Fumando bajo el agua

cousteaufamily

 

En los años 60 el prestigioso investigador subacuático Jacques Cousteau, junto con su familia, llevó a cabo una serie de experimentos sobre habitabilidad bajo el agua. Durante varias semanas, vivieron en habitáculos submarinos situados a profundidades de hasta 100 metros.

Nótese que no tenían problema alguno en fumar a pesar de estar en un ambiente cerrado con atmósfera controlada. Bastaba con renovar y filtrar el aire cada cierto tiempo, cosa recomendable en cualquier circunstancia, se fume o no. El resultado: un aire de mayor calidad que el que se respira en cualquier ciudad.

No fueron los únicos que fumaron bajo el agua. Hoy en día, la moderna flota de submarinos nucleares de la armada de los Estados Unidos, dispone de salas para fumar y relajarse. Una vez más, el aire se renueva y se filtra con frecuencia y la calidad de la atmósfera abordo es superior a la de cualquier ciudad del mundo.

Ahora díganme: si esto se puede hacer durante meses y bajo el agua ( ¡y hace ya décadas!), ¿por qué no se puede hacer en los bares y restaurantes de España?

En Japón, se hace. Y nadie huele nada ni nota nada. Pero claro, Japón es un país tecnológico y civilizado.

Una de nuestras lectoras nos ha relatado su experiencia en los restaurantes y bares de Tokio y lo placentero que fue poder volver a fumar bajo techo. Os lo contaremos pronto.

NOTA: ¡Wordpress dice que este es nuestra entrada nº 100!

Esta entrada fue publicada en "Humo de segunda mano", Contra la ley antitabaco, Famosos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Fumando bajo el agua

  1. Lo mismo pasaba en los aviones cuando se permitía fumar. El aire se renovaba periódicamente y presumían de que el aire era mas limpio que en la calle.
    Y eso deberían hacer en bares y restaurantes para el bien de fumadores y no fumadores. la gente iría allí entre otras cosas para librarse de la contaminación de la vida cotidiana.
    Pero el problema, naturalmente, no es la salud ni el bienestar. Son otros motivos, muchos mas obscuros y sucios….

    Me gusta

    • Lecroix dijo:

      Así es, Elena. Hay tecnología disponible más que suficiente y a buenos precios. Y todo local (se fumase o no) se beneficiaría de filtrar y renovar el aire. Nadie notaría que se fuma, no habría olores (de ningún tipo) y se respiraría aire puro. Así es como se hace en Japón (donde, recordemos, la gente se descalza para comer). No hay olor a fritanga, ni a tabaco, ni a “pies”.

      Pero en España, como bien dices, ni salud ni bienestar ni nada. Lo que interesa es acosar a los que fuman y hacerle servicio a las farmaceuticas para q vendan sus inutiles parches y otras tonterias.

      Me gusta

      • Aeneas dijo:

        No sólo eso, aunque lo permitieran pocos hosteleros se gastarían dinero en dichas máquinas ya que les pueden cambiar la ley en un abrir y cerrar de ojos (y no es la primera vez) y quedarse (otra vez) con la reforma de adorno.

        Me gusta

  2. Deckard dijo:

    Enhorabuena por tu entrada nº 100 Lecroix!.
    Hace unos años alguien me dijo que en Japón estaba prohibido fumar en la calle, y yo me dije: “qué fanáticos antitabaco, entonces es todavía peor que en España”, pero luego busqué más información y me di cuenta de que sí, era verdad que está prohibido fumar en algunas calles muy estrechas y muy concurridas (la densidad de población del país y de las ciudades es mucho mayor que la española), pero a cambio, hay restaurantes y bares en los que está permitido fumar, y entonces me dije: “ah, eso es otra cosa, eso lo firmaba yo aquí, en España”.

    El modelo japonés es de sentido común, porque permite sitios para todos en interiores y prohíbe en exteriores en los que se puede comprender esa limitación: calles tan estrechas que la gente va pegada una al lado de la otra y puede molestar el humo, no importa, hay muchas calles y muchos bares, es entendible, porque los motivos para elegir el sitio dónde se prohíbe o no parecen de tipo pragmático, pero ¿cuál es el modelo español?, pues prohibir en todos los interiores y en los exteriores, no se prohíbe en esas calles estrechas, sino que se hace en grandes parques, estadios etc., “para no dar mal ejemplo”, o para que no se vea, es decir, adoctrinamiento.

    Me gusta

    • Aeneas dijo:

      Eso leí también, aunque por otro motivo. Según entendí, en Japón la calles es de la comunidad y por eso respetaban los espacios comunes (excepto lugares acotados como, dicho sea de paso, en los andenes de las estaciones de Alemania). Sin embargo los bares se consideraban PROPIEDAD PRIVADA y por ello podían dejar allí. La verdad es que si tuviera que elegir entre poder fumar en la calle o un algunos bares, yo también lo firmaba. Pero aquí ya sabemos de qué va el asunto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s