El ataque a la masculinidad

5de00c7715749a3f32069fafc7b96b4b.jpg

Quizás hayáis notado que en las películas, las series de tv o la publicidad se representa cada vez con más frecuencia al “hombre moderno” como un ser enclenque, con claro toque femenino.

Lejos han quedado los tipos musculosos, de mandíbula fuerte, anchas espaldas y comportamiento típicamente masculino. Usando actores del pasado, podríamos decir que el presente es mucho más James Dean y mucho menos Charlton Heston.

Veámos el último anuncio de perfumes Gucci:

gucci-guilty

El anuncio publicitario de su fragancia Gucci Guilty, presentado el pasado 31 de agosto, evoca la rebeldía, la pasión y la libertad sexual de hoy.  […] una apuesta por la labilidad entre los límites preestablecidos de la sexualidad y los roles sexuales. Y que además no se limita solo al anuncio, pues el perfume femenino Guilty se define por sus férreos toques de Fougère de Geranio, utilizado normalmente en perfumes masculinos. Mientras, la fragancia masculina Guilty se caracteriza por la flor del naranjo, menos habitual en perfumes para hombres. El Economista

Ahá. Por supuesto tienes toda la razón, no solo la masculinidad está bajo ataque. También lo está la feminidad. Se quiere hacer el hombre más femenino, sí. Pero también se quiere hacer a la mujer más masculina. Siguiendo el ejemplo de actores del pasado, el presente es mucho menos Marilyn Monroe y mucho más Sigourney Weaver.

(y por cierto, eso de El anuncio … evoca la rebeldía, la pasión y la libertad sexual de hoy. ¿Más rebeldía? ¿Más pasión? ¿Más libertad?  Me parece que con lo de los 60 fue más que suficiente… Lo que ocurre hoy en día gracias a internet no ha hecho más feliz ni más libre a nadie…En fin, tema para otra entrada🙂 )

A pesar de que también la feminidad está bajo ataque en esta época, la mujer femenina de toda la vida sigue siendo una figura poderosa, difícil de derribar. La mujer elegante, con clase y con toda su feminidad intacta, sigue siendo apreciada tanto por hombres como por mujeres.

No ocurre lo mismo con la figura del hombre. El hombre musculoso y masculino de toda la vida, ahora se asocia a la homosexualidad o a la falta de cerebro. Te lo voy a demostrar con Clint Walker, un actor quizás no demasiado conocido, pero que en su época fue el epítome de la masculinidad:

clint walker shirtless.png

¿Lo ves? Hoy en día se ha condicionado a la sociedad para asociar imágenes así, a la homosexualidad. Un hombre fornido es o marica o limitado cerebralmente. Ese es el mensaje que se vende hoy en día.

Aún así, el ataque sobre la masculinidad no se ha limitado a la cultura. Hay también un ataque químico.

Y también se puede demostrar.

Todos habréis oído acerca de lo malísimas que son las grasas saturadas, el colesterol, la carne roja. Que si producen arterioesclerosis, infartos, envejecimiento prematuro, cáncer…

Nada de eso es cierto y nunca se ha podido demostrar. Pero sin embargo lo siguiente, si es cierto, dado que es simplemente química: las grasas saturadas, el colesterol, la carne roja, son los ladrillos con los que se construyen las hormonas, incluida la hormona sexual masculina (testosterona). Al reducirse las grasas en la dieta, se reduce también la cantidad de testosterona que fabrica el cuerpo. Y dado que la testosterona es la hormona que da lugar a todas las caractéristicas típicamente masculinas, el resultado de evitar las grasas y la carne es… una población masculina, menos masculina.

Si sois de los que habéis dejado de lado las grasas que generalmente acompañan a la carne roja…probad a devorar un buen chuletón de forma regular. Notaréis la diferencia…

También habréis oído hablar todos de lo buenísima que es la cerveza. Que si te hace más guapo, más sano, retrasa el envejecimiento, ¡puede prevenir el cáncer! (ahh, la palabra mágica, siempre tan recurrida…).

No se si eso será cierto o no, pero lo siguiente sí es cierto: el lúpulo de la cerveza es tremendamente estrogénico. Es decir, da lugar a la producción de la hormona femenina (estrógeno). Y cuando el estrógeno en sangre es abundante en comparación con la testosterona, los rasgos típicos masculinos tienden a suavizarse, a feminizarse.

Por si fuera poco, la cerveza suele dar lugar a la típica “barriga cervecera” y el exceso de grasa abdominal causa a su vez una disminución de la testosterona. Sí, sí, ya se que está muy de moda lo del “fofisano”:

efd073adf312d35e9b2bb527e39a39ab_XL.jpg

Hay más ejemplos de alimentos y bebidas que nos animan a consumir para que nos parezcamos más a DiCaprio. Os invito a investigarlos.

Os dejo con un poema y con el ejemplo de transformación de Chris Pratt, el de Jurassic World. Un actor que se atreve a mostrarse como consumidor (y cazador) de carne roja, llena de grasa, como debe ser.

 

 

Si…
Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos a tu alrededor
la han perdido y te culpan a ti.
Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero también aceptas que tengan dudas.
Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no incurres en el odio.
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.

Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores de la misma manera.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.

Si puedes apilar todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola jugada;
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tus objetivos mucho después de que estén agotados,
y así resistir cuando ya no te queda nada
salvo la Voluntad, que les dice: “¡Resistid!”.

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, sin menospreciar por ello a la gente común.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos pueden contar contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el implacable minuto,
con sesenta segundos de diligente labor
Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y —lo que es más—: ¡serás un Hombre, hijo mío!

-Ruyard Kipling-

 

Y también lo serás si comes carne.

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El ataque a la masculinidad

  1. ramrock dijo:

    Bueno… lo de la barriga cervecera parece ser que no es cierto.

    Y, pase lo que pase, yo llevo bebiendome birras desde los 13 años y no pienso dejarla.

    De hecho, mañana hay partido y …

    Mejor dicho ¡¡¡dos!!! partidos, el United contra el City y el Madrid contra el Batasun…Osasuna.

    Me voy a poner como el Homer.

    Juas juas juas juas juas juas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s