A la pelirroja

Dors, la mujer tigre…alguna vez me habréis leído esas cosas.

No conviene a veces hacer los sueños, reales o no,  realidad. A veces.

Siempre he dicho que lo primero que me gusta en una mujer es un buen corazón. Admiro la bondad, la capacidad de tener empatía hacia los sentimientos de todos los demás y el deseo de ayudarlos.

Curioso, hoy me dijeron que yo soy empático, que tengo la palabra justa, siempre.

Ya me gustaria…

Lo segundo a desear en una mujer sería un buen cerebro, una mente despierta, curiosa y capaz. Ya sabes, ese tipo de chica que tan fácilmente se pone a hablarte de una cosa como de otra y a veces te puede saltar con que

mira, un gran rifle del que se habla poco es el  M1 Garand en la II Guerra Mundial, el de los americanos. Era muy fiable y preciso, pero tenía un un tremendo fallo y es que al acabarse la munición saltaba el peine haciendo un ruido metálico característico que claro, avisaba al enemigo de que te acababas de quedar sin balas. Eso es un fallo muy grande, por muy bueno que fuese el fusil.

Toma ya.

Ese tipo de chica que luego te hace la lista de la compra y flipas porque sabe dónde comprar los yogures más baratos en 100 kms a la redonda…

Sí, esa, que encima se pone a cocinar y te quedas tonto mientras te explica que todo el mundo sabe que Bach marca la cima del contrapunto, especialmente en las fugas. Pásame la sal. ¿Me pones un vermutín blanco con mucho hielo? Tengo sed… 

Joder y se lo pones, claro que sí. Sabe hasta cocinar y hasta lo hace mejor que yo. Todo un triunfo en esta época de roles confusos.

Y yo voy y tras ponerle un vermú le cuento un chiste de vegetales, aprovechando que ella estaba pica que te pica vegetales:

Oye, ¿tú sabes que dicen de la escarola?

No…¿ qué dicen?

Pues dicen que la escarola, cuando besa, es que besa de verdá..

Y le doy un beso y se ríe…

Y lo tercero, ya puestos a pedir, que uno desea es belleza. Que la chica sea guapa, al menos a mis ojos. Guapa y deseable, en mi corazón y en mi mente y bueno, en el otro sitio, con perdón.

Lo que no suelo decir es que además me encantaría que esa chica tan talentosa y bondadosa, fuese además pelirroja y zurda.  Pa tener aún más cosas en común y rizar el rizo, que se yo…

Y oye, a veces, once in a blue moon, va y ocurre y la encuentras.

Sabéis que hace un tiempo que navego yo solo, a la deriva. ¿Qué fue entonces de la pelirroja esa, que era tan perfecta?

Bueno, los seres humanos, los perfectos y los imperfectos que en realidad somos todos, somos como somos y la cosa, por hache o por be que dice quien no está muy seguro de la razón, no prosperó. Y estamos hablando de, uf, aproximadamente el pleistoceno inferior. Pero así fue, no salió bien.

Oh culpa mía, sin duda, como casi siempre. Al fin y al cabo no solo fui yo quién se fue, también soy yo quien a veces, la echa de menos.

Es complicado, que diría el  status enigmático de Facebook.

Voy a decir las palabras que todos han dicho, todos han oído y en general, se consideran falsas:

Nadie me ha gustado más que tú. A nadie he deseado más que a tí.  A nadie he querido como te quise a ti.

O quizás mejor en las palabras de Neruda…

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 

Cosas que pasan. Nada especial u original, nada que no le haya pasado a los demás.

Pero a veces, te recuerdo, pelirroja. Se te echa de menos. Ni se te ocurra morirte, que me enfado. Se feliz tú, que a mi no me sale.

Esta entrada fue publicada en Dors, la mujer tigre, Expulsado del mundo, Me alegro de haberte conocido, Sí, la pelirroja. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a A la pelirroja

  1. Pingback: A la pelirroja, de nuevo | Contra la ley "antitabaco"

  2. Lecroix dijo:

    Reblogueó esto en Contra la ley "antitabaco".

    Me gusta

  3. Pingback: El hombre callado, en su día raro | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s