Hosteleros y ley “antitabaco”: el ciego y el pícaro (I)

 

 

No es la historia del Lazarillo de Tormes, pero sí es la historia de un ciego y un pícaro.

 

El ciego

Allá por el verano del 2011, casi recién ejecutada la intolerante ley “antitabaco” de España, decidí sondear mediante un intermediario, al que había sido uno de mis locales favoritos antes de la Prohibición. La misión era sencilla: preguntar qué tal les iba tras la prohibición total.

Yo recordaba que en el pasado, el local tenía visible un cartel de “Prohibido Prohibir” (así fue como me enteré de la prohibición que se avecinaba y así fue como entré en contacto con “Fumadores por la tolerancia”). Esperaba por tanto que el local se resistiese a la nueva ley, tan injusta.

Cuando por fin mi intermediario me comentó lo que había hablado con los dueños, me quedé atónito. Admitían que no se vendía casi nada, que no había casi clientes. Pero asombrosamente decían que ‘no es la ley “antitabaco”, es que la gente no tiene un duro’.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. El local (el que se ve en la foto de la izquierda), era un local “de pueblo”, a las afueras de la ciudad. Cutre en decoración, cutre en baños, pero agradable en conjunto. Un local de agricultores, ganaderos, transportistas…con precios “de pueblo” y trato “de pueblo”. No había cliente que no fumase y todos eran poderosos bebedores de manos callosas y piel curtida. Sol y sombra, pacharán y cubatas eran las bebidas más frecuentes.

Nunca antes una crisis había evitado que esos clientes acudiesen con frecuencia al local. Se bebía para olvidar, para celebrar o simplemente porque sí. Y sin embargo ¿ahora los dueños decían que si no había clientes, era porque no había dinero, no porque no se podía fumar? Ridículo.

Me costaba creer tantísima ceguera y de hecho me produjo ira que un local que antes tenía carteles de “Prohibido Prohibir”, ahora negase que la prohibición le afectase. No es que una crisis no tenga influencia en la clientela, pero caramba, negar que la ley contra el tabaco la tuviese, me parecía de una estupidez monumental además de una rendición incondicional. ‘A la pota vendrás, arbeyu’, pensé entre dientes.

No me equivoqué mucho en mi predicción. Apenas unos meses más tarde, montaron una especie de “terraza” con cuatro tubos y cuatro plásticos. ‘Ah vaya, parece que si que importa que la gente no pueda fumar, ¿eh?’, pensé.

La estructura era tan improvisada y tan cutre, que se me asemejaba más a un insulto que a una comodidad. Para mí era como un desprecio como un ‘hala venga, ya puedes fumar fuera. Tienes un plástico que te tapa, qué mas quieres’. Decidí monitorizar el uso que se hacía de esa “terraza”. Solía pasar por allí al hacer bici, antes de que abrieran, y bastaba ver cómo estaba el único cenicero (sucio y roto, para más detalle) asignado a esa “estructura”.

Las primeras semanas el cenicero estaba lleno a rebosar y el suelo estaba en una condición parecida. Pero con el tiempo, la cosa empezó a decaer. La última vez que miré, quizás en 2014, el cenicero ya solo tenía 3 o 4 colillas. En todo el día, sólo se habían fumado 3 o 4 cigarrillos en esa “terraza”. Deduje que el local se había pasado a la clandestinidad y estaba dejando fumar dentro, posiblemente por las noches,  que era cuando más ambiente había. Al final, fumar o no, sí que era importante para los clientes, les dije mentalmente.

Pero hace un par de semanas nada más, al volver del Paraíso Encontrado, pasé por allí y vi que el local estaba cerrado y con carteles de “se vende”.

¿Qué ocurrió? ¿El local no se había pasado a la clandestinidad y dejó de ser rentable? ¿Pasarse a la clandestinidad no fue suficiente?. No lo se. Pero sí se que la ceguera fue parte de la causa. Negarse a admitir que la ley “antitabaco” estaba dañando los intereses del local, fue su sentencia. Los clientes migraron a otros bares, con clandestinidad o con buenas terrazas cerradas.  Montar una “terraza” cutre hecha con deshechos, no convenció a nadie. Y si llegaron a dejar fumar dentro, seguramente fue ya demasiado tarde.

