De divisiones, guerras y paciencia

Tocahuevos

No entiendo muy bien el clima actual de división y enfrentamiento por todo. Creo entender cómo se ha producido, pero no entiendo porqué la gente lo ha aceptado. Siempre ha sido así? O es solo que yo por fin me doy cuenta…

Donde quiera que uno mira, hay una división entre las personas. Y no se acepta a los que no se deciden por un bando o el otro.

Las personas tienen que ser de los que fuman o de los que odian que se fume. Eres feminista o machista. Eres “facha” o eres “rojo”. Cosas así.

Me gusta fumar y no tengo ningún problema en que en un local o mil no esté permitido fumar. Me molesta, mucho, que no se pueda fumar en ninguno, eso es todo.

Admitiría mucho mejor a los antitabaco si hubiese locales en los que se puede fumar. Pero como no se puede fumar en ninguno, entonces radicalizo mi postura, dado que estimo que mi enemigo es radical. Mi enemigo dice que los que fumamos somos egoístas y causamos daño a los demás y que somos desconsiderados y maleducados y que se yo que más. Eso me enfada y me predispone contra ellos. Y así, yo mismo he entrado en el juego de la división que, alguien, no se quien, quiere para la sociedad.

Me pasa lo mismo con las mujeres. Es muy frecuente en internet y en la vida real, que las chicas lancen proclamas contra los hombres. Que si somos así o asa, que si hemos amargado la existencia a las mujeres, que somos abusadores por naturaleza, que las hemos sometido, que las despreciamos… Eso también me enfada. Yo no he cometido ninguno de esos crímenes. Si todo lo que postean muchas chicas sobre los chicos, lo posteasen los chicos sobre las chicas, hablaríamos de machismo y discriminación. Por qué entonces no esta mal visto el feminismo y su discriminación hacia los hombres? Por qué tengo que aguantar yo que se me ataque, si yo no he hecho nada personalmente? Y así radicalizo mi postura contra el feminismo y entro de nuevo en el juego de la división.

Y me pasa lo mismo con la política. No soporto a uno de los dos bandos. Pero automáticamente eso me convierte en alguien del otro bando y responsable también de sus crímenes. Se me ataca por algo que no he hecho y como consecuencia, radicalizo mi posición y entro de nuevo en el juego de la división.

Y así, al enfadarme porque se me ataca sin razón, quien tengo delante estima que realmente soy todo eso que decía que yo era: un fumador egoísta y maleducado. Un machista abusador. Un facha de mierda.

Por qué ocurre esto? Quién le ha metido la idea a la gente en la cabeza de que tiene que haber estas divisiones? Quién los ha convencido de que quien no está con ellos, está contra ellos?

Trato de basar mis (escasas) relaciones con los demás en el respeto. Acepto que hay diferentes opiniones. Si algo me molesta mucho, me alejo de ello. Dejo a los demás en paz. Creo en eso.

Pero parece ser que para muchos la regla no es esa. La regla es: pensarás como todos los demás, aceptarás todo lo que se te dice y si no te perseguiremos hasta que aceptes que tenemos razón o hasta llevarte a una postura radical que nos justifique lo que ya pensábamos de ti. Te tocaremos tantísimo los cojones, que te revolverás contra nosotros y así conseguiremos probar que eras eso, el fumador maleducado, machista abusador y facha de mierda que decíamos. De nada te servirá esconderte o evitarnos. Te perseguiremos, te acosaremos, hasta que seas uno de nosotros o hasta que pierdas la paciencia. Y entonces diremos que “ves? eres un intolerante”

Es como si una parte enorme de la sociedad se hubiera convertido en un troll pesado y abusivo. Y no hablarle no funciona. Sigue y sigue molestando.

No se como resolver este problema.

Esta entrada fue publicada en Contra la ley antitabaco. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a De divisiones, guerras y paciencia

  1. caprizchka dijo:

    Yo creo que las personas de mente débil han sido condicionados a creer que cualquier molestia — ya sea físico o psicológico — es la culpa de otra persona. Hegelianismo ha enseñado a los jóvenes de que sus sentimientos vienen de fuera y que no son otra cosa dentro de su propio control, pero que sus sentimientos debe ser obedecido. Las figuras de autoridad deben ser obedecidas por ellos también. La mala nutrición, pero aprobado por las figuras de autoridad, combinados con el estrés de la modernidad y la indefensión aprendida hacen cada insulto externo se sienta aún más pronunciada. Este ciclo de sentir y de culpar a alguien que no obedece la autoridad de los propios sentimientos forma un bucle de retroalimentación que se hace más fuerte con el tiempo. La única manera de romper el ciclo es probablemente un traumatismo grave que induce la revelación, aunque por supuesto trauma también puede consolidar el nuevo ciclo. Desafortunadamente no hay manera de razonar un sincopa afuera de una idea que no se origina a partir de la razón.

