“Qué viene la izquierda!”

No_smoking_comrade

Escriben en Derecho a fumar:

“¿No se ha hecho ya suficiente daño a la hostelería? Pues parece que no, la policía municipal está retirando en Madrid todos los veladores, barriles y mesitas altas que tienen los bares fuera.
Acabarán con los clientes que no quieren estar dentro sin fumar.
¡¡Esto ya es demasiado!!”

Hasta ahora en Madrid se había mirado un poco hacia el otro lado, con esto de la ley del tabaco. Las organizaciones antitabaco se quejaban de que la policia municipal no multaba a los que se saltaban la ley. Esperanza Aguirre siempre se opuso a la ley del tabaco, por considerarla excesiva.

Pero soplan nuevos vientos en el ayuntamiento. Los recién llegados representan a una izquierda dura y una de sus manías es la persecución extrema a quienes fuman.

En general, en las páginas más populares que luchan contra las prohibiciones al tabaco, se evita la política.

Audrey Silk, fundadora de C.L.A.S.H (https://www.facebook.com/groups/111253694071/), me lo explicaba así: “pronunciarse a favor de uno u otro lado del espectro político, en el tema del tabaco, solo divide nuestras fuerzas en dos.”  Por ello, en su grupo, no se toleran comentarios manifiestamente a favor o en contra de ningún partido político, aunque ella personalmente esté mas cerca de las posiciones conservadoras.

No todos son asi. Frank Davis (https://cfrankdavis.wordpress.com/), de quien os he hablado en alguna ocasión, se define como un ex-progresista, más cercano ahora la las posiciones conservadoras (pero crítico con todo político que no defienda la libertad de escoger si se puede fumar o no en un sitio).  Para Frank, el tema de la prohibición, smoking ban, ley del tabaco o como deseemos llamarlo, es punto principal en el programa de cualquier partido. Y desde su punto de vista, las posiciones conservadoras son, en general, algo mas amistosas con quienes fuman.

Y así lo veo yo también.  No seré tan diplomático como Audrey, aunque eso divida las fuerzas de nuestra lucha contra la ley del tabaco. Para mi, la verdad es importante, casi más aún que la victoria en esta lucha.

Y la verdad es que estas prohibiciones al tabaco vienen siempre de donde vienen: de la izquierda. Y cuanto mas cavernaria, más acérrima es contra el tabaco y quienes fuman.

Esto no significa que no haya personas antitabaco en la derecha o en cualquier otro partido. Las hay.  No hay más que ver cómo se las gastaba la anterior ministra de sanidad, Ana Mato, con el tema. Llegó a prohibir los cigarrillos electrónicos. Prohibió el vapor de agua porque se parecía a fumar de verdad.  Y entre los votantes del PP también hay extremistas antitabaco. Son pocos pero están en todos los lados.

De la misma forma, en la izquierda hay votantes que están radicalmente en contra de la ley del tabaco. Muchos, montones de muchos.

Políticos de la izquierda en contra de la ley del tabaco no conozco ninguno, pero imagino que alguno habrá. En el armario, eso si, porque si se pronunciase contra la ley…se acabó su carrera política.

Así pues no me cabe la menor duda de que el odio al tabaco y a quienes fuman, parte siempre del mismo sitio: la izquierda política.  Su capacidad de propaganda es tal, que incluso votantes de centro o derechas acaban creyendo sus cuentos y se vuelven radicales antitabaco. Y el PP actual, un partido pusilánime que no sabe si va o viene, pero en cada viaje se lleva unos puñados de euritos, no tiene valentía suficiente para oponerse a la discriminación institucionalizada que supone la ley del tabaco.

La historia se ha repetido en el Reino Unido. La izquierda impone la ley. La derecha calla. Y se ha repetido en muchos ayuntamientos, provincias, estados y paises de todo el mundo. La izquierda ataca a quienes fuman. La derecha no hace nada y hasta en ocasiones colabora. El ejemplo más reciente es Nueva Orleans, en el estado de Louisiana, EEUU. Hasta hace unos días se podía fumar en el bar. Pero la concejal Demócrata Latoya Cantrell (izquierdas de nuevo), ha logrado implantar la prohibición total. Los conservadores no han plantado cara.

En todos los ayuntamientos, provincias, estados o países en en los que se ha logrado tumbar la ley del tabaco, la iniciativa ha partido siempre de los conservadores, en defensa de la libertad del individuo y de la empresa.