La clientela es caprichosa y tiene sus costumbres. Los locales de los alrededores que reaccionaron primero, que hicieron un esfuerzo por agradar a su clientela fumadora, por atraerla y retenerla, fidelizaron a esa clientela. Mi antiguo local favorito, perdió el favor de sus clientes bebedores y fumadores de siempre. Y todo ello por negar lo evidente.

No, no lo hay más ciego que el que no quiere ver.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Hosteleros y ley “antitabaco”: el ciego y el pícaro (I)

  1. Aeneas dijo:

    Muchos antis justifican esa bajada por la crisis; el ya no hay dinero. Pero no es cierto (del todo).

    Os cuento mi punto de vista; pienso que la bajada no fue bestial ni tan de golpe. En mi caso fui a una cafetería el mismo 2 de enero del 2011 y además de tener que aguantar las burlas de un amigo (por llamarlo de alguna manera) antitabaco de que ya no se fumaba me fui de allí disgustado porque fue el café más amargo que me he tomado nunca. Nunca dije que no iba a volver ni nada, sin embargo y de forma más inconsciente empecé a ir menos (y todavía no me había vuelto tan “combativo” ni crítico). Cuando íbamos (más que nada porque me he visto arrastrado por compromisos) nos apalancábamos menos, al tener que salir a fumar a la calle, bebíamos menos, pásabamos frío (y todo esto vale también para los fumadores que justifican la ley) ya que en aquel momento estudiaba en Granada, ciudad bien fresquita en invierno sobre todo por el aire que venía de Sierra Nevada. Al fin y al cabo el hostelero también se resentía. En resumen, consumía menos que antes. Las fiestas en pisos de estudiantes se tornaron no más habituales, pero sí más largas, mucho más. Después del piso, cuando era la hora de salir (cuando salía, siempre intentaba no salir o ponía alguna excusa), ya iba bien fumado y bebido y la mayoría de veces no consumía.

    Lo que quiero decir es que en la mayoría de la gente fumadora, esté o no de acuerdo con la ley, cabreada o no, o que nunca tuvo intención de dejar de ir; lo ha ido haciendo incoscientemente. Todos los que estamos aquí sabemos que podemos aguantar perfectamente una hora,2 o hasta 7 sin fumar perfectamente pero lo que no entiende la gente no es nos gusta tomarnos una cerverza, un café o cualquier cosa con un cigarro y eso nos afecta a todos los fumadores, estén o no de acuerdo, pero inconscientemente afecta también a los no fumadores (no talibanes por supuesto) que ven cada 2 por 3 como alguien de grupo sale a fumar. Por mucho que se niegue, o que no se quiera ver estos hechos son evidentes.

    Luego me gustaría añadir otros factores que se están cargando la hostelería, especialemente el tipo de negocio que nada tiene que ver con restaurante y comer, sino más en la noche y las copas. Otro de los efectos que nos vendieron con esta ley es que ahora iban a poder ir los niños y las familias. Argumento ya de por sí ridículo, un niño no consume apenas, y lo que consume suele ser barato, y además molesta a mucha gente (especialmente los niños maleducados). No es mi caso, pero a mucha gente le molesta, y lo entiendo. De hecho hay locales que están empezando a prohibir la entrada a menores. Esto dio para un hilo larguísimo en burbuja:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/764535-auge-de-ninofobia-este-local-no-admite-menores.html

    A donde quiero llegar es que hemos convertido los bares en guarderías a través de todo tipo de leyes y es absurdo. Las familias siempre han hecho vida social en las casas no en los bares, quitando celebraciones o las típicas comidas domingueras. De hecho, en mi familia, en nuestras casas y en tiempos más recientes, eran donde los fumadores solían abstenerse más de fumar delante de los niños y el bar era el sitio donde uno iba a desconectar de ello. De hecho mi padre (que nunca ha sido fumador) me tenía prohibido ir a bares con él, que era de mayores decía…

