Barra Barra

Las matemáticas, cuando se usan honestamente, tienen la buena costumbre de contar verdades. Pueden predecir el futuro con precisión. Esta capacidad de las matemáticas para pronosticar acontecimientos futuros, que se adentra casi en lo divino y lo esotérico, ha sido explotada con frecuencia en los guiones de la ciencia-ficción. La Psicohistoria de Asimov era eso precisamente: una herramienta matemática con la que predecir el futuro de grandes masas de individuos.

Pero no hace falta irse a la ciencia-ficción. Las mates predicen el futuro habitualmente para muchas empresas. Las empresas de seguros saben con excelente precisión cuantas personas y de que edades se morirán en cada época  del año. O el número de accidentes de un tipo u otro. No podrían ganar dinero si no pudiesen predecir el futuro matemáticamente.

Como Asimov dejaba claro en sus novelas psicohistóricas, predecir el futuro de un individuo con precisión no es posible para las matemáticas. Pero si es posible predecir el futuro de grandes grupos de personas.

Si queréis pasar un domingo más tranquilo y feliz, la recomendación sería que dejáseis el video que mostraremos, para otro momento. O para nunca. Total, no parece que como individuos podamos hacer mucho. El tema se trató ya en El fin del mundo, El fin del mundo otra vez, El ingeniero del Titanic y en El Apocalipsis, pero a pesar de ello, posiblemente ninguna de esas entradas puede hacer ver las cosas con tan aterradora claridad  como lo hacen las matemáticas. Unos números sencillos y ahi está: el futuro.

En realidad hace tiempo que sospechamos la realidad de ese futuro. Hace tiempo que vemos algunos indicios. Por seguir un poco con la escena del Titanic, hemos notado un temblor en cubierta. Y parece que el buque escora un poquito. Pero por lo demás, todo aparenta estar en su sitio. Sin embargo el ingeniero ya ha hecho los números y sabe que en dos horas, el buque estará en el fondo del mar, aunque no lo parezca.

Las matemáticas predicen el futuro.

En menos de 30 años, no será la gente que has conocido la que viva en tu ciudad, en tu edificio. Será otra.

“Las mujeres no tenemos por qué salvar el mundo teniendo niños. No es nuestra obligación.”

-Dogma del “feminismo” actual-

El video tiene ya casi 10 años. Subtítulos automáticos disponibles solo en inglés. Música excelente de la película “Black Hawk Down”, tema Barra Barra (¡Fuera! ¡Fuera!). Letra disponible en español aquí.


Publicado en "Progresismo", Actualidad España, Contra la ley antitabaco, Decadencia de Occidente, Expulsado del mundo, Historia | 2 comentarios

El billón de mentes

Reflexión:

Hay aproximadamente 1.200 millones de personas en el mundo a las que les gusta fumar. Usando la nomenclatura anglosajona, 1 billón, así redondeando. Es imposible no preguntarse por qué el globalismo, el NOM, está tan interesado en que la gente no fume. ¿Por qué? ¿Por qué esa fijación?

No puede ser que el NOM crea que el tabaco es tan malísimo. La ciencia no se sostiene. Y no puede ser que el NOM quiera “cuidar” de nuestra salud.  Aproximadamente otro billón de personas en el mundo no tiene acceso regular a agua potable. Y eso sí que es un problema de salud. Con el dinero de Rockefeller se podría corregir, sin duda, esa situación. Pero no se ha hecho.   Así que la salud, no puede ser lo que interesa al NOM cuando persigue al tabaco.

¿Guerras comerciales? ¿Control de la industria? ¿Avaricia recaudatoria? Sin duda algo de eso hay. El negocio del tabaco es fabuloso, tan fabuloso como el del petróleo. Hay muchos intereses creados.

Pero esa no puede ser toda la historia. La inquina, el radicalismo obsesivo con el que se acosa a quienes fuman no tiene punto de comparación con los clientes de otros productos. Tiene que haber algo más.

Y la explicación verdadera, la que más pesa, está en la mente. El tabaco despierta la mente. No la atonta como el alcohol o las drogas. La despierta. El tabaco permite a la mente trabajar más y mejor. La imagen del intelectual, el escritor, el pintor, el músico o el científico, cigarrillo en los labios, creando, es icónica. Einstein decía que pensaba mejor con su pipa. Umberto Ecco dice que el tabaco le ayuda a trabajar. El ficticio Sherlock Holmes alababa las virtudes de su cachimba.

