hubo una sola cultura que no fuese a veces el bueno, a veces el feo y a veces el malo.

Pero os garantizo que el vaquero del puro (Clint Eastwood) chapurreaba español. No había, no hay y no habrá, más cojones que saber español en EEUU.

Y por cierto, en la Guerra Civil Americana, también, también estaban los españoles.  Tema para otra entrada.

Saludos y gracias por llegar hasta aquí.

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, EEUU, EEUU y España o viceversa, El que resiste, gana, Historia, Historia de España, Las Américas, UK. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La ingratitud europea y el eterno incomprendido (III)

  1. churchmouse dijo:

    Thank you for this history lesson. I had no idea!

    Americans are not taught this in school. Well, my 50+ generation wasn’t, at any rate.

    Le gusta a 1 persona

  2. Carmen dijo:

    Al pan, pan; y al vino, vino. Gracias por este post. Lo voy a leer (in English), y más detenidamente que ahora, a mi esposo, que a él le encanta saber estas cosas y dar al César lo que es del César. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Columbus day…¡y un huevo! El de Colón | Contra la ley "antitabaco"

  4. Pingback: Los doce del patíbulo | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s