    A eso súmale otro tipo de leyes: no puedes sacarte la bebida a la calle (en Granada estaba supercontrolado, de hecho policías de paísano hacían rondas por las zonas de pubs multando a todo el mundo, por orden de su “excelentísimo” alcalde😄 ), el límite de alcoholemia me parece ya no bajo, sino bajísimo… y además las quejas de los vecinos (y los entiendo) al tener más gente en la calle. Todo son pegas, todo son leyes, todo son multas, todo molesta a alguien… en Resumen, SALIR SE HA CONVERTIDO EN UNA PUTA MIERDA (perdonad mi expresión pero no se aleja de la realidad).

    Obviamente los fumadores somos un 30% de la población y esta ley no ha sido la que se ha cargado la hostelería, pero sí la que le ha dado el toque final: ni bebes, ni fumas, aguantas a niños, tienes que buscarte la vida con el transporte si vives lejos o no beber, vecinos quejándose… al final es más angustioso salir que ir al ayuntamiento a pelearse con la burocracia.

    En resumen, la hostelería está muriendo (y más los locales de copas y cafeterías), nunca será del todo, pero tampoco será como antes. El tipo de sociedad que nos han impuesto en nuestro ocio es muy limitada y va dirigida a un espectro cada vez más reducido de clientes, por lo que abrir un local es menos rentable. A ello súmale que los impuestos no paran de subir (y más especialmente en un “reino de taifa” tan corrupto como Andalucía) por lo que suben el precio de los pruductos. Al final nos hemos vuelto (nos han impuesto) como los calvinistas y puritanos americanos: hinchándonos en nuestras casas y a escondidas y pareciendo Ned Flanders a la vista de la comunidad. Otro dato: en España alguien que venga de fuera verá los bares sin humo y nadie bebiendo en la calle, sin embargo somos el país donde más cocaína se consume per cápita o el principal exportador de marihuana a Holanda… Hipocresía pura…

    La cosa es que no se ha apostado por la “pluralidad” (irónicamente uno de los partidos que aprobó esta ley se llama “izquierda plural”😄 ) y en vez de que hubiese lugares para todo el mundo (con humo o sin él, con niños o sin él, para bailar o para sofás…) hemos apostado por un único modelo.

    Los antis dirán que ha merecido la pena, que si la salud, que si los gastos sanitarios, que si pollas en vinagre (como decimos aquí en el sur😄 ). Pero hagamos recapitulemos:

    – Según el país, periódico muy castuzo y antitabaco: desde la ley sólo han bajado un 2% el número de fumadores. Y eso que ha sido la ley más dura jamás sacada.

    – El contrabando ha aumentado como nunca se ha visto en España, ni en los tiempos de la autarquía y estraperlo de Franco. La hacienda pierde más de 1.000 millones de euros al año, cosa que ni se compensa con todas las multas por fumar.

    – El contrabando genera más gastos en policía y guardia civil en perseguirlo.

    – El consumo en hostelería baja, especialmente en noche y más especialmente el ambientes heavys donde el vacío se notó a lo bestia.

    – Los cánceres de pulmón lejos de reducirse, aumentan y aumentan también entre no fumadores, al igual que enfermedades respiratorias. Obviamente no es por el tabaco.

    EN RESUMEN: que se metan la ley por el culo.

    En fin, siento haberte escrito este pedazo de tocho, hoy me sentía inspirado y tenía muchas ganas de escribir😄. Pero es para añadir más argumentos a tu post. Espero ansioso la segunda parte.

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Tanto me ha gustado este comentario tuyo q lo vamos a convertir íntegro en una entrada del blog, Aeneas.

      La segunda parte es la del pícaro, me enteré hace unos días y no he parado d reírme con enorme satisfacción🙂 Mañana espero publicarla.