Los camioneros fuman para no dormirse y seguir teniendo energía. Y lo hacen los soldados, que sin su tabaco tendrían más dificultades para aguantar el sueño y el hambre. El tabaco es un poco como el café, solo que mejor, porque fumar calma, da serenidad, invita a la reflexión. Y no produce resacas, ni violencia. ¡Fumar funciona!

Ahí está la clave, por fin. Un mundo que fuma menos, es un mundo que piensa menos y piensa peor. Y ya hay claros indicios de que desde los años 90, el coeficiente intelectual global en occidente ha disminuído. Y fue precisamente en los 90 cuando la guerra al tabaco comenzó en serio…

Todos nuestros grandes logros se hicieron cuando todo el mundo fumaba. La Sala de Control de Houston cuando fuimos a la Luna estaba llena de genios fumando.

dojjwnload.jpgdownload (1).jpgdownload (2).jpg

Han pasado casi 50 años desde entonces y hemos dejado de fumar y no hemos vuelto a la Luna. ¡50 años!

¿Os imagináis que a Colón, tras regresar de las Américas, los Reyes Católicos le hubiesen dicho: “bueno, vale, un continente nuevo, y qué. Que quemen las naves.”?

A los 50 años del regreso de Colón, España ya había explorado territorios desde Tierra del Fuego hasta Alaska. En 50 años y con naves de madera, sin motores electricidad o radios. ¡En 50 años!  Y por supuesto, el tabaco ya estaba en todas partes, alimentando las mentes y los cuerpos de los marineros, los capitanes, los geógrafos, los cronistas, los artistas…

Y lo que ocurrió en los siguientes siglos, Los Siglos del Tabaco, fue algo prodigioso, nunca visto en la Historia de la Humanidad.

Fue una explosión de creación y descubrimiento que desde el Renacimiento hasta los años 90 del siglo XX produjo las más extraordinarias obras del intelecto humano. Cervantes, Shakespeare, Newton, Galileo, Einstein, Picasso, Da Vinci, Miguel Ángel, Velázquez, Goya, Mozart, Beethoven. Y también Castro o Kennedy o Churchill o el Che. Y mil más.

Y las revoluciones de ese motor prodigioso de intelectualidad y actividad, empezaron a bajar nada más comenzar la guerra contra el tabaco. A partir de los años 90, la mediocridad comenzó a adueñarse de occidente…

Queda claro ahora por qué se persigue al tabaco. Una población que no fuma es una población más dormida. Fijáos en cómo cambian muchas personas inteligentes cuando dejan de fumar: la chispa se va. El toque de genialidad indescriptible que tenían sus mentes, desaparece, pierde el filo. Es perfectamente visible que se vuelven más “normales”.

Y digo “inteligentes” porque se hace necesario terminar esta reflexión con un toque de humor. De donde no hay, no se puede sacar, y aunque ZP y Rajoy fuman (o fumaban), no se puede decir que eso les haya ayudado mucho a pensar mejor…

Rajoy-en-estado-puro

Publicado en Contra la ley antitabaco | 6 comentarios

Siete corazones y un billón de mentes: los siete corazones

La muerte del Rey del Mundo no es el final

David Rockefeller (1915-2017)

Ocurrió esta semana.  El multibillonario sufrió un fallo cardíaco insuperable a los 101 años de edad.  Las malas lenguas dicen que acababan de transplantarle su séptimo corazón…

Si bien no es posible confirmar que realmente recibió 7 corazones (y dos riñones) a lo largo de su extensa vida, lo que sí está confirmado y es bien sabido es que David Rockefeller, nieto del mítico magnate del petróleo J.D. Rockefeller, era el Rey del Mundo. Y el más poderoso de los defensores implantadores del Nuevo Orden Mundial. David Rockefeller era la cúpula del Club Bildeberg, el llamado tercer nivel, donde realmente reside el control del mundo.

Con más dinero que muchos países juntos, Rockefeller ha dedicado su vida a imponer su visión de un mundo feliz.  Esta visión, que ha triunfado sin lugar a dudas en el mundo y en especial en España, incluye todos los puntos que tantas veces se han tratado aquí:

  • Globalismo: gobierno mundial, población homogénea, desaparición de fronteras, destrucción del concepto de nación.
  • Alarmismo climático: control total de la producción industrial y hábitos de consumo.
  • Desaparición de la clase media: en especial, el hombre blanco tradicional.
  • Acoso al cristianismo: en especial el catolicismo.
  • Desaparición de la familia tradicional: ataque a la mujer tradicional, feminismo radical, redeficinión del matrimonio, promoción de agendas homosexualistas radicales, redefinición de sexos.
  • Culto fanático a la “salud”: ideología radical antitabaco, anticarne, antiazúcar, promoción del vegetarianismo, la delgadez y el ejercicio físico.

