Cargas de profundidad

Con este video perdí una amistad en Facebook. Habíamos colaborado hasta entonces en una alianza exitosa, en la muy éxitosa página internacional creada por esa persona. No me pareció nunca que hubiese protagonismos por parte de nadie, la colaboración era honesta y sobre todo, útil, en la lucha contra las leyes antitabaco.

Pero en mi página personal, decidí publicar este video:

Nada especial, me pareció a mí. Hablé de lo mucho que me gustan las máquinas, de como me asombran esos viejos U-boats, que bajo el ataque de las cargas de profundidad del enemigo llegaban a sumergirse al doble, al triple casi, de la profundidad para la que estaban diseñados, intentando escapar.

Atrapados entre el enemigo arriba y el océano abajo, los U-boats y sus tripulaciones rompieron todos los límites de la ingeniería de la época. Sin implosionar. Aguantando, increíblemente, la presión de su verdadero enemigo implacable: la mar.

Sí, se que el video y la peli, son, en cierto modo un homenaje a los submarinistas de la Alemania Nazi. Si me produce más emoción el sufrimiento de las tripulaciones alemanas, no es porque fuesen Nazis. Es porque el 90% de todos los hombres que se sumergieron en un submarino alemán en la II Guerra Mundial, murieron. A pesar de su valentía y a pesar de la prodigiosa, gloriosa, lata de sardinas tecnológica que los protegía.

Yo los admiro. A ellos y a sus máquinas. No me importa la política del conflicto. Son admirables.

 

De alguna manera, mis palabras ofendieron. Recibí acusación de buscar “protagonismo”. Sigo sin entender cómo se llegó de mis palabras a “protagonismo”, pero mi reacción fue fulminante. Abandoné la página exitosa, en la que había escrito cientos de entradas y corregido otras tantas. ¿Protagonismo yo? Te vas a enterar. Mira si no me importa el protagonismo, que me voy.

Orgullo.

Una amiga, en una ocasión, poco después, me dijo:

Ten cuidado con ese orgullo, Capitán. Te hace más daño del que crees.

No he olvidado la advertencia. Y con todas mis fuerzas, intento hacer caso desde entonces.

En ocasiones, amigos y enemigos, incluso los amores que nos aman, dejan caer cargas de profundidad.

Una persona sabia sabe cuando un amigo o un amor han errado el tiro, porque todos erramos, y sabe dejar pasar esa carga explosiva que tanto daño ha causado. Deja de un lado su orgullo y tiende la mano.

Al enemigo ni agua, por supuesto que no.

Pero incapaz yo de discernir, de “leer” intenciones, de saber a quien perdonar y a quien no, reacciono con orgullo. Un orgullo feroz, aislacionista, suicida, sin vuelta atrás.

Muy pocos submarinos alemanes y sus tripulaciones llegaron a emerger para rendirse. Los que lo hicieron,  no pudieron aguantar ya más la tortura de las cargas de profundidad, hora tras hora.

El resto, casi todos ellos, eligieron resistir bajo las olas el asalto implacable.

Hasta que fue demasiado tarde.

 

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco, El que resiste, gana, Expulsado del mundo, Historia, II Guerra Mundial, Las máquinas, Música. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cargas de profundidad

  1. anónimo dijo:

    Desgraciadamente no publicas el vídeo. Creo que todos deseamos verlo. Yo desde luego.
    Lo que llamas orgullo creo que es sensibilidad. No te considero orgulloso, si sensible. Quizá ultrasensible. Yo lo fui, pero dejé de serlo. No merece la pena, créeme.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Un buen analisis. Y no es la primera vez que lo oigo. Lo que pasa es q prefiero ser tachado de orgulloso, q de sensible. Cosas de chicos🙂

      El video sí esta publicado, pero depende de cada pais que pueda verse o no. Por lo q me indicas, tu no puedes verlo.

      Dejame buscar otra copia

      Si lo puedes ver, indicamelo.

      Me gusta

  2. anónimo dijo:

    Un buen video. Revulsivo contra la manipulación actual que divide al mundo en “amigos” (buenos) y “enemigos” (malos) de lo que ocurrió en el 39/45.
    Es mucho mejor ser sensible que orgulloso. El orgulloso es un idiota que se cree superior.
    El sensible es un alma elegida, que sufre la injusticia y la fealdad de nuestra sociedad.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Bellas palabras, anónimo. Siempre me han gustado los u-boats, independientemente de la politica asociada. Hoy en dia ando revisando todo, incluido quien es siempre el 100% bueno y el 100% malo, segun la version oficial. Esto me incluye a mi tb.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s