Burkini en la playa, sí. Fumar, no

Es raro ver estas cosas en la prensa. Raro pero muy agradable. Algo de sensatez aún hay…

El burkini y la falsa impresión de libertad

Redacción 2 septiembre 2016 Noticias

En las últimas horas ha dado la vuelta al mundo esta imagen de unos policías franceses obligando a una mujer, aparentemente, a quitarse el burkini.

burkini-nizaweb

.

La imagen tiene una gran potencia visual porque los contrarios al burkini, de repente, son los que aparecen como represores, sus defensores los libertadores, la mujer como víctima y quien obliga a la mujer a ir con burquini, si existe, en la foto no aparece.

Siendo un poco imaginativos podría sospecharse incluso que quien obliga a la mujer a ir a la playa en burkini acaso es el mismo que saca la foto. Porque la foto es sumamente oportuna, como una representación, quizá demasiado para no haber una complicidad entre la mujer y el fotógrafo. Tanto que Francia ha decidido inaplicar la prohibición del burkini en las playas.

Por otro lado, tal vez la misma imagen podría cambiar totalmente de significado sustituyendo el pie de foto por este otro: policías franceses se incautan de la caja de cigarrillos de una mujer con burkini que estaba fumando en la playa. A casi todo el mundo le parecería estupendo una fuerza policial abrumadora reprimiendo a una fumadora.

Efectivamente, en muchos lugares una mujer puede ir con burkini a la playa, pero no fumarse un cigarro en ella, aunque esté al aire libre, aunque recoja las cenizas y la colilla. ¿Quién dijo que no había límites? Estamos completamente rodeados de ellos. Simplemente hemos decidido que para fumar al aire libre hay un límite y para ponerse un burkini no.Estamos prohibiendo continuamente cosas, pero justo el burkini lo vamos a permitir.Hay quien decía que las pobres mujeres occidentales tiene que depilarse, así que cómo íbamos a decidir que esa imposición era mejor que el burkini. Ahora, en vez de eliminar alguna de las dos imposiciones, tenemos en nuestra sociedad las dos imposiciones, una al lado de la otra: la depilación y el burkini. No hemos eliminado ningún límite ni ninguna imposición, las hemos multiplicado.

burka niña

.

Otro ejemplo. Se niega el concierto a los padres para que no puedan llevar a su hijas a un colegio diferenciado, salvo que sean ricos, pero en cambio les pueden poner a sus hijas un burka. Seguro que la chica a la que le ponen un burka no se siente nada diferenciada. ¿Y por qué nos es machista tapar a las mujeres en vez de vendar los ojos de los varones? ¿O los límites de lo políticamente correcto son más difusos con los musulmanes que con los cristianos, los fumadores, los taurinos o todos los que no son identifcados como gentes de progreso? A lo mejor permitimos el burkini para crear la ficción de que somos una sociedad sin limites, o para esconder los límites que realmente tenemos, más eficaces en cuanto más interiorizados y más invisibles.

Cabe subrayar que a lo mejor el límite no es el burkini, sino el burka, o vaya a saber usted cúal, pero en algún lugar debemos poner un límite o, como decíamos en un análisis anterior,alguien podría sacar a su mujer a pasear por la playa con una correa al cuello andando a cuatro patas y habría que aceptarlo, si ella decía que lo aceptaba y el marido no lleva un pitillo encendido.

¿Por qué fuera del mundo musulmán las mujeres libres del resto del globo no deciden utilizar una prenda tan maravillosa como el burka? Volviendo a un argumento anterior, alguien podría decir que las musulmanas que se ponen burka en los países musulmanes tienen tan poca libertad como las occidentales para no depilarse. O que llevan burka como los hindús llevan turbante, los indios plumas o las francesas medias de cristal, y que uno viste no como quiere sino como le condiciona su cultura, su época y su sociedad, por eso nadie va vestido normalmente de romano salvo en Semana Santa. Pero entonces, si realmente nadie viste lo que viste voluntariamente sino condicionado, ¿no se está reconociendo que las mujeres que llevan burka no lo hacen voluntariamente? ¿O son las únicas mujeres en el mundo que no viven bajo imposiciones sociales y culturales? Si es así, decae el argumento de permitir el burka porque es voluntario.

.

Por otro lado nos gusta la libertad, o pensar al menos que somos libres. Lo que se cuestiona del burkini o del burka, en todo caso, no es tanto la libertad de ponérselo, sino la libertad de no ponérselo. No ya en Arabia o en Irán, sino en nuestra propia sociedad. Si permitimos el burka o el burkini, estamos quizá permitiendo la proliferación de los Moleenbek y otros guetos de ciudades europeas en las que difícilmente alguien podría asegurar que las mujeres se cubren de forma voluntaria. Es posible que dentro de algún tiempo en nuestras ciudades haya barrios, playas o piscinas en los que no sea voluntario que las mujeres vayan cubiertas. ¿Reaccionaremos entonces, cuando el problema sea mucho más grande? ¿Nos da miedo un gato pero nos comeremos a un tigre?

.

 

El burkini y la falsa impresión de libertad

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Burkini en la playa, sí. Fumar, no

  1. ramrock dijo:

    ¿Como diablos se me ha escapado a mi este artículo? Eso lo tengo que arreglar rápido.

    En cuanto haya difundido mi anterior post sobre el Islam por todo Facebook y todo Google +, ¡¡¡me pongo con este!!!