La implantación de estas ideas se ha llevado acabo mediante la presión sobre los dirigentes políticos de las naciones  y fusión de megaempresas clave como la industria del cine y la tv o los medios de comunicación. Seis gigantes controlan hoy en día la inmensa mayoría de lo que leemos, vemos o escuchamos. Todos ellos sin excepción venden globalismo, camuflado en sus productos:

Illusion_of_Choice_0.gif

No hay escapatoria. Si te gusta Spiderman, el globalismo ya dirige también el guión de sus aventuras. Y el de las princesas de Disney. Mira esos nombres tan familiares de nuevo. Todos venden lo mismo porque todos tienen los mismos dueños. También son los dueños de casi todo lo que se lee, ve u oye en España.

Lo mismo ocurre con los políticos. Ya no importan ni izquierdas ni derechas. Todos los políticos son también el mismo producto y tienen también los mismos dueños. La globalización parece imparable, especialmente en España.

Y el gran pionero en imponer los ideales globalistas en España fue el (insértese adjetivo descalificativo) de ZP, quien recientemente nos ha recordado eso, que no tenemos escapatoria:


“Que nadie les engañe. La globalización no es una conspiración neoliberal ni de nadie; es el reparto de la riqueza entre aquellos países que estaban en vías de desarrollo y es fruto de la revolución tecnológica y ni Trump ni Tromp podrán detenerla” -ZP


Sí. Y la ley “antitabaco” española es también “lo que se hace en todos los países”, ¿verdad?

Personas como esta nos han destruido. Rajoy también, qué duda cabe, así que quizás por primera vez en la vida ZP tenga razón en algo: no hay escapatoria.

El Rey del Mundo Rockefeller lo ha dejado todo atado y bien atado, el plan continúa.

Siguiente: El billón de mentes.

Publicado en "Progresismo", Contra la ley antitabaco, Decadencia de Occidente, El Nuevo Orden Mundial | 1 Comentario

On The Banks Of The Volga

Frank Davis

H/T MJM for this shocking video that I hadn’t seen before:

It really demonstrates just how murderous Tobacco Control really is. I keep the Wall Of Hate (also the work of MJM) in my right hand margin. But the Wall Of Hate is just the spewings of hatred of smokers and smoking by antismoking footsoldiers, gleaned from comments under various news articles. This video, however, is an expensive production. It’s a 25-second piece of murderous artwork. It would have had to have been put together as carefully as a high quality TV ad. It’s got some high quality special effects (assuming that they didn’t actually kill off a two or three dozen smokers while shooting it). In short, there’s a lot of care and attention and money that has gone into making it. So this isn’t coming from a few footsoldiers: it’s coming from the top. It’s coming from high…

Ver la entrada original 1.194 palabras más

Publicado en Contra la ley antitabaco | Deja un comentario

NOS HAN DESMANTELADO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

General Dávila

Nos han desmantelado

En el libro de Narcís Serra SerraLa transición militar. Reflexiones en torno a la reforma democrática de las fuerzas armadas se expone un detallado guión del proceso a seguir con los ejércitos hasta conseguir llevarlos a donde ellos querían. Se ha cumplido a rajatabla, por ellos y por todos, sin salirse ni un ápice del guión marcado. Solo extraigo un párrafo del libro: ‹‹El caso español aconseja que las reformas (se refiere a las reformas militares) se inicien en el campo del control económico, que ayuda a imponer orden en la actividad económica de los ejércitos y a programar su actuación. En este campo, los civiles son más expertos y su intervención puede dar resultados positivos a corto plazo››. El resultado ha sido una deuda desorbitada en el ministerio de defensa y llevar al borde del colapso a las unidades militares. La sabiduría y buen…

Ver la entrada original 686 palabras más

Publicado en Contra la ley antitabaco | Deja un comentario

Entrevista con Frank Davis

 

Entrevista de Frank Davis para CCTV en el programa The Smoking Section. Muy interesante, llena de pensamientos y sentimientos familiares. El momento, el día en el que la prohibición total cayó sobre el país, es difícil de olvidar.