No tiene vuelta de hoja. Los políticos de izquierdas son abrumadoramente, antitabaco. Los de derechas, pusilánimes. No prohíben fumar por si mismos, pero si la izquierda lo hace, no les parece mal. Y solo dentro del conservadurismo que defiende la libertad del individuo y de la empresa a ultranza, encontramos resistencia al asalto intolerante de una izquierda que ha hecho de la persecución a quienes fuman, una de sus señales distintivas.

Ya se que habrá votantes de izquierdas a los que, aún estando totalmente en contra de la ley del tabaco, irritará esta verdad. Pero la verdad es tozuda y es la que es. Aquellos que fuman y se definen como de izquierdas, han de elegir entre su libertad para fumar y su afinidad política.  Los votantes de derechas que fuman, no están menos atrapados que ellos.

Esta entrada fue publicada en "Progresismo", Actualidad España, Cigarrillo electrónico, Contra la ley antitabaco, Expulsado del mundo, Intolerancia antitabaco. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a “Qué viene la izquierda!”

  1. Elena Sanz-Orrio dijo:

    Es muy cierto. Y yo me pregunto; ¿Por qué? ¿que tiene que ver la ideología de izquierdas con quitar libertades personales? No creo yo que las personas individuales, simplemente por ser de izquierdas, decidan que tienen que dejar de fumar o fastidiarse en la calle. ¿Quienes han dado esa consigna a los gobiernos de izquierdas? ¿que buscan conseguir con ello?
    Si alguien tiene una idea, mucho me gustaría que me la dijera, pues yo ya había observado eso y no le veía explicación.
    Y no es solo en España. Debe de ser una orden mundial.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      Yo tengo una teoría personal del porqué, Elena. Tiene que ver con el capitalismo. En general, la izquierda se posiciona contra las grandes compañias que tienen negocios prosperos y seguros. Entre sus objetivos estás las petroleras ( y para freirlas a impuestos y demonizarlas, han inventado lo del “calentamiento global”), las cadenas de comida rápida tipo McDonald’s ( y para freirlas a impuestos y demonizarlas han inventado lo de la “epidemia” de obesidad, que la comida rapida causa diabetes y cancer de colon, etc) y por supuestisimo las tabaqueras ( y para freirlas a impuestos han inventado que el tabaco es malo malisimo, causa cancer y hasta es capaz de matar a los que no fuman!).

      Es una cuestion de dinero e ideologia politica. La izquierda esta entre moderadamente y radicalmente en contra del capitalismo, dependiendo del partido. Atacar a las empresas con más exito, inventando mentiras sobre ellas, les reporta beneficios en varios frentes:

      1. Justifica la existencia de todo su entramado politico. Si estas compañias son “los malos”, entonces la izquierda son “los buenos”. Su mision es “salvar” a todas las pobres “victimas” de estas “malvadas” compañias. Se convierten asi en “heroes desinteresados”, totalmente imprescindibles.

      2. Dinero dinero dinero. Si se demoniza a esas compañias, el publico vera con buenos ojos que se les suban y suban los impuestos. Atacarlas no es mas que una forma mafiosa de chantaje. Y por supuesto, como muchas veces se olvida, el paganini final no es la multinacional, sino sus clientes. Si un gobierno le sube los impuestos a una multinacional, lo unico que hace la multinacional es trasladar ese coste extra a sus clientes, que son los que al final pagan todos los nuevos impuestos. Las compañias, no pagan impuestos. Se los pagan sus clientes.

      3. Contribuye al “cambio de sistema” que la izquierda desea para el mundo, que no es otro que “si una empresa gana muchisimo dinero, hay que ir a por ella”.

      Como demostración de esta teoria, tenemos el caso de la marihuana. No hay grandes multinacionales que ganen dinero de la marihuana, no legalmente. Asi pues la izquierda lo tolera, incluso lo anima. La marihuana tambien produce humo al arder, pero magicamente, segun la propaganda de la izquierda, es beneficiosa, medicinal. Y yo no digo que no lo sea. Lo que digo es que es basicamente igual que el tabaco, solo que ademas “coloca”. Como es posible entonces que el tabaco sea tan “malo” y la marihuana tan “buena”? La respuesta es que todo es una manipulacion.