    #****Islam #StopIslam

    Y ahora, si me dispensan, voy a abrirme una lata de Mahou y encenderme un cigarrillo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Deckard dijo:

    Buen artículo.Hola a todos, aunque hace tiempo que no comento, no he dejado de luchar contra la ley antitabaco, no sólo existe internet para luchar, también se puede luchar en la vida real de muchas maneras, como hemos seguido haciendo mi mujer y yo este verano: presionando para que te sirvan cena en terraza y no en el interior (a veces ponen el pretexto de que está más lejos para el camarero…), hablando sobre el tema con no fumadores o con fumadores que dicen que no les importa salir fuera a fumar(al final todos, sin excepción están de acuerdo con mi propuesta estrella:bares para fumadores con extractores y bares para no fumadores, eso es lo que piensa la gente en la calle), etc, ya iré contando algo más.
    En cuanto al tema del burkini, el islamismo y todo eso, parece sencillo, pero es complicado. Como dice el P-Lib sobre el burkini: “¿que cómo se debe vestir en la playa? como en la calle: como a uno le venga en gana”, es decir, a primera vista yo también diría: que vistan como quieran, lo primero la libertad de elección, pero claro, si profundizamos vemos que ¿son realmente libres las que se ponen el burkini? ¿era realmente libre la sociedad vasca para hablar cuando eta mataba?, ésa es la cuestión: cuando detrás de un uso, costumbre, opinión, lo que sea, hay un grupo terrorista, todo queda corrompido y desvirtuado por la mera existencia de ese grupo.
    Yo no creo, la verdad, que el enemigo sea el islam o los musulmanes, en general, pero sí lo está empezando a ser porque algunos se están esmerando en que así sea, para mí, el verdadero enemigo es el hombre, no las religiones ni las ideas, es el hombre y el uso que hace de ellas, y eso es lo que está pasando ahora, No considero que la cultura musulmana sea en sí enemiga nuestra, ni tampoco amiga, simplemente es diferente, y algunas cosas buenas tiene (cierto arte suyo a mí me gusta, tb el “lujo”asiático, ese concepto) también tienen muchas carencias, como decía Lecroix (música, cero a la izquierda), pero ésa no es la cuestión, la cuestión es que, las diferencias deben existir, eso hace más rico al planeta, si no, ser todos iguales sería aburrido y pobre culturalmente, diferencias sí, pero no intentar imponer sus ideales a los nuestros o imponer que las mujeres periodistas lleven el velo allí y que las suyas lo lleven aquí, ese tipo de cosas son las que me sacan de quicio, nuestro buenismo, que hace que nos tomen por tontos.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Claro q se puede luchar fuera de internet. El cara a cara puede ser mucho mas efectivo. Os agradezco mucho vuestra incansable lucha siempre contra la injusta ley. Y cierto, raramente se encuentra uno con una persona q no este de acuerdo en que haya bares en los que se permite fumar y bares en los q no. Solo los extremistas antitabaco quieren la prohibicion en todos los locales.

      Personalmente tp tengo problema con q en la playa se vistan como quieran (otra cosa es q realmente esten vistiendo como quieren cuando se ponen un burkini de esos). Mi unico problema es con los q no se visten. Considero que esas personas necesitan playas propias donde ejercer su, para mi, extraño gusto.

      Habiendo vivido en un pais musulman considerado entonces como “moderado”, yo si creo q la cultura musulmana es enemiga de occidente. Lo q vi es esto: de 10 personas, 1 es amigable y tolerante aunq seas occidental, 2 son extremistas q odian occidente y quieren la destruccion de todos los occidentales y 7 son “moderados” q están encantados de q los 2 extremistas vayan haciendo el trabajo sucio.

      Y esa es la realidad q yo vivi, en un pais musulman “moderado”, aliado en la OTAN y futurible miembro de la UE. Imaginate Iran…

      La cultura musulmana, en su inmensa mayoria, no es tolerante, ni tiene interes en dialogos, ni “alianzas de civilizaciones” ni “multiculturalismo”, en mi opinion.

      Me gusta

  3. Anónimo dijo:

    Yo tampoco tengo nada en contra de que las mujeres lleven el burkini en la playa (en piscinas claro que no lo permitiría, ¡Vaya porquería!) Y de burka, la que oculta la cara, por descontado que no la permitiría en ninguna parte. ¡Cualquiera sabe lo que hay debajo!.
    Las culturas, cuanto mas y mas diferentes mejor, pero cada una en su país y para que las disfruten los turistas.
    Lo grave del tema que estamos tocando es la obsesión con prohibir que tienen nuestros gobernantes.
    Hace poco leí (no recuerdo el nombre de quien lo firmaba) que nuestros políticos gozan de verdaderos orgasmos cuando prohíben algo. Que no necesitan para excitarse consumir pornografía, si no tener a mano una lista de cosas que hasta ahora se hacían para prohibirlas.
    Por lo visto es un placer que los demás no podemos ni figurarnos. Y dura mucho. Mientras eligen el objeto a prohibir, mientras planean como lo expresarán, las caras de la gente cuando se va enterando etc.
    Yo creo que puede que ese sea el motivo.

    Me gusta

    • Lecroix dijo:

      Muy de acuerdo en lo de no permitir que se cubran la cara. De hecho, ya en carnavales, me parece potencialmente peligroso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s