La entrevistadora le pregunta por ese momento en concreto, ya que en EEUU no hay una ley absoluta para todo el país y siempre es posible irse a otro pueblo, a otra ciudad y fumar en paz en el bar.

No es así en el Reino Unido ni mucho menos en España, que tiene una ley aún más estricta. Habla Frank de la ira que sintió ese día y que siguió sintiendo intensamente durante muchos meses, llegando a preocuparse por su salud si no lograba calmarse. Esa ira que ya por fin domina, pero que no desaparece y que es la que le anima a seguir luchando.

Sentimientos sin duda muy familiares con los que uno se identifica completamente.

Nota: la opción de subtítulos autotraducidos al español de YouTube está disponible para este video.

 

 

Publicado en Contra la ley antitabaco | 3 comentarios

Sitting On Emily’s Knee

Very, very pleased to finally meet you, Frank. And congrats for the interview.

Frank Davis

Well, here it is. The interview. Although everyone seems to have seen it already.

It actually seems much more polished than it did at the time. I thought I was mumbling, and not finishing my sentences. But in the video I was actually talking tolerably well. Apart from the smacking sound which seemed to be coming from my lips smacking together after I stopped talking. Or perhaps it was coming from my loose denture. I do have a denture. And it is a bit loose. So maybe that’s what I actually sound like in real life. Mr Smacky. You know, that guy who sits outside in summer with a beer and a cigarette, and whose lips smack together like clapping hands whenever he says anything.

But I think it was probably actually a consequence of my lapel microphone, clipped to my gown, being a bit too close to my mouth…

Ver la entrada original 562 palabras más

Publicado en Contra la ley antitabaco | Deja un comentario

El Asador de nuevo

Una de nuestras lectoras propone que hagamos una visita al Asador Guadalmina.

Para los que son más nuevos en este cuaderno, explicar que el Asador Guadalmina de Marbella fue el más notorio local rebelde contra la ley “antitabaco” en España.  Durante los primeros meses de la Prohibición estuvo en todos los medios de comunicación y fue la sensación del momento. Y por supuesto los medios de comunicación se dedicaron a crucificarlo por negarse a cumplir la ley, mientras los políticos hacían lo propio con armas bastante más poderosas.

download

Siendo un local de fama, tenía entre su clientela a importantes políticos del PSOE y el PP. El PSOE de Andalucía inició una jihad espectacular contra su dueño, apoyada en medios de comunicación afines, organizaciones profesionales antitabaco y voluntarios de calle. Aquello fue un linchamiento público al grito de “facha” y “asesino”.

Es difícil imaginar como el dueño pudo soportar la tensión de tener a toda la progresía de España tras él y a la práctica totalidad de los medios de comunicación pidiendo  su cabeza y arengando a las masas.  La fortaleza y determinación de Jose Eugenio fueron algo que inspiró enorme admiración y no pocos imitadores solidarios que también se negaron a cumplir la ley.

El PP por su parte prometió a Jose Eugenio, por canales no oficiales,  que una vez ganasen las elecciones quitarían la ley y la libertad volvería. Tú vótanos y nosotros lo arreglamos. También Rajoy nos prometió eso a todos en la famosa entrevista de Antena 3:

“Mire ushté, yo creo en la libertad. A mi me gushtaba másh la ley anterior y creo que she pueden arbitrar fórmulash que shatishfagan a todosh blablabla….”

Pero los políticos son como son y además tienen la sartén por el mango siempre. El PSOE andaluz multó una y otra vez al Asador, con cantidades astronómicas. El Asador recurrió las multas (que se sepa, no ha llegado a pagar ninguna a pesar de que le han tentado haciéndole un jugoso descuento en el montante). Como las multas no daban un resultado rápido, finalmente el PSOE desalojó y precintó el local por la fuerza. No volvería a abrir hasta que cumpliese la ley “antitabaco”.

Los medios de comunicación celebraron la victoria sobre el rebelde “facha” y las organizaciones antitabaco mejor remuneradas de España sonrieron ufanas: hemos aplastado al enemigo, nadie se atreverá ya a desafiar nuestra ley.

¿Y el PP?

Ganó en efecto las elecciones y por mayoría absoluta. Un par de firmas de Rajoy, el que creía en la libertad, y la ley sería historia. La libertad realmente estaba al alcance de la mano…

Pero el PP prometió hasta meter, y después de metido, nada de lo prometido. El Asador se dió cuenta de que estaba solo y ningún político era de fiar. Otros muchos también nos dimos cuenta.

