Facebook te permitirá ganar dinero publicando

facebook-cash.jpg

Pues sí, parece ser que el momento se acerca. Podéis ver los detalles aquí:

Facebook Will Soon Let You Earn Money From Your Posts

Interesante y preocupante.

Es interesante porque ¿a quién no le gusta ganar un dinero extra? Pero también es preocupante.

En la actualidad, según este artículo que no creo ande muy desencaminado, de cada dólar (o si queréis, euro) gastado en publicidad en internet, 85 céntimos van para Facebook o Google. No soy un experto en las leyes de EEUU (aunque sí estudié una asignatura de business law allí), pero tener el 85% del mercado, se me parece muchísimo a un monopolio.

Sí claro, son dos compañías independientes y por tanto no hay monopolio, monetariamente hablando. Vale. El problema es que sí hay un monopolio del pensamiento. Google y Facebook, Facebook y Google, defienden y promocionan el mismo tipo de pensamiento en temas clave. Más aún, ambos procuran fomentar lo que les gusta y “tapar” lo que no les gusta.

No nos andaremos con rodeos. Facebook y Google son tremendamente “progresistas”.  De izquierdas, vamos. Comentábamos ese problema en La Dictadura Silenciosa.

Ambas compañias son antitabaco, antitaurinas, pro -redefinición del matrimonio tradicional, tendientes a ocultar las imágenes más gráficas del terrorismo musulmán y el largo etc del “progresismo”. Más aún, sus búsquedas, resultados, páginas, favorecen a las causas “progres” muy por encima de las posiciones conservadoras. Es un tema de algoritmos. El que crea que un computador/servidor/buscador puede ser imparcial, es que nunca ha conocido al humano que los programa. Una computadora es tan imparcial como fuerte puede ser un martillo. Depende de quien lo esgrima.

En el pasado, sobre todo a finales del siglo XIX y principios del XX, surgió un problema similar. La revolución industrial en EEUU dió lugar a empresas cuyos propietarios llegaron a tener tantísimo dinero que podían comprarlo todo. Eliminar a la competencia. Pagar por el presidente que querían. Llegaron incluso a prestar dinero al estado. Tenían más dinero en sus cuentas que el que todo EEUU podía recaudar.

Fueron casos extremos de súper éxito, al aparecer una nueva tecnología revolucionaria.

Un ejemplo claro fue el famoso John D. Rockefeller  y su empresa, Standard OilTal fue su extraordinario éxito económico, que el gobierno de EEUU, decidió intervenir y fragmentar la empresa en 35 empresas independientes, para así favorecer la competencia y evitar un monopolio que llevaba a cabo:

“Descuentos, preferencias y otras prácticas discriminatorias en combinación con las empresas ferroviarias; la retención y monopolización del control de los oleoductos, y las prácticas desleales en contra de los oleoductos de la competencia; contratos con otras empresas para restringir el comercio; métodos desleales, tales como la reducción de precios para eliminar a la competencia; espionaje en los negocios de otras empresas, el funcionamiento de falsas compañías independientes, y el pago de descuentos sobre el petróleo.”

No suelo estar a favor de que el estado intervenga  una empresa privada y la obligue a hacer lo que el estado desea. Tampoco estoy a favor, claro, de que una empresa súper poderosa, obligue al estado a legislar a su favor (léase farmacéuticas y la ley “antitabaco”, por ejemplo).

El caso Rockefeller, aún me hace dudar. ¿Estuvo bien intervenir la empresa? ¿No habría bastado con una multa fuerte?

Tiendo a pensar que, desgraciadamente, fue correcto intervenir. Es una línea fina la que hay entre cuidar de un  sistema de competición y libre mercado que protege a los clientes y genera riqueza..y la economía intervenida por un estado socialista/comunista que genera miseria.

El problema es que en aquel entonces, el defecto estaba en que una empresa tenía demasiado dinero y no permitía a las demás competir para beneficiar al cliente. Pero ahora, no es cuestión de dinero (bien se cuidarán Facebook o Google de incumplir las leyes antimonopolio). Es cuestión de ideología.

Las leyes antimonopolio, nunca fueron pensadas para combatir un monopolio de ideas. No fueron diseñadas para defender la libertad de pensamiento de los clientes. Solo fueron diseñadas para defender el bolsillo del cliente y la calidad de los productos.

Ahora, en el siglo XXI, tenemos nuevas empresas poderosísimas, de tecnologías novedosísimas, que monopolizan las posturas ideológicas.

¿Se puede dictar desde el estado que Facebook o Google se dividan en varias empresas más pequeñas, de ideologías diferentes?

Lo dudo. En primer lugar, porque los dirigentes de los estados occidentales, están de acuerdo con la ideología de Facebook o Google (y encantados con el control total que ambas empresas les dan).

Entonces ahora…¿qué hacemos?

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s