El veterano comunista que quiere la ilegalización del tabaco

Weekend

Como candidato a la candidatura a la presidencia de los EEUU, el viejo comunista Bernie Sanders (el Santiago Carrillo de EEUU, pero sin tabaco) necesita llamar un poco la atención y ha decidido dar que hablar con una “profunda” reflexión:

Los cigarrillos están causando cáncer y otra docena de enfermedades. Casi uno se pregunta por qué siguen siendo un producto legal en este país“.

Nótese la precaución con la que formula su deseo de prohibir el tabaco: “casi uno se pregunta por qué sigue siendo un producto legal…”  

Casi. Es decir,  no llega a preguntárselo del todo😀. Obviamente quiere tener una via de escape si se produce una reacción negativa a sus palabras.  Algo así como “no no, dije que casi me lo pregunto, pero no estoy a favor de la prohibición, claro que no”.

Este muerto está muy “vivo”, ya lo creo que sí😀.

Pero, colar,  no cuela. En realidad está tanteando la temperatura del agua, antes de dar el paso final que tanto desean los antitabaco. Teme precipitarse en proponer la prohibición total y lanza un globo sonda a ver como se lo tomaría la gente.

Afortunadamente, por los comentarios que leo, una mayoría se lo ha tomado mal. Muchos le recuerdan al recalcitrante comunista la época de la Ley Seca y los terribles resultados que produjo. Otros consideran que tal prohibición sería contraria a los valores de libertad de EEUU, que sería algo un-American.

Pero es que toda la trayectoria “profesional” de Sanders, es un-American. No ha trabajado nunca en nada real, no ha estado en el ejército, no nada. Es un político de carrera, no ha hecho otra cosa. Y es un político comunista. O socialista democrático, oxímoron con el que él se define a si mismo.

Lejos ya los tiempos en los que el McCarthysmo velaba por los intereses de EEUU y mantenía a raya a estos teóricos del “paraíso” comunista, y con un simpatizante sentado en la mismísima Casa Blanca, las viejas figuras de esa ideología andan ya a cara descubierta también por la América del Norte. Y como siempre, quieren cambiarlo todo, revolucionarlo todo. Y en mi opinión, siempre para peor.

Un último pensamiento: si el viejo Bernie llega a ganar, buscará prohibir el tabaco. Y si eso ocurre allí, lo mismo multiplicado por 20 ocurrirá en Europa. Y por 40 en España. Prepárense porque para esta gente, los gulags nunca pasan de moda.

 

Esta entrada fue publicada en "Progresismo", Cáncer, la palabra mágica, Contra la ley antitabaco, EEUU, Intolerancia antitabaco. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El veterano comunista que quiere la ilegalización del tabaco

  1. ramrock dijo:

    Reblogueó esto en Ramrock's Blog.

    Me gusta

  2. Deckard dijo:

    A mí me parece incongruente que a algunos americanos les parezca antiamericano la prohibición total del tabaco, porque va contra los valores de libertad USA, pero que no les parezca antiamericano prohibir fumar en los bares, eso es ya de por sí antiamericano y antilibertad, creo yo.

    Ayer he visto un reportaje sobre Chernobil y sus consecuencias. Aunque se pueda pensar lo contrario, la zona era un vergel, con más biodiversidad que la zona exterior a la restringida. Muchas especies, como los peces, ratones, etc. se habían adaptado a una radiación no excesivamente elevada, de manera que, los animales que vivían permanentemente en la zona soportaban después aceptablemente dosis altas de radiación, al contrario que los de fuera. Esto creo que apoya otros estudios que hemos mencionado aquí, estudios que decían que los que fuman soportan mejor, son más resistentes a la contaminación que los que no fuman; un poco lo que siempre hemos dicho tú y yo Lecroix: que el veneno lo hace la dosis, y que cierta dosis (la que sea, la cuestión es buscarla) no sólo no es perjudicial, sino que es beneficiosa, porque actúa como una especie de vacuna.