Los medios de comunicación, las organizaciones antitabaco, los chivatos y los políticos, olvidaron al Asador derrotado que había servido de escarmiento a toda España. Pero Jose Eugenio nunca se rindió y unos años más tarde, volvió a anunciar en Facebook que permitía fumar en su local.

No hubo revuelo esta vez. Quizás, sospechamos, porque el Asador probablemente ha construido una terraza cerrada ilegal, de esas que pagan un montón en impuestos. Y como el Asador entonces ya paga el “impuesto revolucionario” que supone la ley, le dejan en paz aunque permita fumar ilegalmente. Los antitabaco no están tan contentos ni mucho menos con estas terrazas, pero al político medio le interesa más el dinero que la ideología antitabaco.

Y esta es la historia del valiente Asador Guadalmina, que nuestra lectora propone visitemos. En el pasado Jose Eugenio invitó a aquellos que estamos en contra de la ley a visitar el local cuando queramos (y promete dejar fumar 😉 ).

Por ello si estáis interesados, podéis dejar un comentario aquí o enviar un mensaje privado a nuestra página de Facebook si lo preferís y se va organizando la cosa. O simplemente podéis pasaros por allí cuando queráis. El local tiene merecida fama y sospecho que un rincón especial en su corazón para los que estamos contra esta ley “antitabaco” tan excesiva.

También quizás podáis hacerle un favor al Asador pues parece ser que sigue teniendo enemigos:

¡¡Necesitamos vuestra ayuda!!
El pasado domingo este individuo causó daños en el Asador Guadalmina. Tenemos las imágenes del momento. Si puedes darnos alguna pista de su identidad, te lo agradecemos. No podemos pasar por alto actos vandálicos como este.
Por favor, comparte. Muchas gracias.

ACTUALIZACIÓN:  hoy a las 12:00 del mediodía.

17458106_1651243818222665_8624160385948629928_n

Publicado en Contra la ley antitabaco, El que resiste, gana, Intolerancia antitabaco | 9 comentarios

“What Can Smokers Do To Fight Back?”

Frank Davis

Tobacco Control always presents itself as being on the side of the angels. They see themselves as knights in shining armour, riding out from their hilltop castle to fight and kill the smoke-belching dragon of tobacco.

But the way I see them, they’re actually just plain evil. They do far more harm than good. In fact, I’m not even sure they do any good at all. They don’t really have an idea of “good”, except a highly restricted concept of “health”, which boils down to “longevity”. For them, the good life is the long life. Nothing more, nothing less. Anything else – happiness, freedom, wealth, community, truth, honour, or whatever else you might care to mention that might have something faintly “good” about it – simply doesn’t count.

But if they have a diminutive, abbreviated idea of “good”, they have a vast and elaborate concept of “evil”, in the…

Ver la entrada original 1.005 palabras más

Publicado en Contra la ley antitabaco | Deja un comentario

No reanimar

No reanimar
Publicado el 21 de marzo de 2017 por Frank Davis

 

Un pasaje en un comentario de Rhys anoche fue como una especie de sacudida.

Espero que Gran Bretaña sea mejor que Canadá, porque aquí los de urgencias no entran en tu casa si fumas.

Yo también lo espero. Pero no me sorprendería demasiado que el servicio de ambulancias del Reino Unido tuviera hoy en día órdenes estrictas de no entrar en ningún edificio donde vivan fumadores. O en cualquier coche en el que haya alguien fumando.

Puedo imaginarme a un auxiliar sanitario todo manchado contando su experiencia a las cámaras de televisión: “Bueno, llegamos al coche que estaba en llamas  en el centro de la colisión múltiple y estábamos a punto de forzar la puerta,  cuando nos dimos cuenta de que el conductor tenía un cigarrillo en la boca. Así que tuve que decirle a los muchachos que se retirasen y se alejasen los 2o metros requeridos. Lo único que pudimos hacer fue mirar con impotencia como las llamas lo consumían. Fue algo horrible de ver. Horrible.”

Si los de urgencias no pueden entrar en los hogares de los fumadores, es una sentencia de muerte para los fumadores. Lo mismo si los bomberos no pueden. A los fumadores ya solo les falta llevar un cartelito de “No Reanimar” escrito en mayúsculas.

