“Soy una zo**a y tengo herpes…” (II)

Es cierto que tras lo escrito por la señorita Dawson sobre sus gustos sexuales y las consecuencias que han tenido y sobre todo, tras la carta que le envió Hillary Clinton hablando de “valentía”, “coraje” y “orgullo”, algunos se lanzaron a la red a criticar. Y eso a mí me dio qué pensar con respecto al tabaco.

Escojo este video porque más o menos viene a hablar de que las malas decisiones, suelen tener malas consecuencias. Lo hace en un tono razonable, el que el autor suele tener en todos sus videos. En este caso me parece que podría haber sido algo más respetuoso, pero tampoco me parece que incurra en nada reprobable:

A mí personalmente, no me molesta que una chica sea promiscua. Yo tengo mis opiniones en el tema, pero vamos, no es algo que yo pediría que se prohibiese, aunque a mi personalmente no sea una cosa que me guste.

Ni me molesta ni lo prohibiría. Pero también es cierto que en cuanto detecto que una chica es promiscua, dejo de verla interesante. No la querría como pareja porque dan muchos problemas. Y no la querría para un encuentro casual primero porque no soy dado a ellos y segundo porque lo único en lo que podría pensar sería en el riesgo de enfermedad. Aún así comentaré que hay chicas promiscuas que son divertidísimas y encantadoras y tengo alguna amiga así. Pero en fin, eso sería tema para otra entrada.

 

¿Que creéis que pasaría, por poner un ejemplo, si la misma señorita Dawson va y publica en las redes sociales que:

“soy una fumadora y tengo cancer de pulmón. Sigo siendo una persona que merece respeto”?

Y no es que yo crea que fumar produce cáncer, bien sabéis que no lo creo. Pero es un ejercicio interesante hacerse tal pregunta.

Los insultos serían bastante más graves y universales que los que ha recibido la señorita Dawson por hablar de sus gustos sexuales y la consecuente enfermedad. Menuda escandalera se montaría.

Ella se lo buscó, sería el comentario más amable que recibiría.

Y desde luego, ninguna candidata presidencial saldría a defenderla. Todo lo contrario, saldría a criticarla , a decir que las malas decisiones tienen malas consecuencias, que todo esto tiene que servir de ejemplo para que las chicas no fumen, etc etc.

A muchísimos, no les bastaría con pensar: “a mí qué más me da que fume. Me disgustan las personas que fuman, pero me basta con apartarme y dejarlos ser”.

Todo lo contrario. La frase y la enfermedad de la chica se usarían como justificación para mayores ataques y restricciones de libertad.

Es culpa de ella, la chica fuma como una loca y ha enfermado y lo que es peor, es contagiosa, su gusto por fumar hace enfermar a los demás. Hay que crucificarla y hacerla servir de ejemplo, humillarla, hundirla, que a nadie más se le ocurra hacer lo que hace ella.

Parece ser que fo**ar sin control si eres chica, hoy en día es motivo de alabanza y orgullo. Hasta una candidata presidencial te apoyará. Y que a nadie se le ocurra rechazar un avance sexual de esta muchacha, que el herpes no se contagia tan fácilmente o al menos no produce síntomas en la mayoría, te dirán.

¡Dejadla ser! ¡Admirad su valentía! ¡Acostáos con ella! ¡Compartid su aire, sus fluidos! ¡No la discriminéis jamás!

Pero ay de ti si se te ocurre encender un inocente cigarrillo…

¡A fumar a la calle! ¡Asesino!

Cabrones son, de verdad..

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Soy una zo**a y tengo herpes…” (II)

  1. Lo publicaré en todas partes donde pueda.
    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s