Hermanos de sangre (III)

Sí, lo se. El pasado es el pasado, las pelis son las pelis, las leyendas son leyendas…todo son opiniones y hay opiniones para todos los gustos. Suelo decir que todo refrán tiene su “contra refrán” y por eso me cuesta estar seguro de nada. Y también suelo decir que si no se a que atenerme con los refranes, es obvio que nunca entenderé ni a sus creadores ni a sus usuarios.

Ejemplo:

Refrán: A quien madruga dios le ayuda.

Contra refrán: No por mucho madrugar, amanece más temprano.

Yo, que soy como soy, dicen que insufrible y engreído, pero noble y fiable también, eso dicen, escojo pensar que:

A quien madruga…le amanece más temprano.

Y así, en la tierra de nadie, anduve y ando. En fin…Léase una cierta tristeza, como un dolor de muelas tan grande que no te deja pensar en otra cosa, pero no lo suficientemente grande como para ir al dentista a que te arranque lo que te duele.

Decía Don Camilo, el Cela, el gallego,  ese que aunque no se diga era medió inglés y medio español que el que resiste, gana.

Podría haber escogido mil videos, mil historias. Reales, aunque sometidas a leyendas. Algo de verdad habrá. Y de algunas de esas historias, hablé. Mi favorita es El Santuario. Como apenas digo nada en ella, creo, espero, que no me haya dado tiempo a ser insufrible o engreído.

Pero hay más historias. E inspirado por ramrock, he decidido escoger otra historia de tan solo 300, como los del santuario.

Siempre habrá quien se resista, quien no acepte lo que parece inevitable. Y algunos hasta ganarán, contra todo pronóstico. Pero generalmente, no ganan. Pero ayudan, o inspiran, o retrasan al enemigo lo suficiente como para que tal sacrificio, ayude en la victoria final.

La batalla ( ¿o escaramuza, una vez más, según los del oriente?) la conocéis bien. Las Termópilas, Leónidas,todo eso.

Al planeta bien poco le importan nuestras guerras y el escenario de tal conflicto y por tanto todo cambia, incluso geográficamente, incluso geológicamente, incluso dentro de la cortísima existencia de nuestra especie.

Este es el escenario de tanta sangre, sacrificio y el destino de Europa misma en aquel entonces, hoy:

1280px-Thermopylae_ancient_coastline_large.jpg

Paso de las Termópilas. Se cree que la línea de la costa en tiempos de la batalla se encontraba donde ahora pasa la carretera, o incluso más cerca de las montañas. -Wikipedia.-

Lo más destacable de este paisaje hoy en día, es la autopista. Con señalización en letras blancas sobre fondo azul como dicta la ley blabla, artículo bla, sección bla 13, párrafo bla.45.

Pero ahí, en ese paisaje, murieron esos 300 espartanos. Y todos los que se llevaron por delante. Ahí se produjo el sacrificio que permitió al resto de Grecia y sobre todo a su flota, reorganizarse. Y rechazar al oriental, que siglos más tarde, pesado que es, conoceríamos como musulmán.

Los 300, resistieron.

Y el que resiste, gana. Porque el puñetero Cela, raro como solo una mezcla de puñetero gallego y puñetero inglés puede serlo, tenía razón. Una de tantas que la tuvo, el puñetero.

Así pues, leyendas o no, escojo estos videos. Y encima, en español, tócatelos.

Porque realmente, ocurrió. Y añadamos lo que añadamos en exageraciones, innegablemente, ocurrió.

Hay hermanos de sangre, siempre los hubo.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en El que resiste, gana, Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s