      Y porqué la derecha es tan pusilánime a la hora de defender a las multinacionales y a sus clientes? Dinero dinero dinero.

      Demonizar equivale a freir a impuestos. Impuestos que al final paga el ciudadano. Asi pues, la izquierda le hace el trabajo sucio a la derecha. Gracias a la propaganda demonizadora de la izquierda, la derecha se beneficia de esos montones de impuestos extra. Y, maravilla de las maravillas, el ciudadano medio no protestará, le parece bien que se fria a impuestos a esas “malvadas” compañias que “destruyen el planeta y nuestra salud”. Y es que el ciudadano medio no se para a pensar que a quien le han subido los impuestos no es a la petrolera o a la tabaquera, sino a él mismo, cuando mañana acuda a comprar su gasolina o su tabaco.

      Y asi se establece esta relacion parasitica con las grandes multinacionales. La izquierda hace el trabajo sucio y la propaganda. La derecha mira para otro lado y se beneficia tambien. Solucion? Una ciudadania mas esceptica y mas informada, que ponga en duda las mentiras y que sea consciente que todo ataque al bolsillo de una multinacional, no es mas que un ataque a su propio bolsillo.

      Me gusta

      • Deckard dijo:

        Brillante respuesta Lecroix. Yo creo que la razón principal de que la izquierda esté en contra del tabaco es la que has expuesto, pero hay otra, menos importante, pero que influye también: la gente de izquierdas pone el interés del grupo, la sociedad, por encima del interés del individuo, por tanto, con su visión buenista de las cosas, creen que el tabaco es malísimo, no sólo para su salud, sino para la “salud social”, es decir, que genera gasto sanitario. Fuman, sí, pero se avergüenzan de hacer algo que creen que es malo para la sociedad, de hecho, creo que le dan más importancia al “perjuicio social” que al perjuicio para su salud individual, en el que muchos no creen.Tampoco le dan importancia a los impuestos que pagan en cada cajetilla, parece que eso tampoco compensa el “gasto social”. Lo de la marihuana, adelantaste hace tiempo, con gran visión de futuro lo que pasaría con este tema: que cada vez se vería con mejores ojos y se llegaría a legalizar; pues sí, ya está pasando en España: tanto Ciudadanos como Podemos(en Valencia) se han manifestado ya a favor del tema, dos partidos diametralmente opuestos, pero de la ley antitabaco, ninguno de los dos, ni una palabra.Cobardes.No, si a mí no me parece mal que se legalice, como no la uso, me da igual, esa debería ser la máxima de todo el mundo:si no me afecta, que se permita; lo que me molesta es que no mencionen siquiera el conflicto social que existe ahora, ya, con esta ley antitabaco.

        Me gusta

  2. Deckard dijo:

    En cuanto a tu entrada, Lecroix, estando en casi todo de acuerdo, hay una cosa que no comparto. Yo, con los años me he vuelto bastante pragmático:prefiero que se cambie la ley a que me den la razón, dicho de otra manera, si un partido que no me gusta llevara en su programa el cambio de la ley, y se manifestara en este sentido, yo le votaría, incluso a podemos.Sé que esto no va a pasar nunca, ellos nunca se van a pronunciar a favor de la libertad, va en contra de sus genes políticos, en contra de toda su ideología, pero si lo hicieran, serían ellos los que se acercarían a mí, no yo a ellos, se convertirían, al menos en este tema, en lo que yo quiero que sea un partido político. Puedes recriminarme, como alguna gente con la que hablo, que el tema del tabaco es un tema menor, que no puedo votar basándome sólo en este tema, pero sabemos que el tema no es menor, subyace en todo él la palabra Libertad.Mientras tanto, puesto que en mi circunscripción no se presentó el P-Lib, el único partido que lleva en su programa el cambio de la ley antitabaco, no me quedó más remedio que hacer un “voto particular”, como las magistrados que no están de acuerdo con una sentencia.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      jajajaja estoy contigo, creeme. Quiero decir, para mi el tema de la ley no es menor. Es en efecto la causa de la libertad. Y tb yo votaria a quien prometiese cambiarlo, fuese quien fuese. Pero como es un tema de libertad, aquellos que no creen en la libertad, nunca tendran el cambio de la ley en su programa, como bien dices. Y me gusta tu idea del voto “particular”, que comparto😉

