Fiesta

I am a man of the North, from an Atlantic culture. Green pastures and rain, cider and bagpipes, that kinda stuff. Besides, my heart is more American than anything else. Therefore I’m not much into what I regard as a cultural phenomenon of the South: bullfighting.

And yet…

Soon bullfighting will be banned too. There’s no stopping the “progressive” leviathan that tyrannizes Spain and the rest of Europe. What they want, they get. Banning smoking in every single bar, redefining what a marriage is, taking us back to the dark ages with outdated technologies like wind power and electric cars, to name but a few of their dangerously crazy policies that have so much damaged freedom, the economy and my very own life.

I became aware of the bullfighting culture by reading Ernest Hemingway. I was just a kid then, still soaking in the liberal bull (excuse the pun) that already ruled the country (although a much milder strain, by today’s standards). And so I was against bullfighting. Till I read Hemingway.

Just watch the video. It’s amazing, simply amazing. How does the horse know what to do? How do human and horse “talk” and decide moves with such perfection? Why must this disappear? When this is banned, the bulls will become extinct. The fighting bulls. An entire species, gone. Oh I guess leftist will keep some old tame ones in their Haciendas, so kids can pet them and the story can be told about the mean matadores and their evil war horses.

I admit I’m not much of a fan, but I’m so tired of liberals turning the world upside down, of them turning assholes into heroes, real heroes into assholes. I’m tired of the city being choke full of illegal immigrants, of not being able to go to a bar and smoke in peace, of socialism smothering the economy, of rampant unemployment… I could go on for hours.

Bullfighting will soon be gone, banned. Just like smoking. No politician here has the balls to face the liberal cancer that’s killing everything. They are all socialists.

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Fiesta

  1. Deckard dijo:

    A mí tampoco me gustan especialmente los toros, y reconozco que, en ciertos momentos me da pena el toro, pero también me daba pena cuando de niño en la época de la matanza en el pueblo donde nací, llegaba el momento de matar al cerdo.Aunque no pueda evitar que me dé pena, sé que el hombre es el hombre, y el animal, animal.De pequeños nos decían que “natural” es lo que viene de la naturaleza, (o lo que ha creado Dios), y “artificial” es lo que ha creado el hombre.No es cierto:TODO es natural.Un coche es tan natural como una roca, porque el hombre que ha creado el coche es tan natural como una roca o un gato; si el destino del hombre es cargarse al planeta ese destino es tan natural como cualquier otra opción, el hombre se cree un pequeño Dios, pero no somos nada, somos un animal más, y nuestro objetivo último es el mismo que el del resto de los animales:sobrevivir, aunque esto que digo algunos lo disfracen de ecologismo buenista.No, yo nunca prohibiría los toros, y no sólo por los puestos de trabajo o porque pueda ser considerado un arte y haya inspirado a muchos artistas, sino por esas razones(más bien, parte de mi filosofía de vida), que he expuesto.Los toros:otra de las cosas que el gobierno dijo que iba a cambiar si llegaba al poder; es cierto que algo sí que han hecho, al menos los apoyan públicamente y han retransmitido alguna corrida en tv, después de años de sequía.No se trata de subvencionar(como tampoco se debería subvencionar al cine u otros espectáculos ¿por qué a unos sí y a otros no?), pero sí al menos de no poner trabas y que todo siga su curso, que es lo que deberían hacer con el tabaco.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      Que agradable es leer a gente sensata y razonable, Deckard. Por supuesto que todo es natural, incluyendo nuestras obras. Somos en efecto un animal mas, que en la busqueda de su supervivencia pone en marcha estrategias que le permiten competir. Exactamente igual q cualquier otra criatura. No creo que el ser humano tenga capacidad de cargarse el planeta. En 4.500 millones de años, el planeta y sus seres vivos han sufrido catastrofes a una escala tan colosal, q toda actividad humana debe verse al mismo nivel q el de una hormiga. Ni la hormiga puede cambiar el planeta, ni el hombre puede. Y a pesar de esas catastrofes colosales, la Tierra ha sobrevivido y la vida tambien. El planeta seguira su marcha, a su ritmo, mucho tiempo despues de q los hombres, como especie, se hayan ido.

      Y no, aunq yo tampoco soy fan, tampoco yo prohibiria los toros. No entrare a explicar razones y argumentos. No hace falta. Y tampoco estaria a favor de subvenciones. Si algo gusta y funciona, debe funcionar por si mismo, sin recibir dinero del estado. Del estado yo pediría, para los toros, el tabaco o lo que sea, que no ayude en nada, pero que no estorbe. Que no ponga trabas, como tu bien dices.

      Me gusta

  2. Lecroix dijo:

    Reblogueó esto en Contra la ley "antitabaco".

    Me gusta

  3. Pingback: Fiesta again, and just because | Contra la ley "antitabaco"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s