Río muerto cuánto diera…

Consumada la traición, conseguido el chalé y otros quince más, refalfiáu de champán y caviar…¿qué otra cosa quedaba más que ser legítimo y popular?

Oh sí, cuando hay una orquesta y gente mirando que no ye de la cuenca, mejor casi todo en castellano ¿Verdad?

¿Qué sabrás tu del run-run del tren de chapa que ya no suena? O de la sirena de la fábrica…

Imagino que los oíste de crío, como  yo. Pero los olvidaste.

Cuesta recordar todo esto.

Es mi segundo intento. Y no se si acabará también en la papelera del blog.

Cómo lo matásteis todo, tú y los tuyos, socialistas/comunistas, mientras en Rodiezmo vendíais que el capitalismo era culpable. Con Felipito y con Guerra, el de “vamos a dejar España que no la va a conocer ni la madre que la parió”.

Y luego, vino el de los molinillos de viento, el ZP, a deciros que el carbón estaba acabado, por sucio y porque mata el planeta, pero que habría dinero para todos.

Da tanto asco recordar todo…

El “río muerto” lo limpió el capitalismo hace mucho tiempo, hdp.

Y había dinero en abundancia para todos. Para mineros y tiendas y bares. Y para empresarios. Y para España entera. Tanta era la riqueza que salía de esas minas, vida a vida y cada vida bien pagada por el capitalismo. Se paga en base al riesgo. El riesgo es alto. Se pagaba alto.

Pero a vosotros no os valía eso, hdps. Tan solo una vida perdida era causa para vuestra protesta. Porque de ahí venía vuestro dinero. Extorsión, chantaje.

Y el capitalismo pagó hasta que ya no pudo más. La mina dejó de ser rentable a pesar de la fabulosa riqueza que extraían los mineros, con el riesgo a sus hombros. Dejó de ser rentable por vuestra culpa.

Felicidades.

Ya nadie muere en la mina, porque las minas han cerrado.

Gracias.

Ahora solo morimos de miseria y falta de futuro.

Y cuando dejen de cobrar los jubilados de la mina, todo terminará. Hambre en proporciones bíblicas.

Durante la conversación final, discute con su esposa, la cual le reprocha la total carencia de dinero y su idealismo ya que carecen de dinero. La novela termina con la célebre escena final en la que la esposa pregunta al coronel: “Dime, ¿qué comemos?” a lo que este, liberado, se arma de valor y le responde: “Mierda”. (Wikipedia)

“El Coronel no tiene quien le escriba ” -Gabriel García Márquez-

Esta entrada fue publicada en Asturies, Contra la "teoría" del "calentamiento global", En la mina, Historia de España, Música, Youtube. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Río muerto cuánto diera…

  1. ramrock dijo:

    Reblogueó esto en Ramrock's Blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s