      Me gusta

      • Aeneas dijo:

        Gracias. Me halaga que quieras abrir una entrada en tu blog. Además prefiero ayudar a tu blog que tener el mío propio ya que lo tendría muy abandonado. Desde mi punto de vista es mejor que haya pocos blogs y buenos que lo contrario.

        Me gusta

        • Lecroix dijo:

          También yo pensé que me costaría mantener la disciplina de publicar. Pero con vuestra ayuda, no ha sido así. Vosotros me manteneis activo.

          Por cierto, he observado que muchos blogs contienen poco material original y mas bien se dedican a repostear contenido de otros blogs. Te lo digo pq si hay temas q quieres tratar, podrias crear un blog con contenidos de otros blogs que traten esos temas.

          Me gusta

  2. Deckard dijo:

    Es cierto, algunos son ciegos porque no lo ven, pero también porque no lo quieren ver. Poco después de la prohibición, cuando yo le comentaba el tema a los hosteleros, para ver sus reacciones, algúnos se notaba que se molestaban porque les sacara el tema, eran conscientes de que les había afectado mucho la prohibición, pero asumían que ya no se podía hacer nada y parecía que se sentían culpables, como a la víctima que además de ser víctima, encima le hacen sentir como si ella fuera responsable del mal que sufre. Alguna gente está ciega de verdad; el otro día hablaba yo con un amigo y le comenté que el PP se ha unido a Ciudadanos y Podemos y está de acuerdo en adelantar una hora para adecuarnos al horario europeo, me dijo que no se lo creía, que por qué el PP iba a hacer eso, qué ventaja tiene, que un partido conservador tendría que conservar nuestras costumbres, nuestros horarios que nos hacen especiales para el turismo, que sería malo para la economía, etc.(a él le fastidiaba mucho este posible adelanto, igual que a mí). Yo le contesté que no había ninguna ventaja ni ninguna lógica, que eran presiones de la izquierda que ya no tiene nada “gordo” que cambiar y su único fin es el cambio por el cambio, además existe un “observatorio para el cambio horario” o algo así, no sé su nombre exacto, y se tienen que ganar el sueldo (sueldo que encima les pagamos todos), también le dije que más perjuicio económico provocó la ley antitabaco y mira lo poco que protestó la gente, que lo mismo pasará con lo del cambio horario. También le dije que, como vive en una gran ciudad como Madrid, no es consciente del daño a la economía que ha provocado la ley antitabaco; en una ciudad grande hay de todo, cientos de miles que fuman, que no fuman, que fuman fuera, que dejan de salir, bares que dejan fumar dentro y que no (me dice que más de una vez le han ofrecido fumar dentro, él es fumador). Él no nota los cientos de miles que no salen porque sigue habiendo cientos de miles que salen, pero en una ciudad de 60.000 habitantes se nota, y mucho, sobre todo en los bares de barrio (claro, él no va a los bares de barrio de Madrid, va a los guays del centro). Total, que no se lo creía, que ni se va a mencionar lo del cambio de hora, ni lo ha oído de momento, yo le dije que ya lo oiría, y en poco tiempo. Todo esto lo cuento para que veáis lo ciega que puede estar la gente, porque con mi amigo ya he hablado de nuestro tema muchísimas veces, es un buen amigo, buena persona, inteligente, pero no ve toda la realidad, o no quiere verla, tampoco se puede meter en la cabeza que alguien haga algo por capricho, sin que el cambio suponga una ventaja.
    (por cierto, otro golpe a las terrazas, porque el cambio de hora afectará a la temperatura que se soportará a las horas de comida y cena que ahora son normales)

    Le gusta a 1 persona

    • Lecroix dijo:

      Si hay una cosa que me produce un sentimiento de humildad, es leer vuestros comentarios, Deckard. Cuantas veces me ha parecido que explicabais un concepto mucho mejor que yo, o que encontrabais un angulo que no se me habia ocurrido y es totalmente correcto. De veras espero que todos los que leen las entradas del blog, lean tambien los comentarios, que son la parte mas valiosa.