    Tenga en cuenta que las mujeres que no son feministas también son perseguidos y ellas viven con el temor de ser destruidos por la multitud como traidores. Algunos de nosotras, sin embargo se han cansado de vivir en el miedo y están a la ofensiva, tal vez porque hay menos para nosotros perder y podemos establecer además los syncopants perder el equilibrio, haciendo ellos que se revelarán.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      En efecto caprizchka, creo que el concepto de responsabilidad personal ha ido desapareciendo. Obedecer al estado y depender de él, parece ser la norma.

      Una mujer que no es feminista, me parece la mujer mas fuerte que hay. Se niega a ser victima, se niega a victimizar a otros. Es independiente y con criterio propio y no desprecia a los hombres. Es hora de que vosotras paseis a la ofensiva, si. Por el bien de las mujeres. Y de los hombres.

      Le gusta a 1 persona

  2. Elena Sanz-Orrio dijo:

    Magnifico artículo en todas sus vertientes.
    EStoy de acuerdo también con Caprizchka. Soy mujer, defiendo nuestros derechos y también la libertad de ser MUJER y no marioneta del sistema. No soy “feminista”, soy femenina y creo que a las mujeres nos han robado el derecho fundamental de ser nosotras..
    Los hombres (muchos), se han radicalizado contra las mujeres, como si todas pensaramos igual que esas “féminas” manipuladas y desgraciadas. No todas somos así, pero la imagen nos la cuelgan a todas.
    Nos estamos radicalizando todos. Creo que es lo que quieren, la desunión para hacer de nosotros lo que les convenga.
    Y aunque parezca de menor importancia, cuando se fumaba habia muchas mas tertulias largas donde cada cual manifestaba sus opiniones en un ambiente de amistad. Ahora los “rebeldes” nos quedamos en casa o nos marchamos pronto y quedan solo los peleles que repiten lo que oyen como si fuera dogma indiscutible.
    ES lo que quieren y lo que estan logrando. Silenciar a los que tenemos personalidad, cada uno con su ideología, sus opiniones y sus proyectos variados.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      Me encanta tu frase “No soy `feminista´, soy femenina”. La tomaré prestada para alguna entrada. Citandote, por supuesto🙂. Tienes mucha razon en que nos estamos radicalizando todos. Estamos cayendo en la trampa de la division y el enfrentamiento. Y en efecto han desaparecido las tertulias de tabaco y café y licores. Se está socavando el derecho de libre asociacion, de reunion e intercambio de ideas, fomentando ese pensamiento unico, el de los peleles y los dogmas q citas. No es de extrañar q el debate, el intercambio de ideas, se haya trasladado de la tertulia del bar a internet, ultimo reducto de libertad. Otra de las intenciones de este blog es q hablen aquellos q tienen personalidad e ideas.

      Me gusta

  3. Deckard dijo:

    Hola Elena, me alegro de volver a leerte, sinceramente.Cuando Lecroix puso en marcha este blog, yo dejé un comentario en el anterior de Javier, informando de éste, pensé que lo habríais visto, pero posiblemente para entonces la gente ya no visitaba el blog antiguo, espero que se vaya incorporando aquélla gente.En cuanto a lo que comenta Lecroix, creo que en España siempre hubo división entre la gente, creo que viene de siglos atrás, no sé si es la manera de ser española o es así en todos los países, pero veo que la gente aquí siempre ha estado muy polarizada: o está muy a favor o muy en contra de lo que sea, no se reflexiona suficientemente sobre el tema, se toma una posición y ya no se abandona, aunque interiormente se den cuenta de que estaban equivocados, y pasa en todos los temas: fútbol, toros, ahora con la ley antitabaco, por no hablar de la política, a lo largo de la historia:liberales contra carlistas, absolutistas contra liberales, republicanos contra nacionales.Siempre ha habido estas divisiones, pero, Lecroix, no son imaginaciones tuyas, hace años estas divisiones, que creo que están influidas en gran medida por el gran pecado nacional: la envidia, estaban amortiguadas por otras virtudes del español que se han ido perdiendo con el tiempo: la nobleza, el orgullo bien entendido, en definitiva, que la mayoría de la gente era buena gente, y podía discutir de cualquier tema con el vecino en el bar y luego no pasaba nada, aunque no se pusieran de acuerdo; ahora, como dice Elena, ni siquiera se discute porque si no hay cigarrillo después de la comida, tampoco hay tertulia, y los no fumadores que van a los bares no tienen ese tipo de tertulia, son conversaciones banales, cuando las hay, porque la mayoría de las veces van a navegar con sus móviles, con un zumito para toda la tarde.Lo del feminismo, a mí me molesta ese feminismo de las (y los) que creen que la mujer debe ser igual al hombre para cometer sus mismos errores, que una mujer cuando llega al poder de una empresa o país, en vez de hacer las cosas a la manera femenina, que no creo que sea mejor ni peor que la masculina, pero creo que es diferente, lo que hacen es imitar y prolongar la manera de hacer de sus colegas hombres, no se atreven a hacer las cosas a su manera, al final, esas feministas son las más machistas, las que perpetúan la “manera de hacer” masculina.No somos iguales, somos diferentes, pero complementarios, no tenemos la misma manera de ver el mundo, y mejor que sea así, es un mundo más rico, pero una cosa es la igualdad y otra la equidad.Igualdad de derechos, oportunidades y sueldos, por supuesto, pero no hay que intentar igualar cosas que ni las mismas mujeres quieren(un ejemplo:¿por qué la mujer ha ido prescindiendo cada vez más del vestido en favor del pantalón, cuando es una ventaja para ellas elegir entre un abanico mayor? porque ellas mismas perciben el vestido como algo no “feminista”, cuando lo deberían ver como algo femenino, como dice Elena.

