Hermanos de sangre (II)

No requerirá muchas más palabras (o igual sí) esta segunda parte de lo obvio. Tan solo un video, capricho mío, que me ofreció esperanza en malos momentos.

Quien no comprenda que la libertad es, en última y trágica instancia, un producto del uso de la violencia ordenada, ayuda a condenar a su propia familia, sociedad, cultura, fe y país, a la extinción.

Y no sería la primera vez que esto ocurre. La Historia de la Humanidad está llena de grandes culturas, imperfectas todas pero unas menos que otras, que por sus propios errores, fueron destruidas.

 América nunca será destruida desde el exterior. Si vacilamos y perdemos nuestras libertades, será porque nos destruimos.

– Abraham Lincoln –

Y esto es aplicable a todas las Américas y a todas las culturas.

 

A fuerza de sonar cursi o trágico o loco, no se, os diré lo mismo que a esa madura soltera que estaba sentada a la mesa, compartiendo buen marisco, buen bonito y mejor sidra de Asturias y lamentaba no encontrar un buen hombre o no tener aún niños:

Lánzate. No vinimos aquí a tener un cochazo o a poder pagarnos unas vacas en el Caribe. El propósito de la existencia no es ser el más rico de cementerio, ni el que tiene más artilugios electrónicos o publica más fotos de comilonas en Facebook. Tampoco lo es ser el/la que más parejas ha  tenido.

El propósito de la existencia es cuidar de aquellos a los que amas, defender aquellas cosas en las que crees y crear una nueva generación que difunda esas ideas de amor y libertad. Se que tienes dudas, pero…¿quieres que desaparezca lo que te hizo feliz como niña? ¿Aquello por lo que tanto trabajaron y lucharon tus padres y abuelos y bisabuelos?

Tienes ahora infinitamente más en lo material que lo que ellos jamás tuvieron. Y eso es bueno. Uno de los grandes beneficios de nuestra cultura. Pero…¿es eso todo lo que quieres?

Adelante por los que están por venir. Eres una mujer de éxito, en conocimientos, en lo material y en la familia que te arropó hasta ser la adulta que eres. Te toca, cariño. Adelante. Tráenos a nuestros nuevos protectores, filósofos, artistas, artesanos y niñas felices como tu lo fuiste, en el mundo de la cultura que te vió nacer.

Esta entrada fue publicada en "Progresismo", Actualidad España, Decadencia de Occidente, Lo militar. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Hermanos de sangre (II)

  1. Otra entrada genial. Magnifica.
    ¡Enhorabuena! La paso a Facebook. La pena es no tener poder para poderla llevar a todos

    Le gusta a 1 persona

  2. kach dijo:

    Dos vídeos muy buenos,para que luego los matados de podemos digan tonterias

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Bien saben esos matados que el mundo y lo que ocurre o puede ocurrir en el, no son tonterias. pero está en su interes distraer, engañar, hacer fintas y malabarismos. ejercen de prestidigitadores de la sociedad. no me extiendo que me extiendo🙂 Dicen tonterias si. Pero demasiados las creen.

      Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: La aventura de la vida | Contra la ley "antitabaco"

  4. Lecroix dijo:

    Reblogueó esto en Contra la ley "antitabaco"y comentado:

    Andaba repasando entradas y, joer, es que ésta también me gusta mucho. No es tan bonita como otras entradas energéticas y positivistas que leo. Es un poco más oscura. Pero contiene el mismo mensaje: ¡Adelante!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s