      En cuanto al PP decirte que ya me lo creo todo. Una vez mas, la ley del tabaco actuó como el canario en la mina, sirviendo de detector y alarma. El PP consintio la ley. El PP instituyo la persecucion generalizada tb hacia los que vapean. Todo eso dejaba claro que ese partido está más cerca ideologicamente del psoe que de sus votantes base. No se puede esperar nada bueno del actual PP. Es, no solo un partido tan corrupto como el psoe, si no ademas un partido q no reacciona y no pone las medidas para atajar el avance y el pillaje de los sinverguenzas. El PP está abonando el camino a una gran coalicion de todas las izquierdas, de las blandas a las durisimas. El PP está consintiendo y ayudando en la destruccion del pais y su cultura.

      Y no lo digo solo yo, q no soy nadie. Lo dice tb Esperanza Aguirre, que por fin ha decidido hablar claro y ha denunciado al partido pusilanime, cobarde, corrupto y anticonservador en que se ha convertido el PP. Y de nuevo la ley del tabaco nos deja ver quien merece la pena y quien no. Dejaremos el secretismo a un lado, que peores cosas ha tenido que aguantar esa señora y diremos que ella sp ha estado en contra de la ley del tabaco actual y nos ha expresado su apoyo en contra de la ley, en Facebook.

      Y tb tienes razon en q mucha gente no quiere ver el daño q ha causado y causa esta ley del tabaco liberticida. Cierto, en una gran ciudad hay tanta gente, q no es de extrañar q pueda haber locales llenos. Mas aún, logicamente a medida q cierran locales, los clientes que quedan se reparten entre menos establecimientos, dando en algunos casos, una apariencia de normalidad. Pero no hay mas q escarbar un poco para ver los daños terribles de la ley, no hay mas q preguntar a los q no tienen miedo a hablar, a los q no estan ciegos. Esta ley ha supuesto una destruccion de riqueza y empleo sin precedentes en la ya de por si tortuosa historia de la riqueza y el empleo en España.

      Al igual que Frank Davis y tb q Elena nuestra comentarista, yo tb espero q un dia los responsables de este vandalismo, pagado con el dinero corrupto de las farmaceuticas, sean llevados ante un tribunal y sean juzgados severamente, por crimenes contra la humanidad, tal y como Frank Davis suele expresar en su blog.

      Me gusta

  3. Deckard dijo:

    Se me olvidó comentar lo que dice Aeneas: claro que los fumadores podemos estar 7 horas sin fumar, yo por ejemplo nunca fumo por la mañana, hasta después de comer no fumo ningún cigarrillo, pero como él dice, yo voy al bar precisamente A FUMAR un cigarrillo acompañado de una copa, una cosa va unida a la otra, como los que toman su café siempre con leche o su té siempre con limón, para mí una copa sin un cigarrillo no tiene sentido, de hecho, prefiero no tomarla y, consecuentemente, no fumar el cigarrillo, en consecuencia también, un bar sin poder fumar tampoco tiene sentido para mí.

    Lo del cambio del uso horario no dudéis que lo harán (me equivoqué en los partidos: son el psoe y ciudadanos los que lo llevan en su propuesta conjunta, y el PP, en vez de luchar contra ello, hace lo que hizo con la ley antitabaco: si no puedes vencerlos, únete a ellos)

    Esperanza habló anoche de su libro en 13 tv y volvió a mencionar que además de los recortes y la corrupción, al PP le ha afectado la falta de ideología: la defensa de la libertad individual y la defensa de España y de los valores que tenemos como nación, qué desperdicio de no tenerla al mando del pp, mientras tanto Rajoy diciendo que el que sea liberal que se vaya al partido liberal, y el que sea conservador que se vaya al partido conservador, es para volverse loco, ¿entonces tú qué eres, hijo mío?

    Me gusta

  4. Pingback: La palabra y la espada | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s