    Por eso creo que es muy importante la difusión de artículos como el de la cardiocirujana Gabriela Segura, que habla de este efecto “vacuna” y de otros efectos beneficiosos del tabaco, que los hay, el problema de los científicos ya lo sabemos: debido a la obsesión antitabaco de algunos, y de parte de la sociedad, no quieren buscar efectos beneficiosos del tabaco, y si los encuentran de rebote, los ocultan, por miedo a caer en el descrédito profesional o ser anatemizados.

    Cada vez me parece más importante incidir en esto porque, leyendo el artículo que compartes de Frank Davis sobre que algún país se plantea negar la asistencia sanitaria a obesos, fumadores y bebedores, pensé: ¿y si en el futuro permiten bares para fumadores en España pero se les niega o restringe la asistencia sanitaria? sería como salir del fuego para caer en las brasas.

    Me gusta

    • Lecroix dijo:

      Prohibir fumar en la hosteleria es antiamericano y antilibertad. Pero ha sido precisamente el alto grado de libertad de ese pais el q ha permitido la aparicion de estas prohibiciones. Como sabes, alli no hay una ley para todo el pais, Ni siquiera la hay para todo un estado. Ciudades, pueblos e incluso parroquias, toman sus propias decisiones. Eso ha permitido q algunos caciques locales, se hayan salido con la suya y prohiban fumar en su “reino”. Es el caso de Nueva Orleans, donde la Demócrata (izquierda) Latoya Cantrell, ha logrado la prohibicion. Afortunadamente, esa misma libertad permite combatir a esos caciques. La parroquia contigua a la de Nueva Orleans, Jefferson, permite fumar, asi q solo hay q cambiar de barrio para poder fumar (ya podia ser asi en España). En España, el psoe no permitió escapatoria alguna. Hizo una ley para toda la nación, sin q las autonomias tuviesen poder para decidir. Ni provincias ni ciudades ni pueblos ni parroquias pueden cambiar nada tp. Las autonomias pueden modificar la ley, eso si, en el caso de q la quieran endurecer mas. Solo se permite modificacion en esa direccion. Todo un ejercicio de autoritarismo al q los ciudadanos españoles parecen acostumbrados.

      Mucho se hablo de Chernobil y mucho de ello me parecio sp una exageracion. Y como ves, lo era. La vida se abre camino sp y es mucho mas tenaz q lo q nos vende el ecologismo. Y estoy contigo, Deckard, el tabaco es una especie de vacuna. El cuerpo no es tonto y sabe lo q es un veneno incluso a pequeñas dosis y lo q no. No es posible inhalar el humo q sale de un tubo de escape como quien inhala el humo de tabaco. El cuerpo no lo permite, lo rechaza, lo interpreta correctamente como veneno. Sin embargo, tolera el tabaco a la dosis normal de un cigarrillo, puro o pipa. Pq? Pq no es venenoso, no a esa dosis. Aun asi, la respuesta de autolimpieza de los pulmones se pone en marcha y se mantiene en marcha, por lo q si, los pulmones de quienes fuman estan mas “en forma” q los de las personas q no fuman.

      Por otra parte no tengo la menor duda de q si se permite a los antitabaco campar a sus anchas como hasta ahora, la seguridad social dejara de atender primero a los q fuman y luego a los q beben y luego a los q comen de mas. Sacaran mil frasecitas y campañas justificandolo y los tontos utiles de sp se lo creeran todo. Más aun, no tengo la menor duda de q intentaran q la administracion, el sector publico, no contrate gente q fume. Y mas tarde ofreceran ventajas fiscales a las empresas q voluntariamente hagan lo mismo. Eso y mas. Por lo tanto, la lucha contra la ley del tabaco es fundamental. No solo por recuperar la libertad, sino por prevenir la futura perdida de libertades.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s