Guerra y Paz (remix)

Todo ser humano “normal” ama la tierra o tierras que considera suyas. Todo ser humano “normal” sabe que debe respetar las tierras y costumbres de otros. Todo ser humano “normal” defenderá su tierra, su cultura y sus seres queridos si se siente atacado. De estas sencillas verdades, surgen muchos de los conflictos que nos afligen.

El acérrimo antitabaco, nos dirá que solo se esta defendiendo de nuestra “agresión”. Y eso también lo dirá el terrorista salvaje. ¿Quién tiene razon?

Puede ser complejo. Solo puedo decir que creo en defenderme, pero no en agredir sin provocación.

Al igual que EEUU durante la mayor parte de su historia, creo en ser un counterpuncher:  no seré yo quien tire la primera piedra. Pero me reservo el derecho a responder. La guerra que nos han declarado con la ley del tabaco, es un buen ejemplo. No aceptaré lo que se me impone. Es injusto y radical. Es un abuso por parte del estado sobre las libertades del individuo y la empresa. Me resisto y me resistiré.

Haría bien la UE en comprender que llega un momento en que la buena disposición y la naturaleza generosa, comprensiva e inclusiva, se convierten en un suicidio si uno no es capaz de reconocer como tal al enemigo ancestral y mortal que tiene delante: el Islam.

Y harían bien los dirigentes de la UE en dejar atrás los melindres propios de una generación que no ha conocido la guerra de cerca y escuchar a los que sí la conocieron.

“Llegaremos hasta el final; lucharemos en Francia; lucharemos en los mares y océanos; lucharemos con creciente confianza y creciente fuerza en el aire; defenderemos nuestra isla, cualquiera que sea el coste; lucharemos en las playas; lucharemos en los aeródromos; lucharemos en los campos y en las calles; lucharemos en las colinas; nunca nos rendiremos…”

Sí, son palabras que aún ponen los pelos de punta, que erizan la piel, que hacen sentir el grito de la libertad en la garganta.

Europa no reconoce esta vez el problema al que se enfrenta. Se niega a aceptar que existe.

Tímidamente, pero una vez más, el Reino Unido es el único que parece oír el eco, 70 años lejano, de las palabras de Winston Churchill en el momento más difícil al que se enfrentó Europa en toda su Historia.

¿Dejaremos de nuevo que los Chambrelains engorden el problema al ignorarlo? ¿O escucharemos a los Churchill antes de que sea demasiado tarde?

Hello, ¿hay algún Churchill ahí fuera?

Hello?

Esta entrada fue publicada en Asturies, Contra la ley antitabaco, Decadencia de Occidente, Extremismo musulmán, Intolerancia antitabaco, Música. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Guerra y Paz (remix)

  1. Lecroix dijo:

    Reblogueó esto en Contra la ley "antitabaco".

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s