      Tambien es cierto lo de dices de q la izquierda prima el interes “social” por encima del individual, pero en esencia eso no es mas q otro truco populista. La izquierda busca ser la “salvadora” de todas esas “victimas inocentes” Crear “victimas”, “malos malisimos” y “heroes” (ellos) forma parte de su tipica maniobra de extorsion y control. No dudo ademas que hay gente q fuma q se averguenza, q cree todas las mentiras, q le parece bien q le suban los impuestos “a ver si fumo menos”, q esta de acuerdo en q se lo pongan dificil para poder fumar en algun lado, etc. No sere muy amable y te dire q creo q tontos de capirote los hay en todos los sitios😀

      Me gusta

  3. Deckard dijo:

    La posición de Audrey Silk la entiendo y la comparto: es mejor no tomar parte por ningún partido político, no posicionarse para no perder apoyos y dividirnos, pero eso es compatible con lo que tú dices:expresar tus ideas, sean conservadoras, socialistas, liberales, etc; pero claro, a Audrey le pasa lo que a nosotros: que no hay ningún gran partido que apoye el cambio, entonces, lo inteligente es no apoyar a ningún partido, es al contrario, es el partido el que nos tiene que apoyar a nosotros.Creo que es bueno que hayamos dicho aquí que esta lucha está por encima de simpatías a algún partido determinado, de hecho, al principio todos teníamos “simpatía” por el PP porque nos hizo creer que iba a cambiar la ley y luego le hemos dado caña cuando no lo ha hecho.
    Muchas de las ideas que expreso aquí pueden parecer muy teóricas o filosóficas, pero no es cierto, la mayoría están basadas en lo que observo de la gente que me rodea:hay mucho tonto por ahí como tú dices:); lo que comenté sobre la gente que piensa en el “gasto social”, en “quedar bien”, en ” a ver si así fumo menos”, como dices, incluso en “mejor a 110, así gasto menos gasolina”, todo eso está sacado de gente que conozco, gente de 40 años, bueno, niños de 40 años que les gusta que les digan lo que tienen que hacer, (no se dan cuenta el ridículo que hacen, al menos ante mí, cuando hacen ese tipo de comenarios) hay más gente de la que parece que tiene pánico a tomar decisiones, por eso hay tantos videntes y tarotistas, no es cuestión de “futuro” sino de tomar una decisión.Para mí, en cambio, tomar decisiones es lo que me hace sentir vivo, (entre otras cosas, claro) aunque tome la decisión equivocada, en eso consiste la libertad, pero en España las cosas no funcionan así: la mayoría busca la protección paternal del Estado, protección al pobre, pero el más pobre soy yo (piensan), subvenciones frente a los principios de mérito y capacidad que figuran hasta en la constitución, y frente a, yo diría los principios de lucha y sacrificio por lo que uno quiere.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      Estoy de acuerdo en q la posicion de Audrey es la adecuada. Al fin y al cabo, hay gente con todo tipo de ideas politicas q fuma. Pero personalmente no quiero “proteger” o “disculpar” a los responsables politicos de la ley. Los señalo y luego señalo a sus complices. En un asesinato, no es lo mismo ser el q apuñala q el q acompaña al q apuñala. Ambos son culpables, pero el primero merece un castigo superior.

      Cierto q aqui no hemos ahorrado criticas al PP por su clara forma de mentir a la gente q fuma, para ganar las elecciones. Es un truco sucio, q los deja a la altura del barro. Y asi debe señalarse. No hay afinidad politica oficial en este blog. Simplemente se señala a los culpables y a los q toleran o colaboran. Por supuesto yo personalmente tengo mis ideas. Ideas q en general son muy parecidas a las tuyas. Merito, capacidad, lucha, sacrificio, son valores en los q yo creo. Los valores del individuo. Desafortunadamente, como bien dices en España muchos, demasiados, quieren q el estado les diga lo q deben hacer, pensar y sentir. Yo tb opino q ser asi, es hacer el ridiculo. Aprovecho para decirte q es un privilegio tener vuestros comentarios aqui. Teneis una logica impecable y una gran capacidad de ver mas alla, de leer entre lineas en todo este asunto de la ley.

      Me gusta

  4. Pingback: Manuela Carmena dinamita las terrazas de la Plaza Mayor. | Contra la ley "antitabaco"

  5. Lecroix dijo:

    Reblogueó esto en Contra la ley "antitabaco".

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s