La energía del Sol

…concentrada, densa, poderosa y convertida en combustible: el petróleo. Nunca habrá un avión “eléctrico” de este tonelaje, que pueda hacer estas cosas.

Es para admirar. Un avión de pasajeros, capaz de moverse como si fuera un avión de combate. Esto y mucho más es lo que hacen por nosotros los mal llamados “combustibles fósiles”.  Mantienen nuestro mundo. Nos mantienen vivos.

 

No, ni son “fósiles” ni se van a terminar ni nada de eso. El poder de la combustión de elementos orgánicos en una atmósfera al 21% de oxígeno, nunca, jamás, será superado ni por molinillos de viento, ni por placas solares ni por baterías. Ese mismo poder, es el que mueve a todas las criaturas de la tierra.

El guepardo es un relámpago que quema elementos orgánicos al respirar oxígeno al 21%. De ahí viene su potencia. Funciona igual que nuestros aviones, nuestros buques, coches, generadores….

No hay animales “solares”.

Esta entrada fue publicada en Contra la "teoría" del "calentamiento global". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s