Give Me Liberty or Give Me Death

Podéis saltaros el discurso de Patrick Henry, que queda bien resumido en el título. El resto abunda sobre el “enfrentamiento” actual hombre/mujer del que hablábamos anteayer y lo une al tema central de este blog, la ley “antitabaco”.

¿Estamos viviendo una tiranía dirigida por mujeres?
¿Es la ley del tabaco un caso de “maternalismo” estatal debido a la mayor presencia de mujeres en la maquinaria del estado? ¿Fue la Ley Seca otro caso de “maternalismo”? ¿Los controles “preventivos” de alcoholemia, también?
¿Hay un intento por parte de algunas mujeres de esclavizar a los hombres y también a las mujeres que simpaticen con la naturaleza rebelde e independiente de los hombres?
Si el “pensamiento único” triunfa, ¿acabaremos en un Califato Socialista donde las mujeres serán destinadas a harenes gubernamentales y los hombres a ser carne de cañón?

“En el año 783, Mauregato toma el trono asturiano con la ayuda de Abderramán I, con quien se compromete al pago del tributo de las cien doncellas (vírgenes) por su colaboración. En 788, los condes Arias y Oveco se rebelaron contra el rey Mauregato y lo mataron como venganza de haber otorgado a los moros tal tributo. El rey Bermudo I, su sucesor, quiere acabar con el tributo, sustituyéndolo por un pago en dinero. A Bermudo le sucede Alfonso II el Casto (791–842), quien rechaza también el tributo en dinero, y entra en batalla con los moros para evitar su pago, venciendo en la batalla de Lutos y matando al capitán moro Mugait, con lo que consigue su propósito.

Posteriormente Abderramán II, en tiempos del rey Ramiro I de Asturias, se atreve a pedir de nuevo el tributo.”  Wikipedia.

caprizchka

Remembering Patrick Henry:

I have but one lamp by which my feet are guided, and that is the lamp of experience. I know of no way of judging of the future but by the past. And judging by the past, I wish to know what there has been in the conduct of the British ministry for the last ten years to justify those hopes with which gentlemen have been pleased to solace themselves and the House. Is it that insidious smile with which our petition has been lately received? Trust it not, sir; it will prove a snare to your feet. Suffer not yourselves to be betrayed with a kiss. Ask yourselves how this gracious reception of our petition comports with those warlike preparations which cover our waters and darken our land. Are fleets and armies necessary to a work of love and reconciliation? Have we shown ourselves so unwilling…

Ver la entrada original 696 palabras más

Esta entrada fue publicada en Caprizchka, Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Give Me Liberty or Give Me Death

  1. Elena Sanz-Orrio dijo:

    Las mujeres “in” hoy en día son una mezcla de rameras gratuitas y marimachos. No creo que sean muy felices.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      No lo son. Y es que ademas, he podido comprobarlo. No lo son. Todo ha sido un engaño y para ellas, descubrir el engaño, si es que han podido, ha llegado demasiado tarde. Les dijeron que ser promiscuas y comportarse como (algunos) hombres les daria libertad. No se si libertad les dió, todo esto. Pero seguro felicidad, no.

      Tampoco a los hombres.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s