    Me gusta

  4. lecroixkwdjer dijo:

    Tienes razon Deckard, muchas veces pienso que los “debates” se estan convirtiendo en “soy del madrid” o “soy del barsa”. No hay argumentacion, solo afiliacion a una idea fija, incuestionable. Y tb yo creo q ya no hay tertulias, pues el ambiente no es nada libre. No se deja una charla interesante para salir a fumar. Simplemente no se tiene la charla, o se tiene en otro sitio. Como internet, por ejemplo. Los bares saben de este fenomeno y por eso se esfuerzan en tener wi-fi para atraer a ese publico q se les escapa a la red. No podria estar mas de acuerdo con tu idea de q hombres y mujeres son diferentes y complementarios. Si para q sobreviva bien la especie no hiciesen falta dos sexos, con mentes diferentes, simplemente no los habria. Todos seriamos exactamente iguales fisica y mentalmente. Es una ventaja evolutiva no serlo. Los talentos de las mujeres se unen a los talentos de los hombres, haciendonos una especie mas flexible y adaptable. Igualdad de derechos, sp. Hacer iguales en todo a hombres y mujeres, nunca. No lo somos. En cuanto a lo del pantalon, las feministas mas recalcitrantes no querran ni hablar de faldas o vestidos, que probablemente sienten como una especie de “imposicion”. Una mujer normal bien sabe q puede ser muy femenina usando pantalones, faldas o vestidos. Y es mas, quiere ser serlo. Para mi, la feminidad en una mujer es algo maravilloso, extraordinariamente atractivo y bello. Y hay montones de mujeres superfemeninas, independientes y fuertes. No necesitan ser feministas o anti hombres para caminar con seguridad por la vida. Son mujeres mujeres, diseñadas por la naturaleza con puntos fuertes especificos, con extraordinaria resistencia fisica, tolerancia al dolor, prodigiosa empatia y una mente multitarea Juntos hombres y mujeres, forman el equipo imbatible que nos ha permitido conquistar el planeta.

    Me gusta

  5. Maoina dijo:

    Estoy de acuerdo con caprizchka, aunque no entiendo algunas frases, pero bueno, intuyo lo que quieres decir.Yo como mujer nunca he tenido ningún problema con los hombres por el hecho de serlo, ni laboral ni de otro tipo, más bien diría que ha sido al contrario, creo que he tenido más ventajas que inconvenientes.Me considero femenina, y además me gusta serlo, con todo lo que ello signifique.Para mí las relaciones con los hombres son como un juego (bien entendido) que no tiene nada que ver con el machismo ni el feminismo, sino con el juego de la vida.

    Me gusta

    • lecroixkwdjer dijo:

      Creo q tienes razon Maoina, una gran mayoria de hombres trata muy bien a las mujeres. Es q nos caen bien las mujeres!😀 Me gusta q una mujer se considere femenina y le guste serlo, es algo q produce atraccion inmediata. Por mi parte me gusta tb mi condicion masculina y me encanta recibir la aprobacion de una mujer (una sonrisa al abrirle la puerta, por ejemplo)🙂 Es en efecto una especie de juego, el juego de la vida misma, como bien has dicho. Ni machismo ni feminismo. Solo hombres y mujeres. Personas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s