Y de esta manera, lo vi de inmediato, es como se va a llevar a cabo el holocausto de los fumadores. No habrá cámaras de gas para los fumadores. La experiencia de los Nazis le ha enseñado a los antitabaco que la gente responde con asombro y horror a los asesinatos masivos a gran escala cometidos en un lugar determinado en un período muy corto de tiempo. Así que en su lugar van a buscar un holocausto a largo plazo, a cámara lenta en que los fumadores sean eliminados gradualmente, uno por uno, aquí, allá y en todas partes. Será un holocausto que ni siquiera se notará.

Después de todo, sólo nos damos cuenta de las colisiones múltiples o los accidentes aéreos o los terremotos, porque producen la muerte simultánea de un gran número de personas en un lugar en particular. Muchas más personas mueren cada día que las que mueren en todos estos desastres separados juntos. Pero no lo notamos porque es algo que le ocurre a muchas personas individualmente, en muchos lugares diferentes, y por muchas razones diferentes.

El holocausto creado por los antitabaco -que en realidad ya está bien avanzado- se está llevando a cabo simplemente aumentando la probabilidad de que los fumadores mueran prematuramente. Y lo hacen a través del aislamiento, la exclusión, la negación de tratamientos médicos, trabajos, alojamiento, etc. Simplemente haciendo que la vida sea más difícil para los fumadores, de innumerables maneras diferentes, están aumentando de manera fraccionaria las tasas de mortalidad de los fumadores y asegurando que sus números disminuyen proporcionalmente más rápido que los de otros grupos sociales más favorecidos.

Y dado que han adoctrinado a todos para pensar que “los fumadores mueren antes”, la muerte repentina de cualquier fumador no llama la atención en absoluto. De todas formas se estaban matando a si mismos, los pobres idiotas. Nadie nota que los fumadores están siendo asesinados por los antitabaco y no matándose a si mismos. Pero esto es probablemente casi imposible demostrarlo.

Es un holocausto a cámara lenta que se está llevando a cabo desde hace varias décadas. Los antitabaco son muy pacientes. Todo lo que quieren hacer es reducir gradualmente el número de fumadores, sin llamar la atención sobre su propia responsabilidad por sus muertes, ya que toda la culpa de esto se achaca a los fumadores mismos.

Podría decirse que en la Alemania nazi hubo un holocausto similar a largo plazo, a cámara lenta, mucho antes de que hubiera campos de la muerte o cámaras de gas, o planes para ello. La vida se hizo muy difícil para los judíos, los gitanos, los homosexuales, los testigos de Jehová y otros grupos sociales marginados. Y probablemente muchos de ellos murieron prematuramente como resultado de ello, ya que perdieron sus hogares, sus trabajos, sus amigos, sin que un solo nazi en realidad levantara nunca un dedo contra ellos. Lo que ahora llamamos el Holocausto fue lo que ocurrió sólo en los últimos años de la era nazi. Y probablemente sólo ocurrió porque los nazis podían ver, después de 1941 o 1942, que estaban perdiendo la Segunda Guerra Mundial, y sentían que necesitaban apurar las cosas, porque ésta era su última oportunidad. Y si la Segunda Guerra Mundial no hubiera estallado, probablemente no hubiese habido campos de exterminio ni cámaras de gas, porque la erosión gradual de los judíos a través de medios no violentos habría causado que 6 millones de judíos murieran “prematuramente” a lo largo de un periodo más largo y en un área más extensa – algo que nadie probablemente habría notado.

La diferencia entre hoy en día y la era nazi no radica en el pensamiento eugenésico que subyace en las campañas antitabaco, sino en el número muy superior de personas involucradas. Si en el este de Europa había sólo 6 millones de judíos, hoy hay cerca de 1.500 millones de fumadores en todo el mundo. Así que el holocausto del fumador será al menos 250 veces mayor que el holocausto judío.

Y otra diferencia es que esta vez no habrá dónde escapar. Los judíos de la Alemania nazi podían huir a los países adyacentes, y muchos de ellos lo hicieron. Pero como los antitabaco están involucrado en asesinatos masivos en todo el mundo, los fumadores no tendrán dónde ir.

Y es muy probable que les acompañen los bebedores, la gente gorda, los negacionistas del cambio climático y cualquier otro grupo social que no esté bien visto, todo ello por el noble objetivo de reducir la población humana de la Tierra a un nivel “sostenible”.


Artículo original: Do Not Resuscitate por Frank Davis
N. del T. :  Tobacco Control ha sido traducido como “los antitabaco”, término más común en español para denominar a las organizaciones que persiguen al tabaco, sus fabricantes y sus consumidores.

 

 

Publicado en Contra la ley antitabaco | 1 Comentario